audio Cuidado con lo que dices | Estudios y Sermones

Ads 468x60px

Cuidado con lo que dices

Cuidado con lo que dices.

Introducción: A veces impulsados por la ira decimos palabras que no sólo ofenden sino que lastiman los corazones de otros. En otras ocasiones quizá murmuramos contra la voluntad de Dios y esto no ayuda a salir de tal situación, por el contrario empeora las cosas como le sucedió a Israel por el desierto. Por eso recordemos que es mejor bendecir que maldecir…  

Cuidado con lo que dices.

Nos dice la Biblia en Job 2:9-10 “Entonces le dijo su mujer: ¿Aún retienes tu integridad? Maldice a Dios y muérete. Y él le dijo: Como suele hablar cualquiera de las mujeres fatuas has hablado. ¿Qué? ¿Recibiremos de Dios el bien, y el mal no lo recibiremos? En todo esto no pecó Job con sus labios”.    

Debemos acudir a Cristo para no decir necedades que luego nos van a causar problemas. La ira, la soberbia, la envidia y la raíz de amargura no son buenas consejeras. Su esposa le dice  Job: “Maldice a Dios, y muérete”.

La palabra “maldice” aquí se traduce del término hebreo “barak” que significa: arrodillarse, alabar, maldecir. La traducción se aplica de acuerdo al contexto. En éste caso ella no invita a su esposo Job a alabar a Dios, pues está decepcionada y adolorida.

El significado diverso de ésta palabra hebrea (barak): arrodillarse, alabar, maldecir; nos recuerda que ante la crisis podemos optar por diversos caminos, en éste caso la esposa de Job murmura contra Dios, mientras que su esposo “no pecó con sus labios”.                    

En el versículo diez Job le dice que ella ha hablado como una mujer “fatua”, es decir necia e insensata. Job no pecó contra Dios hablando mal de él, ni levanta su boca contra el cielo, más bien espera la respuesta del Señor a su adoración, pues él adoró, nos dice el capítulo 1:20; y al final del libro de Job Dios dijo: “Mi siervo Job ha hablado de mí con rectitud” Job 42:8


Nuestro corazón debe estar a la expectativa de las bendiciones y victorias en Cristo; también es cierto que el Señor prueba nuestra fe, su objetivo (como enseña Santiago 1:1-4) es que seamos formados en un carácter perseverante y de fe, un carácter cristiano en el sentido de que Cristo brille en nosotros de manera que no nos falte cosa alguna.      

Lo correcto antes estos tiempos es ir a Dios, quien con su amor y poder nos sostendrá y nos enseñará como superar dicha situación, así como nos revelará sus planes con todo ello. Al final veremos que Dios es bondadoso y sabe lo que hace.

Conclusión: La vida y la muerte están en poder de la lengua, nos dice la Biblia, lo que nos recuerda la importancia de hablar bien, bendecir y no maldecir. Cuidémonos para no murmurar contra el cielo, pues Dios sabe lo que hace y a la postre nos bendecirá.

Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria.

Te invitamos a leer: "VALORA TU COMUNIÓN CON DIOS"




.

0 comentarios:

Publicar un comentario