Ads 468x60px

Toma decisiones saludables

Introducción: Un día el rey Saúl decidió no obedecer las palabras del profeta Samuel, las cuales venían de Dios, y actuó por sí mismo, lo que le trajo como consecuencia perder la corona. Es vital tomar buenas decisiones... 


Un día Judas decidió vender a Jesús por treinta monedas de plata y perdió su salvación y el privilegio de ser contado como uno de los doce apóstoles del Cordero.

Nuestras decisiones siempre tendrán consecuencias; por eso es fundamental tomar buenas decisiones. Ten siempre presente: las buenas decisiones de hoy, construyen tu mejor futuro mañana.     

Toma decisiones saludables.

Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante, prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo JesúsFilipenses 3:13-14.

1) Decide dejar atrás lo que te estorba.   

El apóstol Pablo nos dice: “olvidando ciertamente lo que queda atrás”. En el contexto Pablo viene hablando de aquellas cosas por las cuales él podía alabarse a sí mismo: del linaje de Israel, hebreo de hebreos, fariseo celoso, irreprensible, pero todo eso lo estima como pérdida por amor de Cristo.     

“Olvidando ciertamente lo que queda atrás” es una expresión nos recuerda que debemos dejar atrás lo que no es útil para la gloria de Dios. Decide olvidar lo que no te sirve, lo que no te edifica, lo que afecta tu presente y te impide avanzar.

A veces llevamos por mucho tiempo pesadas cargas sobre nuestros hombros, pesos que por supuesto nos impiden avanzar con fuerza y en el sentido correcto.

Hablamos de cosas como resentimientos, odios, fracasos, miedos, y heridas del pasado que no hemos llevado delante de Dios para ser sanadas, o anhelos de nuestro corazón pero que no están en la voluntad del Señor. Pero también hablamos de actitudes y motivos pecaminosos del pasado que se consienten en el presente.       

Recordemos por ejemplo que la mujer de Lot miró atrás (habiéndosele dicho que no lo hiciera) y se convirtió en una estatua de sal, la Biblia nos dice: “Entonces la mujer de Lot miró atrás,  a espaldas de él,  y se volvió estatua de sal” Génesis 19:26.

La Biblia nos dice “puestos los ojos en Jesucristo”, no puestos los ojos en el pasado ni en los dolores y fracasos del pasado. Israel mientras caminaba por el desierto hacia la tierra prometida miraba hacia el pasado en Egipto con frecuencia, generalmente lo hacía ante los obstáculos del camino.  

Dios nos dio una poderosa memoria, por eso la Biblia nos enseña la importancia de guardar las enseñanzas divinas, pero también nos dio la capacidad para olvidar lo que no conviene recordar, por eso Pablo dijo: “olvidando ciertamente lo que queda atrás”.  

Para poder alcanzar el futuro anhelado, definitivamente hay que cortar con el pasado maligno y perverso, con el pasado inútil y dañino. Es interesante, pero a veces el peor enemigo de tu futuro es tu pasado, y lo es en la medida en que se lo permites.    

(Adquiere gratis nuestro libro cristiano. Un texto que edificará tu vida y la de aquellos que te rodean. Haz clic ahora aquí en: GRATIS LIBRO CRISTIANO).    


2) Corta y desecha el pasado mal sano.

Es necesario cortar el cordón umbilical que permite al pasado alimentar el presente y detener el futuro. Durante el embarazo el cordón umbilical es el conducto a través del cual fluye el oxígeno, las sustancias nutritivas de la madre al hijo, y hasta los residuos de la alimentación del bebe. 

Es muy interesante que Dios le habla de ésta manera a su pueblo: Ezequiel 16:3-4 Así ha dicho Jehová el Señor sobre Jerusalén: Tu origen, tu nacimiento, es de la tierra de Canaán; tu padre fue amorreo, y tu madre hetea. Y en cuanto a tu nacimiento, el día que naciste no fue cortado tu ombligo, ni fuiste lavada con aguas para limpiarte, ni salada con sal, ni fuiste envuelta con fajas”.

Entonces el pasado cananeo de Jerusalén estaba todavía muy fuerte en el ADN del pueblo de Dios. La Versión Reina Valera nos dice: “no fue cortado tu ombligo”; la LBLA y la NVI dice: “no fue cortado tu cordón umbilical” (Canaán significa: ocultismo, idolatría, inmoralidad sexual, violencia, etc).

El ombligo es la cicatriz que queda del corte de nuestro cordón umbilical al momento de nacer. Pero en sentido espiritual aquel cordón umbilical continuaba fuertemente alimentando el comportamiento y las actitudes de la ciudad de Jerusalén hacia su Dios.

Por eso es muy importante orar y discernir acerca de las ataduras espirituales, maldiciones ancestrales y estilos de vida heredados de nuestros padres, pero que no son correctos ni nos ayudan a caminar con Dios, y sólo en la presencia del Señor y con su poder seremos sanados y liberados.      

(Adquiere gratis nuestro libro cristiano. Un texto que edificará tu vida y la de aquellos que te rodean. Haz clic ahora aquí en: GRATIS LIBRO CRISTIANO).    


3) Decide soñar y creer en las promesas de Dios.   

Pablo dice: “yo me extiendo hacia lo que está adelante”. Cuando la persona permanece amarrada a su pasado y a lo ocurrido, entonces no podrá dar lugar a las cosas nuevas de Dios para su vida. Hay personas que solo hablan de lo sucedido, sólo piensan en lo que ocurrió antes, lo que refleja que su vida se ha quedado suspendida en aquel pasado.   

Quizá porque fue muy bueno y las dificultades actuales o las malas decisiones no le permiten avanzar y solucionar su vida presente, entonces se refugia en el buen pasado que un día tuvo. O tal vez sólo habla y medita en el pasado triste y doloroso para excusarse porque ha decido no avanzar.  

Para poner algo nuevo en un recipiente es necesario sacar lo que está allí, es necesario dar espacio a lo nuevo. Así es nuestra vida, debemos sacar lo viejo y lo del pasado que impide avanzar, y permitir que Dios establezca sus planes y nuevos tiempos en nuestro corazón.    

A veces ante los tiempos difíciles miramos con nostalgia y deseo el tiempo de atrás y por eso podemos decir: “todo era mejor antes”. Algo parecido le pasó a Job, veamos Job 29:1-5, el patriarca piensa en el buen pasado que tuvo en Dios y se lamenta anhelando aquel tiempo.

Sin embargo la Biblia nos dice al finalizar el libro de Job que “Jehová quitó la aflicción de Job, aumentó al doble todas las cosas que habían sido de Job… Dios bendijo el postrer estado de Job más que el primero, porque tuvo 14.000 ovejas, 6.000 camellos, mil yuntas de bueyes y mil asnas… y tuvo siete hijos y tres hijas, las cuales eran las más hermosas en toda la tierra… Job vio a su descendencia hasta la cuarta generación, y luego murió viejo y lleno de días” Job 42:10-17.

Vemos pues Dios le dio el doble, multiplicó sus bendiciones más que las primeras; entonces venia el doble para él, venían bendiciones en abundancia y gran multiplicación.

Pero para Job era difícil ver eso en su tiempo de prueba, pero así es con Dios, no murmures ni te quejes, mira adelante con fe, sueña y cree en las promesas de Dios, lo mejor para tu vida está por venir, fiel y todopoderoso es el Señor para cumplir su palabra y sus propósitos.     


No dejes de soñar y creer. Israel por el desierto deseaba lo de antes, es decir volver Egipto, donde los esperaba la esclavitud y la escasez, pero Dios los estaba llevando a la tierra de la abundancia; persevera y cree en las promesas del Señor, aunque hayan gigantes por delante y los obstáculos sean grandes, nuestro Dios siempre será más grande.  


Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria.                                 

Te invitamos a leer: Por la Fe en Dios Podemos Vencer 

.   

9 Comments:

  1. Amen...Job 38:8 Dice que Dios le puso limite al mar y lecdijo aqui cesara las soberbia de tus olas...eso quiere decir que Dios hace que las tormentas terminen...

    ResponderEliminar
  2. A veces nos cuesta romper con el pasado; pero con la ayuda del Señor siempre es todo posible. Él nos da una vida nueva preciosa q yo no cambiaría por nada. Él es lo mejor q tengo a pesar de las dificultades q surjan; ¡qué bendición es conocerle!

    ResponderEliminar
  3. Es una gran verdad tenemos que romper el pasado para llevar una vida que agrade a Dios

    ResponderEliminar
  4. Dios lo bendiga gracias por su publicaciones es de mucha bendicion

    ResponderEliminar