audio Dios es bueno | Estudios y Sermones

Ads 468x60px

Dios es bueno

Dios es bueno
Introducción: Dios es bueno. Al equivocarnos por malas decisiones u otras dificultades, podemos pensar que Dios nos ha dejado solos, o tal vez el diablo lanza sus dardos haciéndonos pensar que Dios no es tan bueno después de todo, son lucha en nuestra mente, pero la Biblia claramente nos enseña que Dios es bueno, fiel y justo…  

Dios es bueno, fiel y justo. 1 Juan 1:9

“Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad”.   

En éste versículo se nos enseña sobre la importancia de la sinceridad delante de Dios, por eso dice: “Si confesamos nuestros pecados” lo que además implica reconocer nuestra falta y nuestra necesidad de él, es decir reconocemos que sólo en él hay respuesta y restauración.  

Al confesar nuestros pecados dice la Biblia aquí que “él es fiel y justo para perdonarnos” por supuesto en virtud de la obra de Cristo, y ante la sinceridad de corazón. La parte final de versículo añade: “… y limpiarnos de toda maldad”. En su fidelidad Dios no sólo nos perdona, sino que nos limpia de maldad.

¿Cuál es la diferencia aquí entre pecado y maldad? En primer lugar la Biblia nos dice respecto al primero que Dios lo perdona, pero en cuanto a la maldad dice que nos limpia. La palabra “pecado” significa: transgresión, acción contra la voluntad de Dios; mientras que la palabra “maldad” significa: iniquidad, injusticia.

El pecado tiene relación con la acción, mientras que maldad tiene que ver con el origen. El pecado hace referencia aquí al hecho, mientras que maldad hace referencia al motivo.

Entonces ante un corazón arrepentido Dios perdona la desobediencia, y limpia la maldad, es decir el Señor no sólo perdona la acción, sino que purifica el corazón limpiándolo de aquellas cosas profundas que lo llevaron a desobedecer la ley de Dios. Así que al orar no sólo debemos pedir perdón al Señor, sino pedir la limpieza de toda maldad.   


2 Timoteo 2:13 nos dice “Sí fuéremos infieles, él permanece fiel. Él no puede negarse a sí mismo”. Aquí el término “infiel” se traduce del término griego “apisteo” que además significa: incrédulo, no creyente, uno que no confía. Entonces el versículo parafraseando nos está diciendo: “Aunque te falte fe, Dios permanece fiel” “Aunque a veces no creas o dudes, Dios permanece fiel”. 

Es decir aunque tu fe falte, él cree por ti, y no te dejará ni te desamparará. Él no deja de ser fiel, bueno y todopoderoso porque el cristiano no crea, Dios sigue cuidando y bendiciendo a sus hijos en virtud de su fidelidad, no propiamente por la fe del cristiano. Debemos creer en sus promesas porque esto agrada a Dios, pero aun cuando la fe del cristiano es débil Dios permanece fiel. Dios es bueno.      

Conclusión: La fidelidad de Dios no podemos encerrarla sólo en el concepto de provisión material, su fidelidad va mucho más allá en virtud no sólo de su poder, sino de su gran amor por la humanidad. Dios es bueno, todopoderoso y fiel, puedes confiar plenamente en él.

Escrito por pastor Gonzalo Sanabria.

Te invitamos a conocer otros libros que hemos publicado. Haz clic sobre la imagen del libro que deseas ver: 



Te invitamos a leer: "CUIDADO CON EL ENGAÑADOR"


.  

2 comentarios: