Ads 468x60px

Con qué frecuencia perdonas - Estudio bíblico

Estudios bíblicos: Con que frecuencia perdonas. Sermones cristianos
Estudios bíblicos
(Sermones cristianos). Introducción: No perdonar es llevar sobre los hombros una pesada carga, no perdonar es alimentar una herida que provocará mayores infecciones...


Estudio bíblico: ¿Con qué frecuencia perdonas?

La falta de perdón es un obstáculo que detiene muchas bendiciones del Señor; la falta de perdón es una piedra de gran tamaño que sólo tú puedes quitar del camino cuando decides perdonar.

Por eso Jesús dijo: “No juzguéis, y no seréis juzgados; no condenéis, y no seréis condenados; perdonad, y seréis perdonados”, Lucas 6:37.      

El perdón debe ser un estilo de vida. Reflexionemos en el siguiente texto: Mateo 18:21-22 “Entonces se le acercó Pedro y le dijo: Señor, ¿cuántas veces perdonaré a mi hermano que peque contra mí? ¿Hasta siete? Jesús le dijo: No te digo hasta siete, sino aun hasta setenta veces siete”.

En cierta ocasión Jesús estaba enseñando a sus discípulos acerca del perdón, y entonces Pedro preguntó ¿Cuántas veces tengo que perdonar? Dejando esto en evidencia que él tenía cierta dificultad para perdonar y poca tolerancia con las debilidades de otros.  

Sin duda alguna la expresión “setenta veces siete” nos lleva casi de inmediato a hacer una multiplicación, 70 x 7 igual a 490 veces. Pero en realidad Jesús hace referencia a un amor incondicional, nos habla de perdonar todas las veces. La Biblia nos dice que debemos perdonar como Dios nos perdonó a nosotros en Cristo, y seguro que Dios no nos ha perdonado sólo 470 veces.   

(Adquiere ahora sin costo alguno nuestro libro cristiano, un texto que edificará tu vida y la de aquellos que te rodean. Aquí en: GRATIS LIBRO CRISTIANO).  

Inmediatamente el Señor les enseña la parábola de los dos deudores. En la que el Señor expone un caso en el que un hombre debía mucho dinero y fue perdonado por su Señor, pero luego este hombre perdonado fue incapaz de perdonar a otro que le debía muy poco dinero; y esta enseñanza termina en Mateo 18,34-35:

“Entonces su señor, enojado, le entregó a los verdugos, hasta que pagase todo lo que le debía. Así también mi Padre celestial hará con vosotros si no perdonáis de todo corazón cada uno a su hermano sus ofensas”.

Aquí vemos que la falta de perdón y la falta de paciencia y tolerancia hacia los demás terminan convirtiéndose en nuestros propios jueces. Pues el hombre que no quiso perdonar fue entregado a los verdugos (un verdugo es aquel que tortura y que quita la vida).

La palabra “verdugos” aquí se traduce del término griego: “basanistes” que además significa: torturador, guardia de prisión, carcelero que tortura. Expresiones que nos revelan que cuando una persona no perdona ingresa en una cárcel espiritual y es atormentada por espíritu inmundos.     

Esto nos habla de enfermedades y espíritus demoníacos, es decir, la falta de perdón, el resentimiento y el enojo hacia los demás, son sentimientos y emociones que le dan lugar al diablo. Esto es inevitable, pues el versículo treinta y cinco nos enseña:

“Así hará el Padre celestial con aquella persona que no perdona de corazón a su hermano sus ofensas”. 

Expresión que nos deja ver que recibiremos ofensas de los hermanos, viviremos decepciones y tal vez traiciones de los hermanos, aquellas personas cercanas a nosotros, hablamos de familiares y amistades de valor para nuestra vida.

Jesús fue calumniado, rechazado, traicionado, y vivió muchas veces la decepción, pero no permitió que el árbol de la amargura echará raíces en su corazón. Aún en el momento más crítico de su vida, en la cruz del calvario, dijo: “Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen”. Perdonar no sólo es liberador, es una poderosa arma en la vida del cristiano.  


Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria.             

Te invitamos a leer: 
. 


Sermones cristianos – Estudios bíblicos. 

8 Comments:

  1. Gracias pastor por compartir su sabiduría de Dios

    ResponderEliminar
  2. Agradecida por sus mensajes y reflexiones!! Bendiciones

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias pastor por todo lo que trabaja para recordarnos la palabra del Señor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras Sara. Dios te bendiga por tu apoyo y gracias por reportarte fielmente con tus comentarios. El Señor Jesús bendiga tu vida, familia y ministerio.

      Eliminar
  4. Pensaba que no merecía lo que le pedí a Dios porque es demasiado.pero me doy cuenta de que para Dios no hay nada imposible y todo lo que me ha pasado durante toda la vida hoy es recompensado.gracias a este mensaje .hoy reafirmó mi fe .Dios continúe bendiciéndolo Pastor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por dejarnos tu valioso comentario. Dios bendiga tu vida y familia.

      Eliminar