Ads 468x60px

Jesús nos protege del peligro

Jesús nos protege del peligro
(Jesucristo nos protege del peligro). De manera contundente la Biblia nos enseña que el Señor Jesús nos ayuda y acompaña cuando aparece toda clase de peligro. Los hombres de Dios en la Escritura vivieron tiempos difíciles, de oposición, persecución y peligro, pero el Señor fue su escudo protector, Dios siempre nos gurda del mal, veamos Hechos 27:20-25... 
Jesús nos protege del peligro:  

Hechos 27:20-25“Y no apareciendo ni sol ni estrellas por muchos días, y acosados por una gran tempestad no pequeña, ya habíamos perdido toda esperanza de salvarnos… Entonces Pablo dijo: os exhorto a tener buen ánimo… Porque esta noche ha estado conmigo el ángel de Dios de quien soy y a quien sirvo, diciendo: Pablo, no temas; es necesario que comparezcas ante César, y he aquí, Dios te ha concedido todos los que navegan contigo..”.

El apóstol Pablo es llevado a Roma. Aquel largo viaje en barco enfrentó muchas dificultades porque lo hicieron cuando empezaba ya le invierno, aquel momento era tan difícil que ellos ya habían perdido toda esperanza de salvarse, todos pensaban que iban a morir.  

Pero en medio de aquel naufragio, en una noche de frustración y desánimo, el Señor envió su ángel a Pablo quien le dijo que la nave se perdería, pero ninguno de ellos iba a morir. Le dijo además: “No temas, es necesario que comparezcas ante Cesar”, le recuerda lo que ya le había dicho, de que “era necesario que testificará en Roma”.

A veces las tormentas de la vida nos hacen olvidar las promesas de Dios o nos hacen dudar de ellas, pero nuestras emociones debemos llevarlas a la presencia del Señor, pues la verdad es que las promesas de Dios siempre se cumplen. No importan cuantos obstáculos haya en el camino o cuantos enemigos se levanten, Dios siempre cumple lo que ha dicho.    

(Te invitamos a leer: Dios trae lo mejor para tu vida. ). 

Renovado por la visita del ángel y por las palabras de Dios que éste trajo, el apóstol Pablo anima a sus compañeros de viaje. Aunque el peligro era real y evidente, no iban a morir sino que Roma llegarían todos.

Por eso les dice Pablo: “Tened buen ánimo, porque yo confió en Dios que será así como se me ha dicho”. La fe y la confianza en Dios determinan nuestro ánimo, pues todo corazón que confía en el Señor tiene buen ánimo, ya que cree y espera en Dios, pues es quien en realidad se encarga de todo.   


Es fundamental creer y confiar en las palabras de Dios. Él ha prometido estar con nosotros todos los días hasta el fin del mundo, él es quien nos fortalece y sostiene con su mano poderosa, él nos defiende y bendice. Gracias Señor por tus cuidados y bendiciones.  
Te invito a leer: 




Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria A.  

4 Comments:

  1. Gracias gracias a Dios por su protección y cuidado.
    Romanos 8: 28-30. Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Dios te bendiga Sara, muchas gracias por tus anotaciones y comentarios.

      Borrar