Ads 468x60px

Dios tiene lo mejor para ti

Dios tiene lo mejor para ti.
Introducción: Algunas veces nos toca en la vida hacer un pare y reflexionar. Acción muy importante para identificar los cambios necesarios o las correcciones a que haya lugar. Debemos permitir que la palabra de Dios ilumine nuestro camino para tomar las mejores decisiones y cosechar todas las bendiciones que el Señor nos ha preparado…

Dios tiene para ti lo mejor.                 

La palabra de Dios nos enseña que la obediencia y la diligencia son bendecidas por el Señor. Génesis 26:12-13.  

“Y sembró Isaac en aquella tierra, y cosechó aquel año ciento por uno; y le bendijo Jehová. El varón se enriqueció, y fue prosperado, y se engrandeció hasta hacerse muy poderoso”.

La pereza es mala consejera y es enemiga de la bendición. La Biblia dice del perezoso “El alma del perezoso desea, y nada alcanza; más el alma de los diligentes será prosperada” (Proverbios 13:4), también nos dice la Escritura: “El hombre diligente delante de los reyes estará” Proverbios 22:29. No basta con desear, hay que trabajar y caminar con Dios.      

Isaac sembró en aquella tierra, lo que nos deja ver que la bendición tiene su ciclo, primero se siembra, se trabaja, se cuida las plantas, la floración y luego se cosecha. No es de la noche a la mañana, pero fiel es Dios quien ha prometido bendecir al obediente, por eso dice: “para participar de los frutos el labrador debe trabajar primero” 2 Timoteo 2:6.   

Cuando hacemos lo que nos corresponde Dios hace el resto, la Biblia nos dice que aquel año Isaac cosechó al ciento por uno, es decir cien veces más de lo sembrado. El Señor lo bendijo hasta hacerse poderoso. Cuando tú honras a Dios él te honra también, y no hay mejor honra para Dios que la obediencia.



Es fundamental confiar en el Señor y en su palabra, Isaac confió en las promesas de Dios, y él no le falló. Sin duda la fe es un arma poderosa para superar los obstáculos del camino, precisamente cuando caminar se pone complicado el enemigo lanza sus dardos de duda e incredulidad, pero nuestra fe en Dios debe prevalecer, porque al final el Señor no dejará en vergüenza a todo aquel que en él cree.         

Conclusión: Sin duda Dios ha planeado bendecir a sus hijos. Es fundamental entonces rendir nuestra voluntad al Señor, y no tomar decisiones apresuradas, más bien debemos seguir la dirección de Dios, cuando esto hacemos  entonces veremos su protección, respaldo y bendición como nunca antes.   


Escrito por pastor Gonzalo Sanabria.    

Te invitamos a leer: 

. 

0 comentarios:

Publicar un comentario