Ads 468x60px

LA PAZ DE DIOS


La paz de Dios
Introducción: En medio de un mundo lleno de actividad, un mundo cada vez más materialista, un mundo que se ocupa cada vez más de lo externo, es necesario volverse a Dios y fortalecer la vida espiritual. Ante el stress, la angustia, la depresión, el suicidio, etc, se hace fundamental conocer y experimentar en la vida diaria la paz de Dios llenando el corazón y dirigiendo nuestra vida…     


Sermón: LA PAZ DE DIOS


1)  La paz de Dios protege el corazón y la mente del creyente. Filipenses 4:6-7

“Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias, y la paz de Dios que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús”.

a) Este versículo nos instruye cómo debemos actuar ante las necesidades y dificultades de la vida, lo primero que nos dice es que debemos ir a Dios y presentar nuestras necesidades en oración, esta oración debe ir a acompañada de fe, y una expresión de esa fe es dar gracias a Dios por la respuesta que recibiremos.

b) Cuando hacemos esto, de Dios viene sobre nuestra vida la paz del Señor. Esa paz nos da confianza y fortalece nuestra fe en él, es un poder especial del Señor para sus hijos que los capacita para enfrentar y superar la dificultad con certeza en el cuidado y soberanía de Dios.

c) Ya que esta paz sobrepasa todo entendimiento, no tenemos que entender lo que sucede, ni como Dios nos dará la victoria,. La paz del Señor en el cristiano lo hace creer, perseverar, avanzar y alcanzar la victoria en Cristo.       

d) La paz de Dios no significa ausencia de dificultades, pruebas u obstáculos por superar. Más bien la paz que viene de Dios nos equipa para enfrentar todo atentado contra nuestra fe y contra nuestra esperanza en el Señor y en sus promesas. La paz de Dios es esa seguridad interna de que el Señor se hace cargo de los “imposibles humanos” y que al final tendremos el mejor resultado, pues viene de la mano de Dios.

e) La última frase del versículo nos dice: “guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús”, entonces la paz de Dios protege, cubre, es como una fortaleza militar alrededor del corazón y de la mente del cristiano, guardándolo de la duda, de la incredulidad, del afán y de la ansiedad, y de los dardos del diablo. La paz de Dios te hace fuerte y persistente.  



2) La paz de Dios para el hombre es Cristo mismo. Isaías 53:5

“Más él herido fue por nuestros rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados”.

a) Este versículo habla directamente de la obra de Jesús en la cruz del calvario, del doloroso juicio que recibió como precio por nuestros pecados, vemos que el Espíritu Santo a través del profeta Isaías usa palabras como “herido” “molido” “castigo” “llaga” términos que nos dejan ver el altísimo grado de dolor, tortura y sufrimiento que Jesús experimentó para darnos salvación.

b) Debemos destacar la frase: “el castigo de nuestra paz fue sobre él”. No había paz entre Dios y los hombres debido al pecado del ser humano, así que el Señor Jesús dio su vida para reconciliar al hombre con Dios, ese ambiente de encuentro a través de Cristo es la paz de hombre.

c) El hombre fue creado para estar con Dios, pero el pecado lo alejó de la presencia divina, por Cristo y en él podemos ahora acercarnos a Dios y restaurar la relación con el Creador del universo. Así pues nuestra paz es habitar en la presencia de Dios, es decir tener comunión con él y seguir su dirección, cuando esto no se vive el nacido de nuevo en Cristo no experimenta la verdadera paz.        

d) También Efesios 2:13-14 nos dice: “Pero ahora en Cristo Jesús, vosotros que en otro tiempo estabais lejos, habéis sido hechos cercanos por la sangre de Cristo. Porque él es nuestra paz…”.

e) Por el Espíritu Pablo nos recuerda que antes de conocer a Cristo estábamos lejos de Dios, pero él mismo por su Espíritu nos acercó mediante la sangre de Cristo. Es su sangre la que nos limpia de pecado, nos hace libres del juicio y de todo sentimiento de culpa, es allí cuando la paz de Dios llena nuestro corazón.

f) Añade Pablo diciendo: “Él (Cristo) es nuestra paz”, vemos pues que el pecado nos separa de Dios, pero en la sangre de Jesús hallamos verdadero perdón, y por tanto verdadera paz. Experimentamos la paz de Dios cuando vivimos con un corazón sincero delante del Señor.    

3) La paz de Dios supera la angustia y el miedo. Juan 14:27

“La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón. Ni tenga miedo”.

a) Recordemos que esta reunión se da la última noche de Jesús con sus discípulos, el Maestro iba a ir a la cruz y ya no estaría físicamente más con ellos. Por eso les está prometiendo la venida del Consolador, el Espíritu Santo, el Señor no los dejaría solos.

b) Jesús ministra su paz a los preocupados y angustiados corazones de sus discípulos. Es muy interesante que acerca de su paz Jesús dice: “Yo no la doy como el mundo la da”, pues nos permite ver que el mundo procura brindar una paz a los necesitados seres humanos, pero esa paz nunca va realmente a satisfacer la necesidad humana.

c) Muchos procuran hallar una paz o alivio en el consumo de las drogas, otros caen en el alcohol, otros se vuelven dependientes de ciertos medicamentos, otros aprenden ejercicios de meditación, etc. Pero sólo en Jesucristo el ser humano halla la verdadera paz.

d) La paz de Dios es aquella que le da al hombre la certeza de que ha sido perdonado de sus pecados, que no ira a condenación eterna, y aquella que le fortalece para caminar en victoria sobre los poderes de las tinieblas.

e) Jesús dice en la última frase del versículo: “No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo” palabras que nos recuerdan que la paz de Dios preserva al cristiano del miedo y de la angustia. Tal vez veamos dificultades o problemas por superar, pero es allí cuando la paz de Dios no permitirá que el miedo, la cobardía, o la zozobra gobiernen nuestro corazón, sino que con valentía y sabiduría divinas enfrentaremos y superaremos el asunto. 

        

4) La paz de Dios es el resultado de confiar en él. Isaías 26:3-4

“Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti ha confiado. Confiad en Jehová perpetuamente, porque en Jehová el Señor está la fortaleza de los siglos”.

a) Aquí podemos ver que una de las bendiciones que el Señor tiene para sus hijos es su paz, nos habla aquí de una “completa paz”, el término hebreo usado aquí es “shalom” que indica: paz, bienestar, salud, prosperidad, victoria; entonces una paz completa es aquella en la que vemos a Dios manifestar su poder y gloria en todas las áreas de nuestra vida.

b) Esa completa paz se manifiesta cuando el cristiano tiene un modo de pensar que persevera en Dios, es decir pueden haber dificultades y adversidades, pruebas y obstáculos, pero el hijo de Dios sigue confiando en el cuidado del Señor y en sus fieles promesas, por eso añade el texto bíblico diciendo: “Porque en ti ha confiado”.

c) La paz de Dios está en proporción directa con la confianza que tenemos en el cuidado y fidelidad del Señor. Aquella persona que confía en Dios, puede descansar y reposar realmente en él, sabe que Dios hará lo que para el hombre es imposible. Sabe que Dios hará lo mejor, cualquiera que sea el escenario y el resultado.

d) Esa confianza en Dios nos dice el pasaje bíblico “es la fortaleza de los siglos”. Otras versiones dicen: “es la Roca eterna” “es la fortaleza eterna” entonces nos habla de aquella poderosa, firme y eterna fidelidad de Dios, aquella que nunca cambia y permanece para siempre. Fidelidad por la cual Dios nunca miente ni engaña, por el contrario él cumple sus promesas siempre. Puedes confiar plenamente en él, y por eso la paz de Dios gobernará y fortalecerá tu vida. 
        
“Y el Dios de paz que resucitó de los muertos a nuestro Señor Jesucristo, el gran pastor de las ovejas, por la sangre del pacto eterno, os haga aptos en toda obra buena para que hagáis su voluntad, haciendo él en vosotros lo que es agradable delante de él por Jesucristo; al cual se la gloria por los siglos de los siglos. Amén” Hebreos 13:20-21.

Como podemos ver en el pasaje anterior se destaca la paz como virtud de Dios. Cuando la paz de Dios embarga nuestro corazón allí podemos escuchar la voz del Señor, allí él nos pastorea, nos habla y corrige. Es entonces una paz con la que trabaja en nuestro corazón haciéndonos aptos para sus planes.

Conclusión: La paz de Dios te levanta por encima de toda adversidad, la paz del Señor te fortalece para superar toda adversidad. Permite que la paz de Dios llene tu corazón, decide confiar en el Señor, y él nunca te decepcionará. Dios te bendiga con su paz.  



Escrito por pastor Gonzalo Sanabria.    

Te invitamos a leer:

.

12 comentarios:

  1. Wao tremendo mensaje. Asi debe aer siempre confiar en el Señor. Amen¡!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Diana por dejarnos tu comentario. Dios te bendiga.

      Eliminar
  2. Excelente, paz inmensa paz la de Cristo amén

    ResponderEliminar
  3. Dios la bendiga y su familia. tremendo mensaje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Norma por tus palabras y apoyo. Dios te bendiga.

      Eliminar
  4. Preciosa y Única Paz Verdadera para nuestros corazones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Sara por apoyar este ministerio a través de tus comentarios. Saludos y Dios te bendiga.

      Eliminar
  5. Bendiciones Pastor Gonzalo y esposa; Gracias or este mensaje me ha ayudado bastante ysi me das permiso pienso usarlo el mes que viene en la Iglesia. Hay bastantes hermanas mayores que necesitan el que se les recuerde que en los momentos difivike podemos disfrutar de la paz de Dios , incluso tanto mi esposa como yo tenemos 94 años yen estoa largos años de vida hemos sentido la paz y la bendición del Señor. Seguir adelante y bendiciones. NNM

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dios te bendiga pastor Narciso Nuñez. Muchas gracias por su valioso comentario. Por supuesto que puede usar éste sermón para compartirlo en la iglesia. Pido al Señor que lo use poderosamente. Bendiciones. .

      Eliminar
  6. Bendiciones Dios les llene cada día de su Sabiduría, los Felicito por sus Mensajes Han sido de mucha Bendición en mi vida..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Daibetcy por tus palabras. Cada comentario que nos dejan es una manera de apoyar este servicio a Dios. El Señor bendiga tu vida y familia.

      Eliminar