Ads 468x60px

Vinagre en la cruz.

Vinagre en la cruz.
Introducción: La obra de nuestro Señor Jesucristo en la cruz del calvario fue sin duda una gran victoria. Allí el Señor alcanzó salvación para toda la humanidad, sin duda a un gran precio. El precio fue su vida misma, él derramó su sangre para limpiarnos de pecado. Allí en la cruz el Señor dijo varias cosas de gran valor para nosotros hoy. Él mismo dijo: “Conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres”…   


Vinagre en la cruz. 

Nos dice la Biblia  Juan 19:28-29 “Después de esto, sabiendo Jesús que ya todo estaba consumado, dijo, para que se cumpliese la Escritura: Tengo sed. Y estaba allí una vasija llena de vinagre; entonces ellos empaparon en vinagre una esponja, y poniéndola en un hisopo, se la cercaron a la boca”. 

Jesús se sometió totalmente a la voluntad del Padre celestial. En aquel momento el Señor está crucificado a la vista de la multitud, lleno de heridas, golpes, sangre, lágrimas, entre otros; la Biblia misma nos dice que su rostro no parecía el de un ser humano. Lleva seis horas crucificado allí, estaba todo consumado nos dice el versículo veintiocho, es decir el Señor está a punto de morir.   

En Jesús se cumplieron todas las profecías respecto al Mesías, y por eso dijo: “Tengo sed”. El versículo veintinueve nos dice que había allí una vasija llena de vinagre. En realidad no era vinagre como el que nosotros conocemos, pues no tendría sentido esa vasija allí.

La palabra vinagre aquí se traduce del término griego “oxos” que además significa: vino agrio mezclado con agua; indica la bebida común de los trabajadores y soldados rasos. Bebida barata y de baja calidad. Ya que los soldados romanos no mostraban misericordia alguna por los crucificados, algunos piensan que fue algún seguidor de Jesús quien le acercó la esponja.

Te invitamos a adquirir sin costo alguno nuestro libro cristiano, haz clic ahora aquí en: LIBRO CRISTIANO GRATIS


La Biblia nos dice que tomaron una esponja empapada en aquel vino mezclado con agua y la pusieron en un hisopo. El hisopo era una planta usada en algunas ceremonias, y seguramente tomaron una rama o vara para acercar la espuma a la boca del Maestro.

Es muy interesante ver que el Señor Jesús se sometió a la crucifixión en su plena condición humana, él no evito dolor alguno, no buscó ningún atajo, él se sometió plenamente a la voluntad del Padre celestial, aunque ésta implicaba los más grandes dolores.

Todo esto lo hizo por amor a nosotros. Dio su vida en sacrificio en medio del dolor para salvarnos del pecado y de la condenación eterna. Gracias Señor Jesús, muchas gracias por tu inmenso amor. Gracias por tu preciosa sangre que nos limpia de pecado.

El vinagre nos recuerda que hacer la voluntad de Dios es lo mejor, aunque no siempre recibiremos el aplauso del mundo, seremos aprobados por el cielo. 
  

Escrito por pastor Gonzalo Sanabria.    

Te invitamos a leer: 


.

2 comentarios:

  1. Después de vivir hoy una situación “avinagrada” por defender el evangelio del Señor. Me alegra defender la palabra de mi Salvador aunque como dice la prédica no reciba aplausos. Gracias pastor por su aliento. Además el Señor te dirige a escribir el texto perfecto para q nosotros podamos leerlo en el momento adecuado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Sara por compartir tus valiosos testimonios. Dios bendiga tu vida, familia y servicio al Señor.

      Eliminar