Ads 468x60px

Puedes confiar en la fidelidad de Dios

La fidelidad de Dios.
Introducción: Sin duda seguir el camino de Jesús es la mejor decisión. No podemos negar los obstáculos propios de todo camino, y ante esa realidad Dios mismo nos ha prometido su compañía y poder para superar dichas dificultades. Ante aquellos obstáculos puede aparecer la duda, el cansancio, la decepción, etc, pero Dios es fiel, no nos desampara y siempre de una o de otra manera nos ayuda…  


Puedes confiar en la fidelidad de Dios

La fidelidad de Dios es la base de nuestra confianza. Confiar en las promesas del Señor genera descanso verdadero y paz en el corazón del hijo de Dios.

Lamentaciones 3:22-24 “Por la misericordia de Jehová no hemos sido consumidos, porque nunca decayeron sus misericordias. Nuevas son cada mañana; grande es tu fidelidad. Mi porción es Jehová, dijo mi alma; por tanto, en él esperaré”.

La palabra “fidelidad” del versículo 23 se traduce del término hebreo: “emuná”, que además significa: firmeza, honestidad, estabilidad. Término que destaca la veracidad de Dios y su inalterable integridad. Dios es íntegro, puro, veraz, firme, santo.

Además nos dice el texto: “grande es tu fidelidad” enseñándonos que la fidelidad de Dios va mucho más allá de la comprensión de nuestra mente, y por tanto puedes confiar totalmente en él.     
 
Dios no miente, él no engaña ni crea falsas expectativas, por su naturaleza misma sólo habla verdad. Él es Dios Todopoderoso y por tanto tiene todo el poder para hacer como dice. Precisamente por eso el profeta Jeremías dice: “Mi porción es Jehová, por tanto, en él esperaré” Lament. 3:24.

Cuando el cristiano logra confiar en la fidelidad de Dios entonces puede esperar con gozo la salvación que viene de Dios, por eso dice Lamentaciones 3:26 “Bueno es esperar en silencio la salvación de Jehová”.

La queja y la murmuración son entonces evidencias de la incredulidad del cristiano. Dios es fiel y bueno, por tanto todo lo que hace es para nuestro bien, y perfecto es su tiempo. La fidelidad de Dios no depende de nuestras emociones, sino del poder y cuidado del Señor. por nosotros.          

Conclusión: Cuando decidimos creer y confiar en la fidelidad de Dios nuestro corazón alcanza poderosos niveles de gozo y paz, virtudes que fortalecen al creyente, hacen más fácil el proceso, y le llevan a conquistar lo que Dios le ha preparado.  



Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria.   

Te invitamos a leer: "CÓMO ADORAR A DIOS"


.

2 Comments:

  1. A veces nuestra condición humana nos hace ser impacientes y perder la confianza debido a la espera. Para mí son de gran dicha estos estudios. Me ayudan mucho en mi estudio diario de la Palabra. Les estoy muy agradecida

    ResponderEliminar