Ads 468x60px

Dios restaura el amor y sana las heridas


Dios restaura el amor y sana las heridas. "Antes sed benignos unos con otros,  misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo". Efesios 4:32... 

El perdón es fundamental para la sanidad del corazón. Nuestra ser interior puede experimentar heridas emocionales con grandes dolores que terminan afectando nuestra vida natural y conyugal. Nadie desea que su familia sufra el dolor, nadie quiere que sus hijos vivan el sufrimiento de ver a sus padres fracasar.

(Adquiere nuestro nuevo libro: 75 Sermones para estudiar y predicar: Predicas escritas para enseñar (Spanish Edition)  

La Biblia nos dice que Jesús vino a sanar a los quebrantados de corazón, es decir aquellos(as) que han estado expuestos a la ofensa, a la agresión, a la decepción y muchas otras circunstancias que lastiman el corazón.  

El perdón es fundamental no sólo para sanar nuestro corazón y para restaurar el amor de pareja, sino para ser perdonados también por Dios, Jesús dijo: “Perdona nuestros pecados como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden” Lucas 11:4.    

A veces escuchamos frases como: “Es que el amor por mi esposo(a) se acabó”, pero en realidad eso no es cierto, lo que ha sucedido es que las ofensas, la indiferencia y la decepción se han acumulado como las basuras se amontonan en un hermoso jardín cubriendo la belleza del amor, y lo que debemos hacer es limpiar, quitar todas esas ofensas y decepciones con el perdón.

(Te invitamos a adquirir gratis el libro cristiano de ésta semana. En éste libro basado completamente en la palabra de Dios encontrarás temas de edificación y fortaleza espiritual. Adquiere este libro sin costo alguno aquí en: GRATIS LIBRO CRISTIANO). 

A veces es difícil perdonar porque el dolor ha sido profundo o porque somos orgullosos, o porque queremos desquitarnos, pero Dios nos manda a perdonar, por eso dice la Biblia: “No pagando mal por mal”.

Es necesario acercarnos a Dios con sinceridad, con humildad, reconociendo que él puede sanar nuestro corazón y restaurar el amor de pareja. Todo es posible para Dios.     
        
Dios desea el bienestar del ser humano, desea el disfrute de la familia, y desea que el amor de pareja fluya en abundancia en cada casa. Dios diseñó la familia para bendición y disfrute de todos, permitamos que sea su presencia la que dirija nuestro hogar.   



Escrito por pastor Gonzalo Sanabria.  

Te invitamos a leer:    
  •  .

3 comentarios:

  1. El Señor dice que si no perdonamos las ofensas a los hombres,entonces no seremos perdonados por nuestro padre celestial

    ResponderEliminar
  2. Con toda humildad y mansedumbre, soportándoos con paciencia los unos a los otros en amor, solícitos en guardar la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz;
    Efesios 4:2-3
    El Señor nos dé facilidad para el perdón y su Luz sea visible en nuestros matrimonios.
    Gracias pastor por su estudio

    ResponderEliminar
  3. Si, así mismo es, si deseamos paz interior hay que perdonar, pagando bien por mal, de la misma forma que Cristo lo hizo para nosotros, que Dios le bendiga en abundancia pastor Gonzalo

    ResponderEliminar