Ads 468x60px

Sólo en Jesucristo hay salvación

Sólo en Jesucristo hay salvación.
Introducción: Por mucho tiempo Dios inquietaba mi corazón llamándome a seguirle, pero no me acercaba a él. Con su amor y por el poder del Espíritu Santo me convenció de mi condición como pecador y de mi gran necesidad de Cristo, sólo en Jesús encontré la verdadera respuesta y sentido a mi vida, él es el camino, la verdad y la vida, separados de él nada podemos hacer…  


Sólo en Jesucristo hay salvación.

Nos dice la Biblia en Hechos 4:11-12 “Este Jesús es la piedra reprobada por vosotros los edificadores, la cual ha venido a ser cabeza del ángulo. Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo dado a los hombres, en que podamos ser salvos”.  

Se le llamaba “cabeza del ángulo” a aquella piedra principal y primera que se ponía en los cimientos de una construcción y sería la base y referencia para todas las demás. El Señor Jesús se presenta como ese cimiento sobre el cual sería edificada su iglesia. Pablo lo dijo así: “Pues nadie puede poner otro cimiento que el que ya está puesto, el cual es Jesucristo”.     

Los “edificadores” de aquella época eran los sacerdotes, escribas e intérpretes de la ley, pero ellos reprobaron o rechazaron la piedra principal: Jesucristo mismo. Ellos se opusieron a Jesús, a su mensaje, y a su iglesia.

Ellos seguían enseñando la necesidad de la circuncisión, de los sacrificios, del día de reposo, y toda su rutina religiosa para ser salvos, pero todas estas cosas en Cristo se habían cumplido, y ahora sólo en Jesús de Nazaret hay salvación, pues no hay otra persona, ni otro camino, ni otro mediador, no hay otro nombre dado a los hombres en el que podamos ser salvos, sólo Jesucristo es nuestro Salvador. 

El hombre podrá crear movimientos religiosos, rutinas para el alma, doctrinas nuevas y atractivas, ejercicios para alcanzar su desarrollo personal, otros podrán negar a Dios y su poder creador que dio origen a todas las cosas, otros enseñan la reencarnación, etc, todos estos son caminos equivocados.

Pues está establecido para los hombres que mueran una sola vez y después de eso el juicio, juicio eterno del cual nos libra sólo Jesucristo el Señor, pues todo aquel que en él cree no irá a condenación, sino que pasa de muerte a vida.

Las buenas obras son eso, buenas obras, pero nunca suficientes para alcanzar vida eterna, sólo la fe en Jesucristo el Señor nos da verdadera salvación.



Conclusión: Es necesario nacer de nuevo en Cristo, esto se logra cuando reconocemos que somos pecadores y que nuestro destino es la condenación eterna, pero decidimos creer en la obra redentora de Jesús en la cruz, y rendimos nuestra vida a él, entonces de Dios viene vida nueva a nuestro ser, y nuestro nombre es escrito en el libro de la vida. Gracias Jesús por esta salvación tan grande.

Escrito por pastor Gonzalo Sanabria.      

Te invitamos a leer: "DIOS TE DICE: NO TEMAS".  





0 comentarios:

Publicar un comentario