Ads 468x60px

Cuando sigues la dirección de Dios tu cosecha será la bendición

Cuando sigues la dirección de Dios tu cosecha será la bendición
A veces pasamos por tiempos difíciles y complicados, aquí sin duda, el desafió es seguir creyendo en Dios, y sí esto hacemos seremos bendecidos. Aunque los tiempos sean difíciles no olvides tus principios, ni dejes de sembrar. Génesis 26:6, 12... 


“Habitó, pues, Isaac en Gerar... Y sembró Isaac en aquella tierra, y cosechó aquel año al ciento por uno; y le bendijo Jehová”.

En el versículo seis podemos ver que Isaac sigue la dirección de Dios y se queda en Gerar, este nombre “Gerar” significa: lugar de parada. Es una expresión que nos hace recordar la importancia de parar y no acelerarnos a tomar decisiones, sino reflexionar en la presencia de Dios y es allí donde alcanzaremos las mejores decisiones y los mejores resultados.      

El versículo doce nos enseña que Isaac fue un hombre proactivo, dinámico y diligente, no se quedó a esperar que le lloviera la bendición del cielo, él como nos dice la Biblia “sembró en aquella tierra” y como resultado de su trabajo, paciencia y perseverancia, cosechó al ciento por uno.

(Te invito a leer: Dios siempre te ayudará.). 


La expresión “al ciento por uno” hebrea usada en esta porción bíblica es “meah shearim” la cual indica cien veces más de lo sembrado; y finaliza el versículo doce diciendo: “y le bendijo Jehová”. Ten siempre presente el que bendice es el Señor Dios Todopoderoso.

Aunque los tiempos eran difíciles por dirección de Dios Isaac tomó la decisión de sembrar y el Señor lo bendijo. Sin siembra no hay cosecha, esto es imposible, y lo mismo sucede en las finanzas de Dios, sin siembra no hay cosecha.    

Aquello a lo que se dedicó Isaac fue prosperado de manera especial porque tuvo el respaldo y bendición del Señor, y cuando se cuenta con la bendición divina los resultados son impresionantes, de hecho los versículos trece y catorce nos dicen que este hombre fue prosperado en gran manera, se engrandeció y tuvo muchos ganados y labranza.


“El varón se enriqueció, y fue prosperado, y se engrandeció hasta hacerse muy poderoso. Y tuvo hato de ovejas, y hato de vacas, y mucha labranza; y los filisteos le tuvieron envidia” Génesis 26:13-14. Cuando sigues la dirección de Dios tu cosecha será la bendición. 

Te invito a leer: 





Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria.

"Cuando veo tus cielos, obra de tus dedos, la luna y las estrellas que tú formaste, digo ¿Qué es el hombre, para que tengas de él memoria, y el hijo del hombre para que lo visites?" Salmo 8:3-4.

7 Comments: