audio Puedes confiar en la fidelidad de Dios | Estudios y Sermones

Ads 468x60px

Puedes confiar en la fidelidad de Dios

La fidelidad de Dios.
Introducción: Sin duda seguir el camino de Jesús es la mejor decisión. No podemos negar los obstáculos propios de todo camino, y ante esa realidad Dios mismo nos ha prometido su compañía y poder para superar dichas dificultades. Ante aquellos obstáculos puede aparecer la duda, el cansancio, la decepción, etc, pero Dios es fiel, no nos desampara y siempre de una o de otra manera nos ayuda…  

Puedes confiar en la fidelidad de Dios

La fidelidad de Dios es la base de nuestra confianza. Confiar en las promesas del Señor genera descanso verdadero y paz en el corazón del hijo de Dios.

Lamentaciones 3:22-24 “Por la misericordia de Jehová no hemos sido consumidos, porque nunca decayeron sus misericordias. Nuevas son cada mañana; grande es tu fidelidad. Mi porción es Jehová, dijo mi alma; por tanto, en él esperaré”.

La palabra “fidelidad” del versículo 23 se traduce del término hebreo: “emuná”, que además significa: firmeza, honestidad, estabilidad. Término que destaca la veracidad de Dios y su inalterable integridad. Dios es íntegro, puro, veraz, firme, santo.

Además nos dice el texto: “grande es tu fidelidad” enseñándonos que la fidelidad de Dios va mucho más allá de la comprensión de nuestra mente, y por tanto puedes confiar totalmente en él.     
 
Dios no miente, él no engaña ni crea falsas expectativas, por su naturaleza misma sólo habla verdad. Él es Dios Todopoderoso y por tanto tiene todo el poder para hacer como dice. Precisamente por eso el profeta Jeremías dice: “Mi porción es Jehová, por tanto, en él esperaré” Lament. 3:24.


Cuando el cristiano logra confiar en la fidelidad de Dios entonces puede esperar con gozo la salvación que viene de Dios, por eso dice Lamentaciones 3:26 “Bueno es esperar en silencio la salvación de Jehová”.

La queja y la murmuración son entonces evidencias de la incredulidad del cristiano. Dios es fiel y bueno, por tanto todo lo que hace es para nuestro bien, y perfecto es su tiempo. La fidelidad de Dios no depende de nuestras emociones, sino del poder y cuidado del Señor. por nosotros.          

Conclusión: Cuando decidimos creer y confiar en la fidelidad de Dios nuestro corazón alcanza poderosos niveles de gozo y paz, virtudes que fortalecen al creyente, hacen más fácil el proceso, y le llevan a conquistar lo que Dios le ha preparado.  

Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria.   

Te invitamos a conocer otros libros que hemos publicado. Haz clic sobre la imagen del libro que deseas ver: 



Te invitamos a leer: "CÓMO ADORAR A DIOS"


.

2 comentarios:

  1. A veces nuestra condición humana nos hace ser impacientes y perder la confianza debido a la espera. Para mí son de gran dicha estos estudios. Me ayudan mucho en mi estudio diario de la Palabra. Les estoy muy agradecida

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También agradecemos mucho Sara tus comentarios. Dios te bendiga.

      Eliminar