Ads 468x60px

La avaricia es un enemigo del hombre


Sermones cristianos: La avaricia es un enemigo del hombre.
Introducción: Dios ha planeado bendecir al hombre con la abundancia del cielo, es muy importante aprender entonces como administrar las bendiciones del Señor, pues quien es fiel en lo poco sobre mucho será puesto. No podemos caer en el engaño de las riquezas, debemos mantener un equilibrio al respecto, y esa sabiduría nos la da el mismo Señor Jesús…

Sermones cristianos:


La avaricia es un enemigo del hombre.


Nos dice Lucas 12:15 “Y les dijo: Mirad, y guardaos de toda avaricia; porque la vida del hombre no consiste en la abundancia de los bienes que posee”.

a) La palabra “avaricia” aquí se traduce del término griego “pleonexia” que además significa: fraude, extorsión, codicia, ambición, aprovecharse de. Hablamos entonces de aquel deseo de poseer más, valiéndose de acciones ilegales y aprovechándose de la necesidad y crisis del otro.     
  
b) Jesús nos enseña aquí algo muy importante: “La vida del hombre no consiste en la abundancia de bienes que posee”. Surge entonces la pregunta ¿Qué es la vida del hombre? Por el Espíritu Santo el apóstol Pedro nos dice: “Toda carne es como hierba, y toda gloria del hombre como flor de la hierba. La hierba se seca, y la flor se cae; más la palabra del Señor permanece para siempre” (1 Pedro 1:24-25).

c) Nuestra vida sobre la tierra es pasajera, es muy corta y única, y debemos entonces administrarla muy bien. Si sólo pensamos en lo material, si sólo en eso pensamos cuando nos acostamos y al despertarnos, entonces estamos actuando neciamente, pues la vida no consiste en la abundancia de bienes.  

(Te invitamos a adquirir gratis el libro cristiano de ésta semana. En éste libro encontrarás temas de edificación y fortaleza espiritual. Basado completamente en la palabra de Dios y con abundantes notas y enseñanzas para nuestra vida. Adquiere este libro sin costo alguno aquí enGRATIS LIBRO CRISTIANO).    


d) Jesús nos advierte acerca del engaño de las riquezas, él dijo: “Los afanes de éste siglo, el engaño de las riquezas y las codicias de otras cosas, entran y ahogan la palabra que ha sido sembrada en un corazón y la hacen infructuosa” (Marcos 4:19).

También el Señor dijo: “Ninguno puede servir a Dios a dos señores… No podéis servir a Dios y a las riquezas”, aquí para la palabra “riqueza” se utiliza el término griego “mamonás”, que además significa riqueza personificada, avaricia deificada.

Se identifica a “Mamon” como el dios de las riquezas de este mundo, quien engaña a los hombres haciéndoles creer que la felicidad está en la abundancia de los bienes que posean, llevándolos a la avaricia desmedida e implacable, y por tanto terminan siendo esclavos de este espíritu de maldad.

La avaricia hace que el corazón siempre necesite más, sin hallar nunca el verdadero reposo y gozo, pues el único que realmente llena el corazón humano se llama Jesucristo el Señor. La avaricia es un enemigo del hombre.       

Conclusión: Sin duda alguna Dios nos quiere bendecir (y en abundancia), es el Señor quien le da al hombre el poder o capacidad para hacer las riquezas, nos dice la Biblia, pero debemos tener presente siempre que el primer lugar es para Dios.




Escrito por pastor Gonzalo Sanabria.  

Te invitamos a leer:  

.

6 comentarios:

  1. Alabado sea el nombre de nuestro buen Dios y salvador,siempre puntual esta palabra Dios le bendiga pastor y gracias

    ResponderEliminar
  2. Muy buena reflexcion debemos amar las cosas rspirituales

    ResponderEliminar
  3. bendiciones me parece muy interesente sus libros y los mensajes q recomiendan son muy edificativos necesito sermones de enseñanzas de escuela dominical

    ResponderEliminar