Ads 468x60px

La oración produce resultados sobrenaturales

Introducción: En la vida del apóstol Pablo la oración fue no sólo importante, sino vital. En todo tiempo hallamos al apóstol en comunión con Jesucristo el Señor, siempre estaba orando por las iglesias y por sus discípulos, fue la oración una columna fundamental para cumplir el plan de Dios aquí en la tierra... 

La oración produce resultados sobrenaturales.

Para Jesús la oración era muy importante. Lucas 9:28 “Aconteció como ocho días después de estas palabras, que tomó a Pedro, a Juan y a Jacobo, y subió al monte a orar”.

El texto nos enseña que Jesús tomó a tres de sus discípulos, Pedro, Juan y Jacobo, según nos enseñan los evangelios los tres más allegados. “Y subió al monte a orar” nos dice la Biblia y al estar ubicados en el capítulo nueve de este evangelio podemos decir que estaba el Señor en un momento poderoso de su ministerio, y sin duda la dependencia de Dios era fundamental.

Esto nos recuerda la importancia del tiempo con Dios, aquel espacio en que hablamos con él, leemos su palabra, adoramos y rendimos nuestro corazón para escuchar su voz o percibir su dirección.

Así como nuestro cuerpo natural sin alimento desfallece y muere, también nuestra vida espiritual se muere sino es renovada y fortalecida en Dios.   

(Te invitamos a adquirir gratis  el libro de esta semana: Bosquejos y sermones de la Biblia”. Promoción del 4 al 8 de diciembre del 2018. Este libro está formado por bosquejos basados en la Biblia, son sermones cristianos preparados y listos para enseñar o predicar la palabra de Dios en grupos o iglesias. Adquiere sin costo alguno este libro aquí: GRATIS LIBRO: BOSQUEJOS Y SERMONES DE LA BIBLIA).    


La presencia de Dios inevitablemente nos transforma. Lucas 9:29.     

“Y entre tanto que oraba, la apariencia de su rostro se hizo otra, y su vestido blanco y resplandeciente”.

Nos dice la Escritura que “mientras oraba…” expresión que nos recuerda que debemos permanecer y perseverar en la oración, pues mientras lo hacemos el poder de Dios se manifiesta a nuestro favor. 

Mientras el Señor oraba “se transfiguró delante de ellos” nos dice Mateo 17:2. Entonces la vida de comunión con Dios genera o produce una transformación en la persona que lo hace. 

En la oración sincera nuestro corazón se expone a la luz de Dios, entonces las tinieblas son manifiestas y reconocemos nuestra condición y necesidad del poder trasformador del Señor.

Nada nos cambia y restaura como la presencia de Dios, por eso la apariencia del rostro de Jesús se hizo otra y sus vestidos resplandecían, porque la gloria de Dios no sólo nos transforma sino que se impregna en nosotros.    


Escrito por por pastor Gonzalo Sanabria.  

Te invitamos a leer:     
  • .

6 comentarios:

  1. Ante el rostro de Dios somos trasformados.
    Cuando miramos a Dios y nos exponemos a su palabra, nuestro ser es transformado. Q poder tiene la oración y q suerte tenerla siempre a mano. Gloria a Dios, nuestro precioso Salvador

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Sara, poderoso es nuestro Dios. Gracias por tus valiosos comentarios. Dios te bendiga.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Muchas gracias Evelio por tu apoyo y por estar siempre atento. Dios bendiga tu vida y familia.

      Eliminar
  3. Una gran bendición pastor gracias por compartir palabra

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Gisela por dejarnos tu comentario. Dios bendiga tu vida y familia.

      Eliminar