Ads 468x60px

Una buena herencia para nuestros hijos - Sermones cristianos

Sermones cristianos: Una buena herencia para nuestros hijos. Bosquejos
Sermones cristianos
(Sermones cristianos). Introducción: Cuando el Señor Jesús se bautizó vino una voz del cielo que dijo: “Este es mi Hijo amado en quien tengo complacencia” era el Padre celestial expresando su inmenso amor por su Hijo... 

Sermón cristiano: Una buena herencia para nuestros hijos.

El amor por nuestros hijos debe llevarnos a procurar lo mejor para ellos. Nuestra vida de testimonio, nuestra fe en Jesucristo, nuestro amor y nuestras oraciones son nuestra mejor semilla para ellos. 

La Biblia nos enseña que los hijos son semejanza e imagen de sus padres, veamos Génesis 5:3, aquí la palabra “semejanza” se traduce del término hebreo “demút” que además quiere decir: parecido, réplica, semejante. Y la palabra “imagen” se traduce del término hebreo “tsélem” que además significa: hacer sombra, copia.




Estos significados nos enseñan que un hijo es una gran responsabilidad, pues será una representación similar a sus padres. Por eso la palabra “imagen” desde el original hebreo también indica: molde, patrón, diseño.           

Es interesante ver aquí que el nombre “Set” quiere decir: designado. Esto nos recuerda que Dios tiene maravillosos y poderosos planes de bendición con nuestros hijos. Mira a tus hijos como Dios los ve, es decir con amor y como un propósito divino diseñado desde antes de la fundación del mundo.   

Además debemos procuremos vivir de manera que dejemos a nuestros hijos una buena herencia. El apóstol Pablo dijo: “no deben atesorar los hijos para los padres, sino los padres para los hijos” 2 Corintios 12:14. Debemos también dejar una buena herencia con nuestro estilo de vida.  

Proverbios 11:21 nos enseña que el mal que no ha sido limpiado por la sangre de Jesucristo traerá juicio; mientras que el justo será bendecido y su descendencia será librada. Entonces las acciones correctas del justo son semillas de bendición para sus hijos y su descendencia, ellos serán librados del mal y cosecharán bendición.       




Entonces nuestros hijos serán atribulados o librados según nuestras acciones y decisiones. Por ejemplo el actuar justo y recto de Noé lo libró a él y a su descendencia del juicio (del diluvio), mientras que todos los impíos con su descendencia experimentaron el diluvio.   

Procuremos pues caminar con Dios y a la luz de su palabra, esto hará que dejemos a nuestros hijos y a su descendencia una herencia de bendición.


Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria.                        

Te invitamos a leer: 


Sermones cristianos y bosquejos bíblicos.  

2 Comments: