Ads 468x60px

El resentimiento de Esaú contra Jacob - Sermones cristianos

Sermones cristianos: El resentimiento de Esaú contra Jacob. Estudios bíblicos.
Sermones cristianos
Sermón cristiano: El resentimiento de Esaú contra Jacob. Génesis 27:41-43. “Y aborreció Esaú a Jacob por la bendición con que su padre le había bendecido, y dijo en su corazón: Llegarán los días del luto de mi padre, y yo mataré a mi hermano Jacob... Entonces Rebeca dijo a Jacob: tu hermano se consuela con la idea de matarte… huye a la casa de Labán mi hermano en Harán”. Reflexionemos ahora a la luz de este texto bíblico: 

La Biblia expone muchos casos respecto al rencor, odio, resentimiento, amargura, etc. Por ejemplo la Biblia nos enseña el fuerte rencor que se origina en el corazón de Esaú contra su hermano Jacob, quien mediante engaños tomó la bendición de su padre Isaac.

En el versículo 41 la palabra “aborreció” se traduce del término hebreo “Satám” que además quiere decir: acechar, perseguir, esconder hostilidad contra.  Es muy interesante ver aquí el termino hebreo usado: “satám”, pues sin duda vemos una referencia a satanás y a su obra destructora; el rencor y la amargura son semillas del diablo que traen muerte. 

Esaú consentía en su corazón el deseo de venganza, el planeaba matar a su hermano Jacob, su madrea Rebeca consciente de esto instruye a Jacob para que huya a casa de Labán, allí Jacob se casa, tiene hijos, transcurren veinte años aproximadamente y durante todo ese tiempo no volvió a ver a sus padres ni a su familia, y mucho menos a su hermano Esaú.

El rencor o resentimiento, las heridas o decepciones del corazón, son dolores y heridas que provocan separación, generan pérdidas y lleguen a generar tanto odio que la venganza se convierte en una obsesión.

(Adquiere ahora sin costo alguno nuestro libro cristiano, aquí en: GRATIS LIBRO CRISTIANO).  

La Biblia nos enseña que Jacob huyó a casa de su tío Labán, y su vida continuó; pero ¿qué pasó con Esaú? Sin duda, él se quedó luchando con el dolor y la frustración de su corazón. Deseaba ver el mal sobre la vida de su hermano y con enojo se acordaba de él.

Cuando no llevamos el dolor a la presencia de Dios, éste se encarga de infectar otras áreas de nuestra vida y hasta enfermedades produce. La raíz de amargura no sólo afecta a la persona, sino a todos aquellos que le rodean.

Pues debemos recordar que la palabra “amargura” en el Nuevo Testamento se traduce desde el término griego “pikria” que además quiere decir: punzante, veneno, productora de frutos agrios, ser terriblemente envidioso.

Por todo esto el rencor y la amargura enferman el corazón. Es necesario llevar estos sentimientos malvados a la presencia de Dios para ser sanados y disfrutar así la plenitud  de la vida en Cristo.

Finalmente estos hermanos sanaron (con la ayuda de Dios) su dolor y sus heridas, restaurando así su relación familiar. Dios es sanador y restaurador por excelencia.   


Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria.             

Te invitamos a leer: 
. 
Sermones cristianos - Estudios bíblicos. 

14 Comments:

  1. Amén bendiciones pastor para usted su familia y ministerio 🙏🙏

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Iraida por tus palabras. Dios bendiga tu vida y familia.

      Eliminar
  2. Hola, una vez un profeta me dijo que tengo una raíz de amargura que contaminó todas las áreas de mi vida, yo pedí perdón y entregué todo a dios. Pero siempre vienen a la mente los recuerdos y se vuelve a generar la rabia y lidio con eso, además hay puertas que siguen bloqueadas en nei vida. Que más puedo hacer?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque seamos ministrados recuerda que seguimos luchando con una naturaleza pecaminosas hasta cuando el Señor vuelva o nos levante de esta tierra, por tanto debemos fortalecernos en oración, ayuno y lectura de su palabra. También te sugiero hablar con tu pastor local para que oren por ti y te acompañen en el proceso. Dios te bendiga.

      Eliminar
  3. Gracias ciervo del Dios Altísimo x su palabra q Dios ase llegar hasta mi y me es de mucha bendición gracias gracias y bendiciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dios te bendiga Joseadan, muchas gracias por reportarte y leer nuestras publicaciones.

      Eliminar
  4. Muchas gracias pastor por tu mensaje... Mensajes que edifican

    ResponderEliminar