Ads 468x60px

Elegido por Dios

Elegido por Dios.
Introducción: Cuando miramos el tamaño del desafío, los diversos obstáculos, la batalla que hay por delante, entre otros, podemos concluir que definitivamente no podemos hacerlo, pero Dios siempre es más grande. A pesar de todo él nos ha llamado…  


Elegido por Dios

Nuestra disposición para Dios, es bendición para otros. Éxodo 3:9-11

“El clamor, pues, de los hijos de Israel ha venido delante de mí, y también he visto la opresión con que los egipcios los oprimen. Ven, por tanto, ahora, y te enviaré a Faraón, para que saques de Egipto a mi pueblo, los hijos de Israel. Entonces Moisés respondió a Dios: ¿Quién soy yo para que vaya a Faraón, y saque de Egipto a los hijos de Israel?”.     

En estos versículos vemos varios detalles muy importantes:

a) Dios responde al clamor de sus hijos. Israel ha levantado con fuerza un clamor al cielo ante la opresión de los egipcios, y Dios bueno y atento a sus hijos da inicio al plan de salvación para ellos. No renuncies a tu clamor, el Señor te responderá. 

b) El miedo de Moisés podía hacer que la opresión egipcia continuará. Dios ha escogido a Moisés, pero sus temores se levantan como muros que impiden el avance del plan divino, el cual es sacar de Egipto a los hijos de Israel. Con la ayuda de Dios podemos vencer nuestros miedos, pues al final son estorbos para el propósito del Señor con nosotros.  

c) A pesar de la edad (80 años), a pesar de sus temores, y otros defectos más, Dios veía a Moisés como su instrumento. El Señor no desecha a sus hijos, la edad no es impedimento para él, por encima de los temores del hombre y de sus debilidades, Dios es poderoso para hacer grandes cosas con el corazón que se dispone para él.

(Nota especial: Acabamos de publicar nuestro nuevo libro “Cómo derribar gigantes según la Biblia”. Libro basado en los cinco gigantes que cayeron bajo el poder de David. No sólo describe las victorias, sino el significado de los nombres involucrados y sus estrategias, por ejemplo uno de los gigantes se llamaba “Isbi-benob” éste nombre significa: El que produce agotamiento. Y esa fue su estrategia contra el rey David, y la Biblia nos dice que el rey estuvo a punto de morir, pero al final aquel gigante fue derrotado. Éste libro puedes adquirirlo aquí en: CÓMO DERRIBAR GIGANTES). 

 d) Moisés pensó más en sus propias debilidades, que en el poder de Dios. Esto lo vemos en el versículo once cuando él dice: “¿Quién soy yo para que vaya a faraón, y saque de Egipto a los hijos de Israel?”. No se trata de nosotros, sino de Dios, es él quien tiene todo el poder para hacer maravillas, señales y prodigios, somos instrumentos en sus manos, lo que él espera de nosotros es disposición. Él hará el resto.        
     
Conclusión: Cada uno de nosotros es un plan de Dios, y aunque el enemigo se levante contra él, Dios sigue adelante con sus propósitos. Él no desecha a ninguno de sus hijos, cada día sus ojos velan por la integridad de los suyos; Dios con su bondad y poder trabaja en cada corazón para llevarlo a su destino.

Escrito por pastor Gonzalo Sanabria.    






0 comentarios:

Publicar un comentario