Ads 468x60px

La oración nos prepara para la venida de Cristo

Introducción: Recordemos que terminando la Biblia el libro de Apocalipsis en su penúltimo versículo nos dice: “El que da testimonio de estas cosas dice: Ciertamente vengo en breve. Amén; sí, ven, Señor Jesús”. Cristo vuelve y nuestra vida en la tierra debe ser con aquella expectativa para conducirnos rectamente y vivir de manera agradable al Señor…


La oración nos prepara para la segunda venida de Cristo

1) Jesucristo volverá por segunda vez.

Lucas 17:20-25 “Preguntado por os fariseos cuándo había de venir el reino de Dios, les respondió y dijo: El reino de Dios no vendrá con advertencia… porque el reino de Dios está entre vosotros… como el relámpago resplandece desde un extremo del cielo al otro, así también será el Hijo del hombre en su día. Pero primero es necesario que padezca mucho…”.

El contexto nos enseña que el Señor Jesús ha ministrado un poderoso milagro sanando a diez leprosos, e inmediatamente después de esto los fariseos le preguntan respecto a la venida del reino de Dios.    

La respuesta del Señor nos enseña muchas cosas, Jesús dijo en primer lugar: “el reino de Dios no vendrá con advertencia” es decir la venida primera del Señor Jesús quien anunciaba el evangelio de reino, no comenzaría con su proclamación como Rey ni con la toma del poder físico del país.  

Y en segundo lugar Jesús dijo: “he aquí el reino de Dios está entre vosotros”, indicando que el reino ya estaba presente y que lo que debían hacer era reconocerlo, el reino de Dios había venido con él y vivía en medio de ellos.    

También nos enseña el Maestro que en aquellos tiempos postreros se levantarán muchos diciendo aquí está el Hijo de Hombre (Jesucristo) pero eso no será cierto, pues Jesucristo en su segunda venida resplandecerá como un relámpago brilla de un lado del cielo al otro.

Esta es precisamente una advertencia contra los falsos cristos y falsos profetas que en los últimos tiempos se levantarán. No podemos negar que hoy día abundan las enseñanzas de error, las herejías y la conformación de nuevas sectas.

En el versículo veinticinco Jesús enseña que en su primera venida no venía como Rey de reyes a establecer su reino, sino que venía como Cordero de Dios a dar su vida en rescate por muchos.

Ellos no lograban ver que el Mesías tenía que morir en la cruz primero, y luego sí habría de venir como el Rey de reyes y Señor de señores para juzgar a las naciones y establecer su reino.

Todo en su tiempo, primero el sacrificio en la cruz y luego la corona en su cabeza; esto nos recuerda que Dios todo lo hace bien y perfecto en su tiempo. Cristo no se está demorando, él viene en el tiempo perfecto y como iglesia debemos estar preparados.

(Nota: Te invitamos a adquirir gratis nuestro libro: Mensajes bíblicos: Sermones y bosquejos de la Biblia para predicar. Promoción del 30 de julio al 3 de agosto 2019. Este libro es una herramienta de apoyo y consulta para predicar y estudiar la palabra de Dios, los estudios están bosquejados de manera sencilla y fácil de usar para cualquier persona. Adquiere sin costo alguno este nuevo libro aquí en: GRATIS LIBRO MENSAJES BÍBLICOS. SERMONES Y BOSQUEJOS).   


 2) Jesucristo volverá en un tiempo similar a los días de Noé y de Lot. Lucas 17:26-30.   

El versículo treinta nos dice que así como fue en los días de Noé y en los días de Lot, así será la vida en la tierra cuando el Señor Jesucristo vuelva por segunda vez. De manera que la vida de aquellos tiempos volverá a manifestarse y esto será una evidencia de la proximidad de la segunda venida del Señor Jesucristo.  

Considerando brevemente la vida de aquellos días en tiempos de Noé y de Lot, como la misma Biblia nos enseña, podemos decir entonces que serán tiempos en los que habrá:

a) Inmoralidad y violencia extrema. La Biblia nos dice que en tiempos de Noé la maldad se multiplicó en la tierra, por eso dice Génesis 6:11 “Y se corrompió la tierra delante de Dios y estaba la tierra llena de violencia”.

b) Vida desenfrenada. Cada vez más el hombre procura vivir sin tener en cuenta a Dios, y por eso en nombre de sus derechos promueve el aborto, el libre desarrollo sexual, la eutanasia, etc. La sociedad se dedica a muchas cosas y proyectos buscando su propio éxito y siguiendo sus propias tendencias sin tener en cuenta el juicio de Dios.
 
c) La multiplicación de la maldad. Desde la educación básica hasta la superior se promueve aquello que desagrada a Dios. Muchos países que se destacaban por ser países de mayoría cristiana hoy día no lo son y muchos de sus templos son hoy locales comerciales y bodegas.   

d) La corrupción del matrimonio como institución divina. Vemos hoy día con cuanta intensidad se defiende y promueve la unión entre personas del mismo sexo, y se fomenta un desarrollo sexual libre, llegando al extremo de enseñar a los niños no su género sino el que ellos deseen seguir, aunque esto vaya en contra del Creador. 

e) La misma institución matrimonial es atacada desde muchos frentes, pues ya no se ve solamente entre un hombre y una mujer, sino entre dos hombres o dos mujeres, entre otras cosas. El número de divorcios crece, y los jóvenes de hoy en una mayoría prefieren no casarse.    

Este conjunto de cosas hace que el comportamiento de la sociedad mundial sea un mensaje al cielo similar al tiempo de Noé y al tiempo de Lot. Por lo que podemos pensar que la segunda venida de Jesucristo está cerca, y por eso debemos preparar nuestro corazón.

La maldad en tiempos de Noé subió al límite de Dios y el diluvio llegó; la maldad en tiempos de Lot subió al límite de Dios y llovió fuego y azufre; en tiempos actuales la maldad subirá al límite de Dios y el Señor vendrá a juzgar a las naciones.       

3) Dios librará a su pueblo. Lucas 17:31-37.

Las palabras que ahora utiliza el Señor Jesús nos permiten ver varios aspectos de su segunda venida que son muy importantes:

Nos recuerda en primer lugar el caso de la mujer de Lot, quien con el resto de su familia recibió instrucciones de no mirar atrás y salir apresuradamente de Sodoma para evitar el fuego que caería sobre las ciudades a causa del juicio por el pecado.  

La mujer de Lot miró atrás y se volvió una estatua de sal ¿Por qué miró atrás aunque el ángel le había dicho que no lo hiciera? No sabemos si fue por curiosidad, pero lo más seguro es que miró atrás con nostalgia por la ciudad de Sodoma y estilo de vida que dejaba allá.    

Esto nos enseña que debemos amar más las cosas de Dios que las cosas del mundo, porque estas cosas son pasajeras, pero las cosas de Dios son eternas.

Por eso dijo el Maestro: “Todo el que procure salvar su vida, la perderá; y todo el que la pierda, la salvará”; la mujer de Lot no quiso perder su vida en Sodoma y la perdió, pero el que pierde su vida, es decir, el que se niega a la vida que el mundo ofrece se salvará.

Jesús sigue hablando y dice: “estarán dos juntos… y el uno será tomado y el otro será dejado” y los discípulos le pregunta a Jesús: ¿Dónde, Señor? Y él les dice: Donde estuviere el cuerpo, allí se juntarán las águilas”. Estas expresiones son una alusión o referencia a un arrebatamiento, lo que nos recuerda que unos serán reservados para salvación y otros para juicio.   

Recordemos que cuando Dios envió el juicio sobre Egipto, libró a su pueblo; Noé fue salvado del juicio en un arca, Lot fue sacado de la ciudad y así fue librado del juicio que venía, también el pueblo de Dios será librado del juicio venidero, pues está escrito que: “Dios no nos ha puesto para ira, sino para alcanzar salvación por medio de nuestro Señor Jesucristo” 1 Tesalonicenses 5:9.      


4) La oración es una fortaleza para los tiempos finales y prepara al cristiano para la venida del Señor. Lucas 18:1, 8.  

Debemos tener en cuenta que el Señor termina enseñando las señales de su venida, señales para los tiempos finales, y ahora en Lucas dieciocho continua enseñando sobre la necesidad de orar siempre y no desmayar. 

Sin duda, nos recuerda el Señor Jesús la importancia de la oración como fortaleza para aquellos tiempos finales complicados y difíciles. La oración continua, la comunión con Dios es una necesidad y no debe tratarse con negligencia, ni con indiferencia, pues no sólo es para buscar soluciones de Dios en esta tierra, sino que nos prepara para la venida del Señor Jesucristo.   

Los tiempos postreros son tiempos peligrosos, nos dice la Biblia. De hecho el mismo Señor Jesús dijo: “La maldad se multiplicará y el amor de muchos se enfriará”, debemos entonces preguntarnos “¿Cómo mantener vivo nuestro amor?”.    

Dios es la fuente del amor y es nuestra fortaleza, y es en su presencia donde somos renovados, y por eso nuestro corazón permanece sensible para no ser endurecido por el engaño del pecado.

Debemos cuidar nuestra comunión con Dios y ser vigilantes para no caer en la rutina, ni en el frío religioso, ni en la muerte espiritual, para no perder el discernimiento y llamar “bueno a lo malo, y malo a lo bueno”, sino que podamos conducirnos con temor y temblor todo el tiempo de nuestra peregrinación por esta tierra, pues nuestra ciudadanía es celestial.   

Recordemos la parábola de las diez vírgenes, en la que cinco de ellas fueron insensatas al no tomar aceite para sus lámparas por lo que cuando el Señor apareció, ellas no estaban y la puerta se cerró; las otras vírgenes fueron diligentes al tomar aceite para sus lámparas y cuando el Señor llegó entraron con él a las bodas.    

Es por eso que en el versículo ocho Jesús dice: “Pero cuando venga el Hijo del Hombre ¿hallará fe en la tierra?”. Nos habla de aquella fe que ve los tiempos, aquella fe que discierne la proximidad de la venida del Señor, aquella fe que reconoce la necesidad de orar siempre y no desmayar, es aquella fe que por creer en Jesucristo y en su segunda venida vela en oración.     


Conclusión: No podemos negar que estamos en los postreros tiempos, y como iglesia debemos mantener preparados para la venida del Señor. Y sin duda, como enseñó Jesucristo nuestro Señor la oración es muy importante en este sentido. Procuremos la presencia de Dios y allí seremos fortalecidos, renovados y preparados para nuestro encuentro con el Señor. 

Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria.                                 

Te invitamos a leer: CÓMO VENCER LA MALDICIÓN 

.

3 Comments:

  1. Pastor no tiene idea mi amado siervo de Dios de cuánta bendición es recibir la palabra de Dios por este medio. Gracias. Dios continúe usando su vida y la de su esposa. Mil de bendiciones.

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo , un estudio justo para los tiempos. Gracias , confirma y anima ha estar alertas y continuar la buena batalla de la fe. Estoy pendiente hace mucho tiempo de noticias locales nacionales e internacionales que demuestran la degradacion de la sociedad en todo alrededor. Y pues fuí a un parque de juego de pelota professional el sabado con mis Hijos y un Grupo de la iglesia ya que habia un evento para la familia de la fe por los jug jugadores cristianos que iban a testificar . En cambio despues durante el juego constantemente muestran Las Jovenes llamadas sirenitas que supuestamente antes era para dar animo al equipo y animar el publico, pero es mas como promover sexo mas bien por sus cortos shores y movimientos. Da pena porque casi apenas son niñas.
    El punto es que puedes ver como la sociedad se va conformando y aceptando lo que va destruyendo los valores morales y alejandose mas de Dios. Y pues claro este estudio confirma todo lo que estamos viendo tristemente. Pero a la vez llenos de gozo en el espiritu al ver que la esperanza de gloria en El es mas evidente cada Dia. Y anelamos su venida. El espiritu y la novia dicen ven.

    ResponderEliminar
  3. La verdad es q es triste ver todo lo q está cambiando en nuestra sociedad. Yo miro a mi alrededor y me da pena lo poco q se lucha por un matrimonio de amor.
    Y por desgracia, muchas veces en países donde tenemos libertad, somos cobardes y no hablamos a los demás de la grandeza q poseemos en nuestras Vidas.
    Gloria a Dios que siendo nosotros tan poco valiosos, nos hace grandes sólo en tenerle a Él.
    Gracias pastor por su trabajo.

    ResponderEliminar