Ads 468x60px

Cancela las palabras de maldición y bendice


(Cancela las palabras de maldición y bendice). Como nos enseña la Biblia, no sólo hay poder en nuestra boca para bendecir, también en el nombre de Jesucristo hay poder y autoridad para romper las maldiciones y cadenas demoníacas generacionales, recuerda que la palabra de Dios es como una espada de doble filo…


  


Cancela las palabras de maldición y bendice.

1) En primer lugar tengamos en cuenta que seguramente en el pasado hubo palabras de maldición sobre nosotros, sobre nuestros hijos y nietos, pues ahora en Jesucristo el Señor es el tiempo de cancelar aquellas palabras y declaraciones necias y trágicas, y declarar más bien palabras de bendición, fe, prosperidad, victoria, y demás que nos guie el Espíritu Santo.

Usando la autoridad que Cristo nos ha dado debemos levantar una oración delante de Dios para que aquello que el Señor diseñó para nuestros hijos y para nosotros desde antes de la fundación del mundo sea una realidad y venga su cumplimiento.  

2) En segundo lugar debemos recordar aquí que la palabra de Dios dice: “Tú formaste mis entrañas, me hiciste en el vientre de mi madre… Mi embrión vieron tus ojos, y en tu libro estaban escritas todas aquellas cosas que fueron luego formadas, sin faltar una de ellas”. Desde antes de nacer ya estábamos planeados y diseñados.



Y como nos enseña la Escritura el Señor diseñó la familia, el matrimonio y la continuación de la fe y de la vida en Cristo Jesús a través de cada uno de nuestros hijos.   

3) En tercer lugar tengamos presente que nuestros hijos, nietos, bisnietos, etc, son un regalo de Dios, que debemos cuidar y formar con amor y responsabilidad ante los ojos del Señor, animándolos y guiándolos al plan divino; conscientes nosotros mismos que somos un modelo de vida para ellos, somos un ejemplo a seguir.

Abre tus labios y declara bendición sobre tu vida y sobre la de tus hijos, declara con fe y confianza en las palabras de Dios el cumplimiento del plan divino en la vida de cada uno de ellos.     







5 Comments: