Ads 468x60px

Dios trabaja en cada corazón - Sermones cristianos

Sermones cristianos - Dios trabaja en cada corazón. Estudios bíblicos
Sermones cristianos
(Sermones cristianos). Introducción: Los resentimientos del pasado que no se llevan a Dios generan miedos, dolor, incertidumbre, y pérdidas. Cuando no hay perdón de corazón el reino de las tinieblas usa eso para afligir a la persona con depresión, enfermedades y tormentos en su vida. Jesús nos mandó a perdonar, y cuando esto es difícil para el cristiano él mismo nos ayuda en el proceso.  


Sermón cristiano: Dios trabaja en cada corazón.

Génesis 33:1-4 “Alzando Jacob sus ojos, miró y he aquí venía Esaú, y los cuatrocientos hombres con él… y Jacob pasó delante de su familia y se inclinó a tierra siete veces, hasta que llegó a su hermano. Pero Esaú corrió a su encuentro y le abrazó, y se echó sobre su cuello, y le besó; y lloraron”.

Después de veinte años aproximadamente por dirección de Dios, Jacob vuelve a su tierra natal, recordemos que su corazón está lleno de temor por el rencor de su hermano. La Biblia nos dice que su hermano Esaú viene con cuatrocientos hombres y Jacob piensa que viene para matarlos a todos y cobrar así su venganza.

Sin embargo la Biblia nos dice que al encontrarse estos hermanos, lo que hizo Esaú fue correr y abrazar a Jacob. Ellos lloraron en aquel encuentro.

Dios había trabajado en el corazón de Esaú, el Señor no sólo había bendecido a Jacob en la lejana tierra de Harán donde estaba, sino que había transformado el rencor y la amargura en el corazón de Esaú en amor y perdón.   

El hecho de que los dos hayan llorado nos deja ver que Dios había trabajado en ambos corazones. Sin duda, el resentimiento y la amargura afectan nuestra vida, carcomen nuestra fe y capacidad de soñar, Dios no quiere que sus hijos se hundan en esa hiel de amargura y queden cautivos de esa cárcel de aflicción.

(Adquiere ahora sin costo alguno nuestro libro cristiano, un texto que edificará tu vida y la de aquellos que te rodean. Aquí en: GRATIS LIBRO CRISTIANO).  

Cuando Jesús le dijo a Pedro “es necesario perdonar hasta setenta veces siete” no sólo le está diciendo hay que perdonar todas las veces, sino que nos enseña la manera correcta de enfrentar las ofensas, pues el rencor y la falta de perdón nos hacen perder grandes bendiciones.         

Cuando decidimos perdonar las ofensas de los demás, cuando decidimos perdonarnos a nosotros mismos, entonces el poder sanador de Dios empieza a fluir reparando y restaurando lo que en nuestro corazón ha sido afectado. La vida de Dios fluye como el agua cuando empieza a correr por el desierto trayendo vida.    

Conclusión: Seguramente el perdonar a otros va acompañado de cierto grado de dificultad, por el dolor que nos causaron, pero Dios es siempre nuestro ayudador, es necesario perdonar y bendecir, esto nos permitirá no sólo ser sanados y libres, sino además ser bendecidos. 


Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria.             

Te invitamos a leer: 
 
Sermones cristianos – Estudios bíblicos. 

12 Comments:

  1. decidos, hermosa reflexion muchas gracias.

    ResponderEliminar
  2. El perdón hay veces que cuesta, pero si tenemos el corazón dispuesto a la transformación que nos viene del Señor, Él es AMOR y todo lo puede.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Sara, Dios es amor y todo lo podemos en él. Dios te bendiga.

      Eliminar
  3. sus predicaciones me exhortan a alcanzar poco a poco la perfección que Dios espera de mi gracias por guiar mi proceder.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Akelangel, tu comentario es muy importante para nosotros. Dios te bendiga.

      Eliminar
  4. La falta de perdón es la TRAMPA DE satanas.
    Libérate y libera.
    Gracias!!! edificante reflexión.

    ResponderEliminar