Ads 468x60px

Jesús visita el hogar de Simón, Lucas 7


Introducción: La biblia nos enseña que Sara vivió 127 años, su esposo Abraham vivió 175 años, ellos estuvieron casados unos 100 años aproximadamente. 

Fue un hogar que enfrentó dificultades, tiempos críticos y diversos obstáculos pero el amor fue más fuerte. Son matrimonios que sin duda son ejemplos para nosotros hoy. Es necesario que Cristo gobierne nuestra casa, él es la fuente del amor y de nuestras victorias... 

Jesús visita el hogar de Simón.

1) Traigamos la presencia de Jesús a nuestro hogar: Lucas 7:36.  

“Uno de los fariseos rogó a Jesús que comieses con él. Y habiendo entrado en casa del fariseo, se sentó a la mesa”.

Este versículo nos enseña que Simón el fariseo “rogó a Jesús” para que fuese a su casa a comer. El Señor no se negó, por el contrario estuvo dispuesto no sólo a ir sino a llevar múltiples bendiciones. El contexto nos enseña que en aquella comida había además otros fariseos.

Esto nos recuerda la importancia de atraer la presencia de Jesús a nuestra casa, su presencia en nuestro hogar genera todas las bendiciones que nos enseña la palabra de Dios.

En el Antiguo Testamento el arca de oro que se ubicaba en el Lugar Santísimo del templo representaba la presencia divina, y la Biblia dice que esa arca (figura de la presencia de Dios) estuvo con la familia de Obed-edom geteo por tres meses y por eso Jehová bendijo aquella casa y todo lo que él tenía (1 Crónicas 13:13-14).    

(Te invitamos a adquirir gratis el libro cristiano de ésta semana. En éste libro basado completamente en la palabra de Dios encontrarás temas de edificación y fortaleza espiritual. Adquiere este libro sin costo alguno aquí en: GRATIS LIBRO CRISTIANO). 

2) La presencia de Jesús en casa transforma la atmósfera, Lucas 7:37-38.  

“Entonces una mujer de la ciudad, que era pecadora, al saber que Jesús estaba a la mesa en casa del fariseo, trajo un frasco de alabastro con perfume; y estando detrás de él a sus pies, llorando, comenzó a regar con lágrimas sus pies, y los enjugaba con sus cabellos; y besaba sus pies, y los ungía con el perfume”.

Aquella mujer nos dice la Biblia era “una mujer pecadora” reconocida en la ciudad por eso, tomó su frasco de alabastro, costoso perfume, y tomó fuerzas para ingresar en aquella casa, la cual era de un reconocido fariseo y por eso sería señalada y cuestionada, seguramente iba a tener problemas y hasta sería expulsada de allí.      

Al estar ante Jesús aquella mujer se postró para adorar y clamar su perdón, con sus lágrimas lavaba los pies de Jesús, los besaba y los ungía con su perfume. La adoración y la oración nacidas en un corazón sincero expiden un agradable perfume ante el trono de Dios.  

Al observar los evangelios vemos que en toda casa donde Jesús entró hubo un milagro, hubo una gran bendición, el Señor daba poderosas revelaciones y palabras de vida. A esta mujer Jesús finalmente le dijo: “Tu fe te ha salvado, ve en paz”.

Entonces vemos que Jesús lleva al hogar gozo, paz, vida, salvación y fluye el amor de Dios; La presencia de Jesús en casa genera perdón y restauración. El aroma de la presencia de Dios en casa transforma toda la atmósfera.  

(Te invitamos a leer la segunda parte de este estudio aquí en: Cuidado con el espíritu fariseo). 



Escrito por pastor Gonzalo Sanabria.  

Te invitamos a leer:     
  •  .

7 comentarios:

  1. Un hogar con el aroma de la presencia del Señor, q gozo!
    Muchas gracias por compartir el libro con nosotros !

    ResponderEliminar
  2. Bendiciones Pastor gracias por sus hermosas enseñanzas y predicas Dios bendiga su vida....

    ResponderEliminar
  3. Bendiciones Pastor, gracias por compartir este mensaje Tan poderoso para nosotros, Dios es fuente de paz de amor y no somos nadie sino tenemos a Dios en nuestro Corazón! Amen amen

    ResponderEliminar
  4. Muchas Gracias Por Estudio y Predicaciones Han Sido de Bendición para Mi Vas a.

    ResponderEliminar
  5. Que el gozo del Señor traiga paz a cada hogar del mundo. Dios le bendiga mucho pastor.

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias x compartir las enseñanzas,,,bendiciones.

    ResponderEliminar
  7. Wao , Gracias !! Dios les bendiga a todos. Qué no falte la presencia del señor en nuestra casa.

    ResponderEliminar