Ads 468x60px

La paternidad divina


La paternidad divina - Dios Padre.
Introducción: (Paternidad divina – Dios Padre) Nos dice la Biblia en Juan 1:12 “Más a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios”. Sin duda también nuestros pecados son lavados por la sangre de Cristo, somos librados de la condenación eterna, pero es necesario destacar el poderoso privilegio de ser hijos de Dios, es fundamental conocer a Dios como Padre…   

LA PATERNIDAD DIVINA - DIOS PADRE


En el texto que acabamos de leer (Juan 1:12) se nos enseña quienes entran a disfrutar de Dios como Padre, y experimentan la condición de hijos de Dios, y por tanto se convierten en receptores de todas las bendiciones que eso implica.  

Vemos entonces dos acciones mediante las cuales una persona se convierte en hijo de Dios:

1) Según el contexto “recibir a Jesús”.
2) Creer en su nombre.   

La palabra “recibir” hace referencia a aquel momento en el que reconocemos por obra del Espíritu Santo nuestra condición de pecado, acudimos a Jesús y creemos y aceptamos que su por su sangre somos perdonados, y le entregamos nuestra vida al Señor Jesucristo.   

Entonces aquí no sólo somos perdonados, sino que somos hechos hijos de Dios, a partir de ese momento Dios es nuestro Padre y debemos aprender a relacionarnos con él como hijos. 

Ser librados del infierno es una de las cosas que sucede al convertirnos a Jesucristo, pero como vemos aquí, la paternidad divina es un beneficio, honor y privilegio que Dios nos da a través de Jesús.

Leamos 1 Juan 3:1-3 “Mirad cuál amor nos ha dado el Padre, para que seamos llamados hijos de Dios; por esto el mundo no nos conoce, porque no le conoció a él. Amados, ahora somos hijos de Dios, y aún no se ha manifestado lo que hemos de ser; pero sabemos que cuando él se manifieste, seremos semejantes a él, porque le veremos tal como él es. Y todo aquel que tiene esta esperanza en él, se purifica a sí mismo, así como él es puro”.

Es fundamental conocer, asimilar y experimentar la paternidad de Dios, pues es así como viviremos toda la plenitud de su amor, cuidado y cumplimiento de sus planes para nuestra vida. Esto es vital, ya que cuando Israel salió de Egipto por su mentalidad bajo aflicción en esclavitud no pudieron avanzar ni disfrutar su libertad por el desierto ni conquistar como era debido la tierra prometida.

(Te invitamos a conocer y adquirir nuestro nuevo libro: "Liberación espiritual". Éste libro expone principios, verdades, estrategias y armas con las que el Señor Jesús ha equipado a Su iglesia para avanzar en libertad y en victoria. Nos enseña posibles causas espirituales de la aflicción humana, y cómo Dios nos equipa y nos capacita para destruir las obras del diablo y avanzar hacia sus planes. Puedes verlo y adquirirlo aquí en: Liberación espiritual: Es Jesús quien da verdadera libertad (Spanish Edition)  


La paternidad de Dios en el Antiguo y en el Nuevo Testamento.

El Antiguo Testamento hace referencia al Dios Padre en unas veinte ocasiones, donde vemos su énfasis proveedor y protector, y como Padre de la nación de Israel. Mientras que en el Nuevo Testamento hay unas 250 referencias al Padre celestial, entonces es una revelación mucho más precisa y abundante en el N.T.    

Es una de las verdades reveladas más importantes del Nuevo Testamento que precisamente mediante la obra de Jesucristo venimos a tener y conocer, incluso el deseo del Hijo es revelar al Padre, por eso dijo: “Yo soy el camino, la verdad y la vida, nadie puede venir al Padre sino por mi” Jesús es el camino al Padre, vale la pena entonces preguntarnos aquí ¿Qué tanto hemos recorrido ese camino? Es decir ¿Qué tanto conocemos a nuestro Padre celestial?
    
Quizá le conocemos más como Creador, Protector, Salvador, Señor y dueño de todo, pero en su papel como Padre no le conocemos mucho, tal vez muy poco experimentamos con Dios esa relación Padre e hijo.

Suscríbete gratis y recibe nuestras actualizaciones, enviándonos tu correo haciendo clic aquí. 

La paternidad de Dios restaura la identidad del hijo. 

Es muy importante tener en cuenta que el diablo no desea que el cristiano nacido de nuevo tenga clara su identidad como hijo de Dios. Por el contrario lo vemos atacando a Jesús al respecto cuando por ejemplo le dijo: “Sí eres Hijo de Dios, di que estas piedras se conviertan en pan”.    

Cuando el cristiano no conoce y vive su condición como hijo de Dios no puede disfrutar su herencia en Cristo, pues el hijo que no sabe quién es su padre ¿cómo ha de recibir y disfrutar de su herencia, la que por ley le corresponde? 

Encontrarnos con Jesús es el primer paso para encontrarnos con nuestro Padre celestial, es así como el cristiano conoce, identifica, se apropia y experimenta su identidad con su Padre verdadero y original. Al conocer su origen, naturaleza y condición, identifica su propósito y razón de existencia. Allí le es revelado su propósito de vida, herencia y destino eterno.    

Es fundamental conocer y experimentar la paternidad divina para vivir la identidad como hijos de Dios, y todos los privilegios que esto significa. De otra manera somos criaturas, pero no hijos. Dios nos hace sus hijos cuando le entregamos nuestra vida, reconocemos que Jesús dio su vida por nuestros pecados y por la fe le recibimos en nuestro corazón como Dios y Salvador.

Gracias Señor Jesús por haber derramado tu sangre en la cruz para limpiarnos de pecado y darnos el más grande privilegio: ser hijos de Dios, con todos los privilegios que esto implica. Somos hijos del Creador de los cielos y de la tierra.  

Déjanos tu comentario diciéndonos ¿cuál crees que es el mayor privilegio de ser hijo(a) de Dios? 

Escrito por pastor Gonzalo Sanabria.  

Te invitamos a leer: 

. 

10 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Creo que el mayor bendición es poder sentir su protección y saber que, aunque cometa errores, Él estará allí para levantarme, perdonarme y guiarme en mi arrepentimiento y dirección.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Ruby, Dios siempre estará a nuestro lado para ayudarnos y enseñarnos el camino por el cual debemos ir. Bendiciones, y gracias por dejarnos tu comentario.

      Eliminar
  3. Ahora entiendo,verdaderamente su amor por mi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Evelio por dejarnos tu valioso comentario. Bendiciones.

      Eliminar
  4. El mayor privilegio es la gracia.....

    ResponderEliminar