Ads 468x60px

Cuida tu mente

Cuida tu mente.
Introducción: No podemos ignorar los dardos de fuego del maligno. Continuamente las tinieblas procuran hacer dudar, engañar o desanimar al cristiano, y una de las áreas fundamentales que debemos cuidar como hijos de Dios es nuestra mente. Por eso la Biblia nos dice: “Renovaos en el espíritu de vuestra mente”. Nuestros pensamientos terminarán dirigiéndonos hacia ellos, por eso nuestra mente debe llenarse de la palabra de Dios, demos a nuestro proceso de pensamiento las herramientas para agradar a Dios…  


Cuida tu mente.

La memoria es una virtud de la mente que Dios dio a los hombres. La memoria es una función del cerebro mediante la cual se organiza, almacena y recupera la información del pasado. El cerebro actúa sobre el resto del organismo humano, y coordina el sistema nervioso que irriga todo nuestro cuerpo. Por eso cuando el proceso de pensamiento se altera, también se altera el resto del cuerpo.

El diablo con frecuencia acude al banco de la memoria del ser humano para remover los malos recuerdos, y éstos se convierten en instrumentos de las tinieblas para afectar al hijo de Dios, su objetivo es hacerlo retroceder y pecar. De esta manera procuran las tinieblas mantener un control sobre la persona y entonces no pueda vivir la completa libertad en Cristo.

Te invitamos a adquirir sin costo alguno nuestro libro cristiano, haz clic ahora aquí en: LIBRO CRISTIANO GRATIS


El diablo acude a los malos recuerdos para:

a) Tentar al cristiano y llevarlo al pecado (recuerdos de pecados pasados).
b) Alterar su vida con angustia y preocupación (por traumas del pasado).
c) Atormentar su corazón con dolor, depresión, auto condenación, etc (momentos tristes del pasado).
d) Estancar el avance del cristiano (usando fracasos y caídas del pasado).
e) Generar sentimientos pecaminosos mediante imágenes del pasado (recuerdos de antiguos novios (as) por ejemplo). Entre otros.     

Recordemos que la Escritura nos dice en Efesios: “Renovaos en el espíritu de vuestra mente”, y Romanos 12:2 nos enseña el fundamental papel que juega la mente en la vida del creyente: “No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta”.

En primer lugar nos dice el texto: “No os conforméis a éste siglo”, la palabra siglo quiere decir “corriente de éste mundo” es decir no tomemos la forma de la época (porque es la moda o es lo que todo el mundo está haciendo), ni aplaudamos lo que éste mundo aprueba y vive.

Más bien debemos “transformarnos por medio de la renovación de nuestro entendimiento (mente, manera de pensar)”. La Biblia nos dice por ejemplo: “¿andarán dos juntos si no estuviesen de acuerdo?” indicando que la amistad se da en un espacio de acuerdo de pensamiento, pues no andan dos juntos si piensan diferente.

Cuando tenemos amistad con Dios, su poder y su palabra transforman nuestra manera de pensar y por lo tanto es transformada nuestra manera de vivir. “Entendimiento” aquí también significa discernimiento, pues aprendemos a hacer diferencia entre lo que agrada a Dios, y lo que él rechaza. Una mente renovada piensa como Dios piensa.


Conclusión: Es necesario fortalecer nuestra amistad con Dios, estudiar su palabra con la guianza y revelación del Espíritu Santo y permitir que Cristo quien habita en nosotros haga su perfecta obra en el día a día. Deleitémonos en la palabra del Señor, la cual es poderosa y transforma nuestro sistema de pensamiento. Es necesario desear la palabra de Dios como el niño recién nacido desea su leche o alimento. 


Escrito por pastor Gonzalo Sanabria.    

Te invitamos a leer: "DIOS CAMBIA LOS CORAZONES". 


.

2 comentarios:

  1. Tremendo gracias por todos esos estudios son de bendición. DTB siempre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Jeitza por dejarnos tu valioso comentario. Dios bendiga tu vida y familia.

      Eliminar