Ads 468x60px

Una familia para Dios - Sermones cristianos

Sermones cristianos: Una familia para Dios. Bosquejos.
Sermones cristianos
Sermones cristianos: Una familia para Dios. Hebreos 11:23 “Por la fe Moisés, cuando nació, fue escondido por sus padres por tres meses, porque le vieron niño hermoso, y no temieron el decreto del rey”. Reflexionemos a la luz de este texto bíblico la bendición de la familia...    


Esta familia estaba compuesta por dos padres y tres hijos, ellos son Amram (el padre) y Jocabed (la madre) y los hijos: María, Aarón y Moisés. Ante la orden del faraón de dar muerte a todo hijo varón hebreo que naciera, ellos escondieron a su hijo recién nacido durante tres meses. 

La Biblia nos enseña que el número tres significa: testimonio. Por eso “son tres los que dan testimonio en el cielo: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo” 1 Juan 5:7. Entonces proteger a su hijo durante tres meses dio testimonio de su fe en el propósito de Dios y en su cuidado. 

La Biblia nos dice que los padres de Moisés eran levitas, Éxodo 2:1-4. El nombre “Leví” significa: unido, adherido a Dios, el que hace unión. Entonces desde su nacimiento los padres consagraron a este hijo para Dios.  

El hijo de Amram y Jocabed, Moisés, fue llevado al río Nilo. El nombre “Nilo” significa: oscuro, turbio. Ellos protegieron a su hijo muy bien, de hecho construyeron la canastilla de manera que no le entraba el agua, y no le quitaron sus ojos de encima.

Esa protección y cobertura ante un río oscuro y turbio, nos recuerda la importancia de cubrir a nuestros hijos en oración, e instruirlos para enfrentar los poderes de las tinieblas y su maldad.   

Vemos además que hubo diálogo y acuerdo entre los esposos. Por el bien del matrimonio, de los hijos y del futuro familiar debemos cuidar los canales de comunicación. El enemigo es experto en crear muros de indiferencia y por esos espacios el enemigo entra para dañar.    

(Adquiere ahora sin costo alguno nuestro libro cristiano, aquí en: GRATIS LIBRO CRISTIANO).  

Amram y Jocabed criaron sus hijos en un mundo difícil como hoy (Egipto: idolatría, ocultismo, inmoralidad, esclavitud, etc), pero ellos lograron formar tres siervos de Dios. José en Egipto y Daniel en Babilonia, nos muestran a jóvenes que aunque estaban en otros países se condujeron como verdaderos hijos de Dios.    

Procuremos que nuestros niños y jóvenes crezcan en el temor de Dios, instruidos en la palabra del Señor, y con nuestras oraciones y ejemplo serán poderosos instrumentos en las manos de Dios.


Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria.                         

Te invitamos a leer:  



Sermones cristianos y bosquejos bíblicos.    

2 Comments:

  1. El Señor nos instruya para educar a nuestros hijos siempre en el amor De Dios y nos bendiga con una familia que sirva para mostrar su Gloria.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así sea, Dios te bendiga Sara y gracias por cada comentario que nos dejas.

      Eliminar