Ads 468x60px

Dios siempre nos da la victoria en Cristo

Gracias a Dios quien nos da la victoria en Cristo. 1 Corintios 15:57 “Más gracias sean dadas a Dios, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo”. No importa el tamaño de la dificultad en Dios siempre podemos vencer... 

El apóstol Pablo enseña en este capítulo sobre la certeza y seguridad de la resurrección en Cristo, y como vemos termina dando gracias a Dios, pues en Cristo nos ha hecho vencedores. Pablo da gracias a Dios quien nos da la victoria por medio de Jesucristo, y teniendo en cuenta que viene hablando de la resurrección, entonces nos habla de la victoria sobre la muerte.

Y si en Cristo tenemos victoria sobre la muerte, pues los muertos en Cristo resucitarán primero y nosotros los que vivamos seremos arrebatados ¿cuánto más seremos vencedores sobre las dificultades de esta vida? 

La Biblia nos habla de tribulaciones, de pruebas y obstáculos por superar en el camino de la fe, pero la misma Escritura nos enseña que tenemos la victoria mediante Jesucristo el Señor, él venció en la cruz del calvario y venció la muerte al resucitar y nos hace participes de su victoria, pues él ahora vive en nosotros y por eso podemos vencer. 

(Adquiere ahora sin costo alguno nuestro libro cristiano, un texto que edificará tu vida y la de aquellos que te rodean. Aquí en: GRATIS LIBRO CRISTIANO).  

Seguramente hemos pasado por dificultades o hemos tenido que enfrentar grandes obstáculos éste año, pero Dios ha sido bueno y no sólo nos ha fortalecido sino que nos ha ayudado dándonos su sabiduría e interviniendo directamente cuando así ha sido necesario. 
        
Es entonces muy importante dar gracias a Dios por quién es él, por su cuidado y bendiciones. Debemos ser agradecidos con el Señor porque él ha sido fiel, y no nos ha desamparado.

Dar gracias a Dios es reconocer su poder, su amor y su bondad sobre nuestra vida, aún su compañía en los días difíciles.  Gracias a Dios por darnos la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo.   


Escrito por por pastor Gonzalo Sanabria.  

Te invitamos a leer:  
  • .

0 Comments:

Publicar un comentario