Ads 468x60px

Es tiempo de volver a Dios

Introducción: La mente juega un papel estratégico y muy valioso en la vida del cristiano  y en la batalla espiritual. Por eso debemos cuidar nuestra mente y ponerla al servicio de Dios, pues cuando en ella hay zonas de tinieblas, desde allí el enemigo ataca al hijo de Dios e intenta dañar los propósitos divinos. Debemos recordar para fortalecer nuestra fe y no recordar con nostalgia el mal pasado para volver atrás...




Devocional: Es tiempo de volver a Dios.

En varias ocasiones Dios exhorta a su iglesia a recordar para corregir su conducta. Apocalipsis 2:5

“Recuerda, por tanto de dónde has caído, y arrepiéntete, y haz las primeras obras; pues si no, vendré pronto a ti, y quitaré tu candelero de su lugar, si no te hubieres arrepentido”. 

Recordemos que la iglesia de Efeso inicialmente amaba con todo su corazón a Jesús, se destacó por aquel gran amor. Pero con el paso del tiempo su amor se enfrió profundamente, tanto que el Señor mismo le dijo: “Tengo contra ti que has dejado tu primer amor”. Otras versiones dicen: “Ya no me amas como al principio”. Efeso había abandonado su primer amor por Jesucristo.

Es muy interesante ver que lo primero que Jesús le dice a la iglesia de Efeso que debe hacer es “recordar”, nos dice el texto: “Recuerda, por tanto, de dónde has caído, y arrepiéntete, y haz las primeras obras”. Pero aquí ¿qué significa recordar? 

La palabra se traduce del término griego “mnemoneuo” que además traduce: ejercer memoria, pensar, llamar a la mente.




En éste caso en particular la iglesia de Efeso debía tomar del banco de su memoria recuerdos para traer a su pensamiento actual las primeras obras que realizó por amor a Jesús, volver a caminar en ellas y restaurar así su primer amor por Cristo. Vemos pues el poder de los recuerdos, los cuales afectan o modifican la vida presente de la persona.

La iglesia de Efeso debía recordar y retomar la vida de oración que tuvo al principio de su conversión, así como su pasión por la Escritura y su profundo deseo de conocer más a Dios. Debía recordar y retomar aquella pasión con la que buscaba la presencia de Dios. Ese ejercicio era fundamental para volver por las sendas antiguas, es decir retomar el camino correcto.     

Conclusión: Algunas veces por las múltiples ocupaciones o por los afanes de la vida, descuidamos nuestra relación con Dios y poco a poco nuestro corazón se enfría y ya no buscamos igual a Dios. Entonces debemos reflexionar y corregir nuestro camino, volvernos a Dios y buscarlo como antes. “Buscad primeramente el reino de Dios y su justicia y todas las demás cosas vendrán por añadidura”.   



Anexo: Es tiempo de volver a Dios.

Es difícil vivir con ansiedad y angustia, es por eso, que en algunas ocasiones hallamos a personas que no pueden conciliar el sueño por los problemas que enfrentan o por los temores que aparecen ante el futuro. Otros deciden renunciar y abandonarlo todo.  

En otras ocasiones podemos encontrar personas que invierten su vida para alcanzar su sueño, invierten todas sus fuerzas, su tiempo y aún su patrimonio. Esto debe generar en nuestra vida una reflexión, y es que debemos ser apasionados por Jesucristo y por sus propósitos. Los planes de Dios deben ser nuestra prioridad de vida.   

Como cristianos enfrentaremos tentaciones, pruebas y factores distractores. Éste mundo te ofrecerá muchas cosas atractivas que no agradan al Señor, recordemos que el tentador le ofreció al Señor Jesús la gloria de esta tierra, pero el Maestro decidió obedecer a Dios; para Jesús fue más importante el plan del Padre Celestial. 

Por las Escrituras podemos ver que el reino de las tinieblas ofrece éxito sin Dios, pero sus resultados finales son soledad, ruina, vaciedad, vergüenza y dolor, como le ocurrió al hijo prodigo. El Señor quiere evitarnos el dolor y el fracaso, pero aun cuando esto sucede, debemos decidir que es tiempo de volver a Dios. 


Las buenas decisiones nos llevan a escenarios de bendición, por eso el Salmo 1:1-3 nos dice: “¡Cuán bienaventurado es el hombre que no anda en el consejo de los impíos, ni se detiene en el camino de los pecadores, ni se sienta en la silla de los escarnecedores… 

Sino que en la ley de Dios está su deleite, y en su ley medita de día y de noche! Será como árbol firmemente plantado junto a corrientes de agua, que da su fruto a su tiempo, y su hoja no se marchita; y todo lo que hace prosperará”. 

Dios recompensa a quien le busca, él honra a los que le honran, nunca tu búsqueda de Dios y tu decisión de seguir su palabra será en vano, este resultará en vida y bendición para ti y para los tuyos. 

Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria para “Es tiempo de volver a Dios”.


Escrito por pastor Gonzalo Sanabria.    

Te invitamos a leer: "DIOS CAMBIA LOS CORAZONES". 

.
.

5 Comments:

  1. Me encanta!! es verdad que a veces estamos demasiado ocupados y nos olvidamos de darle al Señor la prioridad que debe tener siempre en nuestras vidas. Muchísimas gracias pastor por estar ahí instruyéndonos para que reflexionemos continuamente sobre la palabra de Dios.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Así es Sara. Muchas gracias por tus acertados comentarios. Bendiciones.

      Borrar
  2. es de gran bendicion bendiciones le rodeen

    ResponderBorrar
  3. Dios no se equivoca, seguir su consejo siempre será de bendición y salvación para nosotros. Ante las malas decisiones y errores propios en Dios hallaremos la oportunidad para restaurar nuestra vida, por eso, es importante reconocer que es tiempo de volver a Dios, y avanzar hacia sus poderoso planes.
    -

    ResponderBorrar