Ads 468x60px

EL poder de la oración


El poder de la oración
Introducción: Ante las dificultades y la ausencia de solución, o ante el transcurrir del tiempo sin solución podemos vernos tentados a abandonar la oración, pero la Biblia nos anima a perseverar, pues Dios viene con su poderosa respuesta, Jesús es fiel y no abandona a los suyos…  Veamos el poder de la oración: 

El poder de la oración. Lucas 18:4-5.

“Y él no quiso por algún tiempo, pero después dijo dentro de sí: Aunque ni temo a Dios, ni tengo respeto a hombre, sin embargo, porque esta viuda me es molesta, le haré justicia, no sea que viniendo de continuo, me agote la paciencia”.

La perseverancia en oración alcanza poderosas respuestas.

La Biblia nos enseña que había una viuda que procuraba hallar justicia y la solicitaba de manera constante ante un juez duro de corazón. Mediante este ejemplo Jesús nos enseña la importancia de perseverar en oración para alcanzar poderosos resultados.  

La oración como tal enfrenta sus propios enemigos, como por ejemplo: factores distractores, el cansancio físico, exceso de ocupaciones y negocios, el sueño y la pereza, argumentos del enemigo en la mente, la tristeza y la decepción, los fracasos personales, etc.

La perseverancia implica la superación de obstáculos, la oración perseverante es aquella que fortalecida en Dios, no abandona su clamor, sigue en pie aunque los vientos sean contrarios, aunque los resultados no lleguen, aunque las voces y circunstancias digan lo contrario.     

La Biblia nos dice que aquel juez no quiso responder la petición de la viuda por algún tiempo. Pero después cambio de actitud y decidió responderle a la viuda. La frase “por algún tiempo” nos recuerda que nuestro clamor debe perseverar aunque transcurra el tiempo y no haya respuesta, Dios responderá en el momento preciso y de la mejor manera. 
   
(Te invitamos a adquirir gratis nuestro libro cristiano aquí en: GRATIS LIBRO CRISTIANO).   

Aquel juez decide responderle a la viuda y lo hace diciendo: “esta viuda me es molesta… no sea que viniendo de continuo, me agote la paciencia”. 

Palabras que nos dejan ver la perseverancia de la viuda, quien tuvo que superar el tiempo sin respuesta, la indiferencia del juez, y la opresión del adversario.

No abandones tu clamor aunque transcurra el tiempo, aunque muchos te digan: “Dios no te va a ayudar”, y aunque el enemigo se oponga con fuerza, el poder del Espíritu Santo que mora en nosotros es mayor, y por eso podemos perseverar en oración y al final veremos una respuesta maravillosa, poderosa, es decir recibiremos una gran victoria sobre nuestro enemigo el diablo.



Escrito por pastor Gonzalo Sanabria.  

Te invitamos a leer:  
  •  .

6 comentarios:

  1. Un creyente que no ora, jamas conseguira la ayuda en el dia malo,bendiciones

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Evelio, Dios bendiga tu vida y familia. Muchas gracias por tus anotaciones.

      Eliminar
  2. Muy bonita la reflexion .Dios bendiga alos pastores..Sarabia. ya que siempre hay una palabra de fe y fortaleza .palabras que han bendecido mi vida. Quiciera seguir edificando mi vida con sus libros gratis
    Pero no sé.como hacerlos pués no domino bien este medio pero agradezco a Dios hasta donde me ha llevadocon sus meditaciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras e interés. Dios bendiga tu vida y te llene de bendiciones. Muchas gracias por dejarnos tus comentarios. Es una manera de apoyar este ministerio.

      Eliminar
  3. Muy buen punto, en la actualidad, creo que en todas las iglesias ha bajado la asistencia al dia de la oracion, y mas si es por la mañana, Sigamos luchando contra el espiritu de desanimo y flojera, saquemos ese espirutu de valantia que Dios nos ha dado por medio de su hijo jesucristo.....Bendiciones Pastor Sarabia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu valioso comentario Enrique. Dios bendiga tu vida y familia. Saludos.

      Eliminar