Ads 468x60px

Debemos tener la actitud correcta hacia lo que tenemos - Estudio bíblico

Estudio bíblico: Debemos tener la actitud correcta hacia lo que tenemos. Sermones cristianos
Estudios bíblicos
(Estudios bíblicos). Nuestro corazón no debe estar en los bienes materiales, sino en Dios, el creador de los cielos y de la tierra. 1 Crónicas 29:12 “Las riquezas y la gloria proceden de ti, y tú dominas sobre todo; en tu mano está la fuerza y el poder, y en tu mano el hacer grande y el dar poder a todos”…    

Estudio bíblico: Es muy importante tener una actitud correcta hacia lo que tenemos.

El rey David reconoce que todas las bendiciones y riquezas provienen de Dios. El Señor es el dueño de lo que somos y tenemos, él es el dueño de nuestra familia, de nuestros bienes, de los talentos y capacidades que podemos ejercer, él es el dueño de todas las cosas y tiene gobierno y dominio sobre todo.   

“En su mano está la fuerza y el poder”, es decir es él quien nos sostiene y nos da el aliento de vida, por él podemos trabajar y ejercer la profesión u oficio que hoy desarrollamos, y es él quien da capacidades y tesoros a los hombres. Es fundamental entonces mantener un corazón humilde y dar siempre la gloria a Dios.    

Damos de lo que hemos recibido de Dios, 1 Crónicas 29:14-16.

Dios es soberano y dueño de todo, él puede dar y puede quitar (según el comportamiento humano), lo vemos en diferentes situaciones de la Biblia, casos como el de Salomón, Job, el mismo Israel, el sumo sacerdote Elí y su descendencia quienes perdieron el privilegio del sacerdocio, etc.

Es Dios quien abre o cierra los cielos, lo vemos por ejemplo en la sequía en tiempos del profeta Elías, o en la abundancia en las primeras décadas del reino de Salomón, o en los siete años de abundancia y de escasez sobre Egipto. Dios es soberano y todopoderoso.  

(Adquiere ahora sin costo alguno nuestro libro cristiano, un texto que edificará tu vida y la de aquellos que te rodean. Aquí en: GRATIS LIBRO CRISTIANO).    

En la Biblia Dios promete dar a aquellos que dan. Abraham, Jacob, David fueron hombres muy prósperos económicamente hablando, pero la Biblia misma registra que fueron hombres que daban su diezmo, sus ofrendas para la obra de Dios, eran personas con un corazón generoso hacia la obra del Señor.

Aquella persona que no da para la obra de Dios, no puede estar confiada en que Dios le dará para la suya. Muchos proyectos y negocios no llegan a prosperar porque no caminamos con la actitud correcta hacia nuestros bienes. 

El corazón generoso hoy siempre tendrá cosecha mañana, pues lo que el hombre sembrare de eso también cosechará.  


Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria.                 

Te invitamos a leer: LA FE ES PREMIADA POR DIOS 

Estudios bíblicos – Sermones cristianos.


2 Comments: