Ads 468x60px

Por qué fracasó el rey Salomón

Por qué fracasó el rey Salomón.
Introducción: Nuestra vida a veces pasa por tiempos que no entendemos, y surgen muchas preguntas. Aunque a veces no comprendamos, es necesario seguir confiando en Dios. A veces nuestra vida no logra salir de su condición limitada, no vemos mayores resultados ni avances, y nos damos cuenta que pueden existir diversos motivos o razones... 


Puede ser una causa espiritual, llámese maldición, hechicería, o quizá una mentalidad de fracaso, desobediencia a Dios, etc. La Biblia también nos habla de cadenas espirituales, incluso yugos que espiritualmente afligen a las personas. Pero ante todo esto Jesucristo es nuestro libertador.       

¿Por qué fracasó el rey Salomón?

La idolatría y la desobediencia generan fracaso. El rey Salomón ha muerto (1 Reyes 11:43) y su hijo Roboam asciende al trono. Israel, a la cabeza de Jeroboam viene al rey Roboam, solicitando que él disminuya el yugo que su padre Salomón les impuso. Leamos 1 Reyes 12:1-4.

“Roboam fue a Siquem, porque todo Israel había venido para hacerle rey… y enviaron a llamar a Jeroboam que habitaba en Egipto. Y todos vinieron y hablaron a Roboam diciendo: Tu padre agravó nuestro yugo, más ahora disminuye tú algo de la dura servidumbre de tu padre, y del yugo pesado que puso sobre nosotros, y te serviremos”.

Recordemos que mientras el rey Salomón fue fiel a Dios, su reino y su sabiduría fueron en extremo abundantes, aún desde reinos lejanos venían a conocer la prosperidad y sabiduría del rey Salomón. Lamentablemente en sus últimos años el rey tuvo muchas mujeres y su corazón se fue en pos de los ídolos de ellas, hasta hacerles altares y lugares de adoración, dejando así a Jehová su Dios.

Los malos resultados no se hicieron esperar, aquella abundancia y prosperidad desaparecieron, y la sabiduría del rey Salomón se esfumó. Ante el fracaso y la escasez económica el rey decide aumentar los impuestos para sostener su reino, y cada vez eran más altos, oprimiendo de esa manera a Israel. Eso se había convertido en un pesado yugo para el pueblo de Dios.          

 

La razón de la escasez y la ruina en el reino de Salomón está expresada en 1 Reyes 11:29-33. El rey y por tanto el pueblo en general había abandonado el culto a Dios, y ahora adora a los ídolos cananeos, veamos cuales:  

Astoret, diosa de los sidonios, (es la misma Asera, Ishtar, Afrodita y Venus) diosa del amor sensual y la fertilidad. Patrocina el desenfreno y la infidelidad.
  
Quemos, dios de los moabitas, su nombre significa: Subyugador. Era considerado dios de la guerra, y en ocasiones se le hacían sacrificios humanos. Vemos aquí violencia y derramamiento de sangre (muerte).   

Moloc, dios de los amonitas, se le hacían sacrificios de niños, y sus bailes desenfrenados e inmorales contaban con sacerdotisas al servicio de los hombres. Figura de una vida desordenada.    

Precisamente estos tres ídolos citados nos dejan ver algunas razones por las cuales se pierde la bendición, prosperidad y sabiduría que Salomón tenía: Idolatría - La infidelidad matrimonial – Abandonar el culto a Dios - injusticia. (Ésta última relacionada con el yugo de los altos impuestos).    

Entonces debemos tener en cuenta:

a) Darle a Dios el primer lugar en nuestra vida.  
b) Depender del amor de Dios y de su sabiduría para mantener un matrimonio saludable y una familia en la que Cristo reine.
c) Mantener encendido en nuestro corazón el amor por Dios.
d) Ser honestos y justos en nuestros negocios y labores.    

Conclusión: Dios desea nuestro bienestar. Por eso nos enseña sus mandamientos, y nos da su Espíritu Santo para capacitarnos en una vida de obediencia, y servicio a él. Corrijamos en nuestra vida lo que está mal, él es nuestra ayuda y fortaleza. Él no desea a su pueblo bajo aflicción, Jesús ha venido a darnos vida y vida en abundancia.   

Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria.   

Te invitamos a leer: "LA FIDELIDAD ES VALIOSA PARA DIOS"


.

0 comentarios:

Publicar un comentario