Ads 468x60px

Qué debo hacer para ser bendecido


Qué debo hacer para ser bendecido.
Introducción: Sabemos que la Biblia contiene miles de promesas de bendición, sabemos también que en Cristo hemos sido bendecidos. 

Sin embargo vemos en muchas ocasiones que aquellas bendiciones no se manifiestan en nuestra vida normal, y seguramente las pedimos en oración pero aun así no vemos la respuesta. Veamos lo que hoy la palabra de Dios nos enseña al respecto…   

Sermones cristianos: ¿Qué debo hacer para ser bendecido?


En el Salmo 37:5-7 se nos enseña varias cosas muy importantes que debemos tener en cuenta para recibir de Dios sus bendiciones:

“Encomienda a Jehová tu camino, y confía en él y él hará. Exhibirá tu justicia como la luz, y tu derecho como el mediodía. Guarda silencio ante Jehová, y espera en él. No te alteres con motivo del que prospera en su camino, por el hombre que hace maldades”.

En ciertas circunstancias difíciles hay personas que pueden negar el cuidado del Señor, murmurar contra la bondad de Dios o concluir que las bendiciones no son para ellos.

Pero debemos prestar especial atención a lo que el texto bíblico de hoy nos enseña, pues el rey David nos comparte por el Espíritu Santo factores fundamentales para experimentar la bendición de Dios. Estos son: Encomienda a Jehová tu camino. Confía en él y él hará. Guarda silencio ante Jehová y espera en él.  

(Te invitamos a adquirir gratis el libro cristiano de ésta semana. En éste libro encontrarás temas de edificación y fortaleza espiritual. Basado completamente en la palabra de Dios y con abundantes notas y enseñanzas para nuestra vida. Adquiere este libro sin costo alguno aquí en: GRATIS LIBRO CRISTIANO).  

Es necesario reflexionar en estas palabras: Encomienda a Jehová tu camino y confía en él.  

Lo primero que debemos hacer es poner en las manos de Dios nuestra vida, nuestros planes, nuestro futuro, para que sea Dios llevándonos por el camino de su perfecta voluntad. También esto implica poner en sus manos nuestras luchas, dificultades, angustias del corazón; así como también nuestras finanzas.

Hacer esto implica fe y confianza, la fe nos habla de creer en sus promesas, creer en sus palabras; mientras que la confianza nos habla de la seguridad que podemos tener en su fidelidad y cuidado, Dios es bueno y nos llevará al mejor destino.

No debemos darle a Dios lo que nos sobra de nuestra vida, de nuestro tiempo, de nuestras fuerzas y aun de nuestras finanzas, si queremos ser bendecidos es necesario darle a Dios el primer lugar. Encomendar a Dios nuestro camino, es una evidencia de que dependemos de él y reconocemos su señorío en nuestra vida.        

Podemos recordar que cuando Esdras salió de Babilonia con Israel camino a la ciudad de Jerusalén para su reconstrucción, ayunaron y clamaron a Dios para que su poderosa mano los guiara y protegiera en aquel largo y difícil camino, y el Señor les fue propicio y llegaron a Jerusalén todas las personas con todos sus bienes. Encomienda a Jehová tu camino y las cosas saldrán bien.   

Decide confía en la obra y buena voluntad de Dios.  

Confiar en Dios va mucho más allá de las palabras. Confiar en el Señor implica depositar nuestro corazón en él. Es decidir poner la confianza plena en que Dios hará su buena y soberana voluntad en nuestra vida, él hará lo mejor para nosotros según su sabiduría, él sabe todas las cosas, es Dios todopoderoso, y por eso podemos confiar en él.     

La Biblia nos dice que el Señor tiene los mejores planes para nuestra vida: “Porque yo se los planes que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis” Jeremías 29:11.

Nuestra confianza en Dios implica creer con certeza que él oye nuestras oraciones y nos escucha y responde en su tiempo y a su manera, es creer que él conoce nuestras necesidades y como proveedor excelente nada nos faltará. La Biblia nos enseña que aquellos que creyeron en Dios nunca fueron avergonzados, por eso no demos lugar a la duda, él tiene cuidado de sus hijos.

Más bien debemos fortalecer nuestra fe en su palabra, pues cuando está se debilita o se descuida el corazón empieza a buscar otros caminos. Por eso muchas personas terminan creyendo en ídolos, en otras personas más que en Dios, ponen su confianza en ciertas cosas o negocios, y por eso vemos muchos fracasos.

Es necesario creer en sus palabras, seguir su voluntad sin murmurar contra él y más bien “guardar silencio  ante Jehová”. A final él hará su maravillosa obra y nosotros seremos bendecidos.

Conclusión: La Biblia una y otra vez nos exhorta a confiar en Dios, cuando el cristiano pone su corazón en el Señor a pesar de las dudas y dificultades, Dios quien ama sus hijos y no los abandona manifestará su gloria y hará milagros. 



Escrito por pastor Gonzalo Sanabria.  

Te invitamos a leer:  

 .

12 comentarios:

  1. Q precioso estudio! Como siempre nos sirve para reflexionar en la palabra De Dios

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dios te bendiga Sara. Muchas gracias por tus comentarios y apoyo. Saludos.

      Eliminar
  2. Tu Fidelidad es grande , Tu Fidelidad Incomparable , nadie como Tú bendito Dios , GRANDE ES TU FIDELIDAD ¡¡¡ 👋❤

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Julian, la fidelidad de Dios es grande. Bendiciones.

      Eliminar
  3. bendiciones para su vida,gracias por el estudio de hoy

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dios te bendiga Evelio, muchas gracias por tus comentarios y apoyo. Saludos.

      Eliminar
  4. Woouu! Qué hermosa palabra! Siempre nos edifica, cada vez aprendo más. Muchas gracias por compartir con nosotros, Dios lo siga usando grandemente. Bendiciones del Altísimo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dios bendiga tu vida y familia, muchas gracias por tus palabras y comentarios.

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Muchas gracias por dejarnos tu comentario. Dios te bendiga.

      Eliminar
  6. Respuestas
    1. Muchas gracias por dejarnos tu comentario. Dios te bendiga. -

      Eliminar