Ads 468x60px

Escogidos desde el vientre

Escogidos desde el vientre.
Introducción: El Señor Jesús dijo: "No me elegisteis vosotros a mí, sino que yo os elegí a vosotros. Que gran honor y privilegio, haber sido escogidos por el Señor. Sin embargo no podemos ignorar las maquinaciones del enemigo quien procura enterrar, confundir y encadenar en extremo los planes de Dios... 


Por ejemplo el endemoniado de Gadara: Marcos 5:1-4. Gadara era una ciudad dentro de la tierra entregada a la tribu de Gad, tribu cuyas virtudes o dones dadas por Dios los hacían guerreros valientes y diestros, comparados con el león. Su nombre “Gad” significa fortuna, sin embargo los demonios habían esclavizado a éste hombre y usaban su carácter y fuerza de guerrero para asustar a la gente de aquella región.

Eso es lo que el diablo hace, toma los dones y diseños de Dios y los pervierte, pero así como Jesús apareció aquel día, lo hizo libre y lo envío a evangelizar Decápolis, Cristo está hoy aquí para traer libertad, sanidad y unción para avanzar hacia sus propósitos.

ESCOGIDOS DESDE EL VIENTRE

Cita: Deuteronomio 28:1 4.

1) Bendito el fruto de tu vientre. La palabra bendito aquí se traduce del término hebreo "BaraK que también significa:

a) Bendecir con abundancia,
b) Bienaventurado,
c) Dichoso.
d) Arrodillarse.

Vemos entonces que la voluntad de Dios para el fruto del vientre es bendición en abundancia. Su deseo es que aquel viva plenamente el plan para el cual nace.
Arrodillarse nos habla de adoración, hombres y mujeres de intimidad con Dios.

2) Planeados desde antes de la fundación del mundo.

La escritura nos enseña que Dios nos planeó y diseñó desde antes de ser formados por su mano en el vientre de la madre: Salmo 139:16, El embrión es el óvulo fecundado por el espermatozoide en las primeas etapas de su desarrollo (término que aplica para las primeras ocho semanas). En el libro de los diseños de Dios está tu plan de vida bosquejado desde antes de nacer hasta volver a él. Dios nos lo enseña por ejemplo en casos como:

a) El profeta Jeremías, Jeremías 1:5.
b) Sansón: Jueces 13:6-7.



3) Los bebes reaccionan y son tocados por el poder del Espíritu Santo:

Comentario: Veamos algunos ejemplos:

a) Juan el bautista: Lucas 1:15 profetiza la llenura del Espíritu Santo sobre Juan bautista desde el vientre de su madre y en Lucas 1:39-45 Elizabet es llena del Espíritu Santo y creo que al mismo tiempo fue también lleno del Espíritu Santo él bebe, pues así estaba profetizado.

b) Debemos consagrar a Dios a nuestros hijos: Salmo 22:10. Las tinieblas procuran destruir los planes de Dios desde el vientre, o sellar a los niños para hacerlos instrumentos de maldad.

Así como hay consagración desde el vientre para Dios también hay quienes los consagran para las tinieblas, es el caso de los satanistas, brujos, movimientos ancestrales que se mueven en las tinieblas, y en ciertas culturas y costumbres.

4) En su adultez a Pablo le fue revelada su razón de vida: Gálatas 1:15-16.

a) Es muy interesante ver que Pablo fue fariseo celoso y perseguidor de la iglesia de Jesucristo. Pero cuando Dios lo llama y le revela su razón de vida, le muestra por qué existe y para qué fue planeado desde antes de la fundación del mundo, no duda ni consulta con su mente sino que ésta revelación transformó sus sueños y su estilo de vida.

b) El diablo quiso usar el diseño de Dios en Pablo (el apostolado) para hacer mal y perseguir a la propia iglesia de Cristo, aquella para la cual había nacido. Él debía de enseñar la revelación de Jesucristo, debía fundar muchas iglesias locales en diferentes naciones, habría de formar a muchos pastores y tendría que escribir las cartas que hoy estudiamos en la Biblia.

Cuando Dios le reveló su plan Pablo fue ungido por el Espíritu Santo a través de Ananías. La unción y los dones del Espíritu Santo son el equipamiento para que el hijo de Dios alcance su diseño.


De igual manera somos conscientes hoy de que nuestra vida se corresponde con un poderoso y hermoso diseño celestial, Dios nos planeó. Quizá el diablo ha intentado hacer daño y tal vez causo heridas, pero Jesucristo es nuestro sanador y es quien unge con el poder del Espíritu Santo nuestras vidas para avanzar y fluir en el propósito de Dios.


Escrito por pastor Gonzalo Sanabria.    

Te invitamos a leer: 

.


.

0 comentarios:

Publicar un comentario