audio Es Dios quien te defiende | Estudios y Sermones

Ads 468x60px

Es Dios quien te defiende

Es Dios quien te defiende.
Introducción: Algunas veces debemos cosechar los tristes resultados de nuestras malas decisiones, o vivimos diversas pruebas de nuestra fe, o sencillamente aparecen obstáculos que debemos superar en el camino. En aquellos tiempos pueden levantarse voces que juzgan, otros murmuran, y la persona misma puede considerar que Dios le está castigando.

En realidad lo que debemos hacer es acudir a Cristo, pues él es nuestro refugio y fortaleza, él no sólo nos salva del problema, sino que levanta nuestra cabeza...  
  
Es Dios quien te defiende.

Es fundamental adorar a Dios en todo tiempo. Salmo 3:1-2

“Oh, Jehová, cuánto se han multiplicado mis adversarios. Muchos son los que se levantan contra mí. Muchos son los que dicen de mí: no hay para él salvación en Dios. Selah”.  

El rey David vivía tiempos de persecución y oposición, de hecho nos dice la Biblia que sus enemigos se habían multiplicado, y muchos otros pensaban que Dios lo había abandonado. David abandona la ciudad de Jerusalén, deja atrás su trono y se dirige al monte de los olivos, y subió llorando a la cumbre, allí llegó para adorar a Dios, nos dice el pasaje paralelo en 2 Samuel 15:30.  

El encabezado de éste Salmo 3 nos dice “Salmo de David cuando huía de delante de Absalón su hijo”. Así que ésta batalla era diferente a todas las otras, muchos de sus compañeros, amigos y soldados ahora eran enemigos, y su propio hijo Absalón dirige una rebelión contra el rey, su padre David.

El rey decide no enfrentar a su propio hijo, decide evitar un derramamiento de sangre en Jerusalén, David decide dejar ésta batalla en manos de Dios, por tanto será el Señor mismo quien decida quien se sentará en el trono. 


Es muy interesante que estos dos versículos terminen con la anotación “Selah”. Ésta palabra es usada con frecuencia en los Salmos, probablemente es un signo cúltico-musical. Para algunos “Selah” significa: “Levantar y adorar” haciendo referencia al volumen de los instrumentos, o levantar los ojos o brazos al cielo en oración.

Era entonces un momento de adoración especial, y precisamente el rey David decide adorar, él decide confiar en la soberanía, poder y bondad del Señor. La situación era muy difícil, pero el rey adora al Señor confiando en que él dará el mejor fin a dicha situación. Es Dios quien tiene la última palabra.

Conclusión: Aún en medio de la crisis debemos levantar nuestra adoración a Dios, esto es una evidencia de nuestra confianza en él. La adoración al Señor nos permite concentrarnos en su grandeza, y no en el tamaño del problema. Dios se ocupa de aquellas situaciones en las que no podemos hacer ya nada más, él hará lo mejor.

Escrito por pastor Gonzalo Sanabria.


Te invitamos a conocer otros libros que hemos publicado. Haz clic sobre la imagen del libro que deseas ver: 


   

Te invitamos a leer: "EL DIOS DE MI ALEGRÍA".  


.  

4 comentarios:

  1. Muy bellos todos los estudios y devocionales que El Espíritu Santo le inspira. Me bendicen mucho y me dan ánimo, fe y esperanza. Dios lo bendiga y siga usando

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Eliana por leer los devocionales y sermones. Gracias por dejarnos tus valiosos comentarios. Dios te bendiga.

      Eliminar
  2. hace unos meces me inscribi para recivir los sermones en mi imei. son de mucha bendicion Dios siga usando su vida querido hermano. y muchas gracias por pensar en la nececidad de las almas.Dios los bendiga!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Damaris por tus palabras, son muy valiosas para nosotros. Dios te bendiga y gracias por tu apoyo.

      Eliminar