Ads 468x60px

Dios no olvida sus promesas


Dios no olvida sus promesas
Introducción: Algunas veces ante las dificultades o pruebas en el camino de la fe, puede atacar la duda o el desánimo, pero nuestro corazón puede estar seguro en al fidelidad de Dios, él no miente, él cumple todas sus promesas. Lo cielos y la tierra pasarán pero su palabra permanece para siempre, no importa que suceda Dios hará como lo ha dicho…  


Dios no olvida sus promesas. Éxodo 6:6-8.

“Por tanto, dirás a los hijos de Israel: Yo soy Jehová, y os sacaré de debajo de las pesadas tareas de Egipto, y os libraré de su servidumbre, y os redimiré con brazo extendido. Os tomare por mi pueblo y seré vuestro Dios… y os meteré en la tierra por la cual alcé mi mano jurando que la daría a Abraham, a Isaac y a Jacob; y yo os la daré por heredad. YO JEHOVÁ”.

La Biblia claramente nos enseña que el deseo de Dios es la libertad de sus hijos para que así puedan seguirle y servirle. Dios no desea que su pueblo lleve pesadas cargas, pues son estas las que impiden el avance del cristiano.    

En este pasaje Dios dice: “Os libraré de su servidumbre”: el término servidumbre se traduce desde la palabra hebrea “abodá” que también significa: labores, servicio. Vemos pues que el enemigo desea engañar al creyente para que se ocupe en muchas cosas y así no siga ni sirva a su Dios. La nación de Israel servía al Faraón y a sus planes, y no al Señor.  

Dice también Dios: “Os redimiré con brazo extendido y con juicios grandes”: el término “redimir” nos hace recordar al Redentor, a Jesús de Nazaret, Aquel que dio su vida y con ella nos rescató de las cadenas del pecado y del destino al infierno.

Dios es soberano y Todopoderoso. Continúa revelando su plan a Israel, el cual es convertirlo en su pueblo y él será su Dios. Ellos serían testigos de las obras poderosas del Señor en la tierra de Egipto, y esa liberación sobrenatural y única marcaría el corazón y la historia de Israel, siempre recordarían que Dios los había sacado de aquella esclavitud.

En contraste con los ídolos que mudos y sordos son, y nada pueden hacer, el Señor de Israel sería evidente y grande en su poder, precisamente haría maravillas que nadie más puede hacer, demostrando así que sólo él es el verdadero Dios.     

El Señor les dice además que su plan no es sólo su liberación, sino que los llevará e introducirá en una excelente tierra, tierra que fluye leche y miel, como lo prometió a sus antepasados: Abraham, Isaac y Jacob. Palabras que nos recuerdan que Dios no miente, él cumple fielmente sus promesas.

Habían pasado cuatrocientos años, pero él no se había olvidado de su plan ni de sus palabras, aquella era una nueva generación de israelitas, pero las promesas continuaban sobre ellos. De igual manera las promesas de Dios están sobre nuestras vidas, y también seguirán sobre nuestras generaciones, palabras de vida, salvación, bendición y victoria sobre los enemigos.     



A pesar de la debilidad humana, Dios cumple lo prometido. Génesis 6:9.

“De esta manera habló Moisés a los hijos de Israel, pero ellos no escuchaban a Moisés a causa de la congoja de espíritu, y de la dura servidumbre”.

Moisés obediente al Señor fue y dijo éstas palabras al pueblo de Israel. Pero nos dice la Escritura que “ellos no escucharon a Moisés”. Que difícil fue aquel momento para Moisés, él iba en obediencia a Dios, llevaba un mensaje divino, poderoso y maravilloso, pero no fue escuchado.

Fue seguramente un primer obstáculo en el servicio que estaba empezando Moisés para el Señor. Estas situaciones no deben desanimarnos, más bien debemos fortalecernos en Dios y perseverar pues él hará al final su obra. Cada obstáculo en el servicio a Dios nos ejercita en amor y oración.  

La Biblia misma nos dice porque ellos no escuchaban el mensaje de Dios, esto se debía a “la congoja de espíritu” y a “la dura servidumbre”. Otras versiones nos dicen que no escucharon por la angustia, el desánimo, y por estar agobiados ante las duras tareas. Vemos pues que el desánimo, la angustia y el agotamiento estorban el escuchar a Dios. 

Son tiempos que el enemigo también quiere aprovechar para lanzar sus dardos de fuego procurando sembrar más desesperación y ansiedad, desaliento e incredulidad, pues vemos que precisamente ellos no escuchaban el mensaje de libertad que Dios había enviado, ya no creían que eso fuera posible, ya no creían por un milagro. El enemigo había logrado robarles la esperanza.     
 
La Escritura nos dice que el gozo del Señor es nuestra fortaleza, también nos dice que para aquel que cree todo le es posible. No hay nada difícil para nuestro Dios. El Señor siguió tratando con su pueblo y mostrando su poder y grandeza en medio de Egipto, y a medida que transcurren los días y ven las maravillas y el poder del Señor, la fe del pueblo de Dios se activa y en efecto como él lo dijo, Israel fue liberado de la esclavitud egipcia en medio de grandes milagros.

Por eso Jesús dijo: “Venid a mí los que estáis trabajados y cargados y yo os haré descansar”, entonces acudamos a Cristo, sólo en él hay verdadero reposo y renovación.   

        
Reflexión final: Aunque nuestra condición sea difícil, aunque el enemigo se levante contra nosotros, aunque nuestras fuerzas mengüen, Dios sigue siendo fiel y Todopoderoso, él sigue cuidando de su pueblo y cumplirá todas sus promesas. Fortalécete en Dios y en su palabra, él hará milagros a tu favor, así como lo hizo antes lo hace hoy, Dios es el mismo  ayer, hoy y siempre.     



Escrito por pastor Gonzalo Sanabria.    

Te invitamos a leer: 

.   

16 comentarios:

  1. Yo sigo esperando en Dios q Él toque los corazones de miembros de mi familia. Pq aunque creen en Él, al conocerle es imposible q la vida no se transforme y gire todo en torno a Él y tristemente eso no ha ocurrido. Confiamos en Su Palabra y sabemos q Él es fiel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Sara, poderoso es Dios para hacer mucho más de lo que pedimos o entendemos. Jesucristo hará cosas maravillosas en tu familia. Saludos y Dios te bendiga.

      Eliminar
  2. Asi sea, no perder la fé, ni la esperanza, de que aunque las respuestas tarden, podamos perseverar.Dios nos fortalezca.Bendiciones!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Adelaida, Dios es nuestra fuerza y sustento, él nunca nos falla. Gracias por dejarnos tu comentario. Bendiciones.

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Muchas gracias Luis, Dios te bendiga.

      Eliminar
    2. Amen pastor Dios los bendiga siempre en su ministerio y para mi son de.mucha bendicion esos mensajes

      Eliminar
  4. Este meensaje nos ayuda a Confiar en Dios no importa la situaciones que estemos pasando ..Dios esta en control.de.todo.amen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, el Señor tiene todas las cosas en sus manos. Bendiciones Luis.

      Eliminar
  5. Este meensaje nos ayuda a Confiar en Dios no importa la situaciones que estemos pasando ..Dios esta en control.de.todo.amen

    ResponderEliminar
  6. Respuestas
    1. Gracias Luis por dejarnos tus comentarios. Dios bendiga tu vida y familia.

      Eliminar
  7. AMEN DIOS BENDIGA SU PALABRA Y QUE SU PUEBLO SUS HIJOS MARCHEN HACIA LA PERFECCION Y EL CUIDADO DE DIOS NUESTRO PADRE CELESTIAL
    GRACIAS SEÑOR POR TU FIDELIDAD PARA SIEMPRE TE AMAMOS TODOS TU HIJOS EN CRISTO JESUS REY NUESTRO

    ResponderEliminar
  8. Poderosa palabra...gracias pastor...Dios le siga dando de toda la sabiduria para poder ministrarnos..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Val Nu por tu valioso comentario. Dios bendiga tu vida y a toda tu familia.

      Eliminar