audio Jesucristo nuestro mejor ejemplo | Estudios y Sermones

Ads 468x60px

Jesucristo nuestro mejor ejemplo

Jesucristo es nuestro mejor ejemplo
Introducción: La historia nos muestra a hombres que lograron grandes cosas, otros son héroes y muchos los ven como modelos a seguir, pero sin duda el más grande modelo y ejemplo se llama Jesucristo el Señor, él es nuestro motivo de vida y razón de ser…    

Sermón: Jesucristo nuestro mejor ejemplo.


a) La humildad y sencillez de corazón son esenciales para vivir en armonía (Filipenses 2:2-4)

“…Unánimes sintiendo una misma cosa. Nada hagáis por contienda o vanagloria; antes bien con humildad estimando cada uno a los demás como superiores a él mismo; no mirando cada uno por lo suyo propio, sino cada cual por lo de los otros”.

Pablo hace un llamado a la iglesia de Filipos para que se procure la convivencia en armonía. Precisamente ese estilo de vida entre los filipenses aumentaría el gozo del apóstol, y sin duda honraría a Dios.  

Debe evitarse, dice el apóstol, la contienda y los motivos orgullosos y egoístas, pues son estos enemigos poderosos de la vida de la iglesia. Más bien deben permitir que la humildad gobierne sus corazones, ante ésta el orgullo y la vanagloria tienen que ceder y huir.       

b) Jesucristo es nuestra inspiración y modelo (Filipenses 2:5-11)

“Haya pues en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse sino que se despojó a sí mismo… tomando forma de siervo… se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte y muerte de cruz, por lo cual Dios también lo exaltó…”.    

Hablando de la convivencia y el servicio humilde y con sencillez de corazón, ahora el apóstol expone el ejemplo de Jesucristo el Señor, quien se despojó de su gloria y alta posición, sin egoísmo, él renunció no sólo a aquello que tenía en el cielo sino aún a su vida misma.  

Vemos en éste ejemplo también el comportamiento tan diferente de Jesús en relación con el primer Adán, pues éste deseó e intentó alcanzar la igualdad con Dios, mientras que el Señor Jesús, el postrer Adán, renunció a todo, se humilló a sí mismo, se hizo siervo y fue obediente hasta morir como un criminal.

Hacer la voluntad de Dios en su totalidad no fue fácil para el Señor, pero el Padre Celestial siempre estuvo allí para fortalecerlo. El Señor Jesús fue exaltado hasta lo sumo por Dios, el principio se mantiene para siempre: “Dios honra a los que le honran”.       

c) Pablo exhorta a los cristianos de Filipos (2:12-18)

“Ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor… Haced todo sin murmuraciones y contiendas, para que seas irreprensibles y sencillos… en medio de una generación maligna y perversa… asidos de la palabra de vida…”

Al terminar de plantear el ejemplo de Jesús Pablo exhorta ahora a los hermanos. Los alienta a ocuparse en su salvación sobre todo ahora que no estaba con ellos, entonces la iglesia debe esforzarse por madurar como cristianos, manteniendo un corazón humilde (esto significa “temor y temblor”).

Deben evitar las murmuraciones y contiendas, actitudes y acciones que tuvo el pueblo de Israel cuando andaba por el desierto, cosas que generaron tristes y dolorosas consecuencias. Al evitar éstas cosas caminarían en luz y sin mancha en medio de una generación inmoral y perversa. No glorifica a Dios en ningún sentido un cristiano que vive en conflictos y calumnias, es más debemos discernir sí ha nacido de nuevo en verdad.

El apóstol anima a los filipenses a perseverar “asidos” es decir aferrados observando con suma atención la palabra de vida. Nos recuerda esto que es la palabra de Dios la que nutre y fortalece nuestro espíritu para perseverar ante la adversidad. De igual manera Pablo sigue adelante sirviendo a Dios consciente también de que estará con ellos en el día de Jesucristo y será esto razón de gran gozo para él.          

Conclusión: Dios una y otra vez alienta a sus hijos, él sabe que por los obstáculos y las batallas espirituales a veces viene el desánimo o el desgaste, por eso nos alienta y anima, él siempre está a nuestro lado y no nos dejará avergonzados. Jesucristo venció y ahora vive en nosotros y por él podemos vencer también.        (Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria). 

Te invitamos a conocer y adquirir otros libros del pastor Gonzalo Sanabria, haz clic sobre la imagen del libro que deseas conocer: 


Te invitamos a leer: "ROMPIENDO LA MALDICIÓN"

4 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Saludos Evelio, muchas gracias por tu reporte. Bendiciones.

      Eliminar
  2. Amén Gloria a Dios. En las pruebas y en las luchas sigamos caminando llevando la palabra,todo es posible para el que cree. Que nada nos detenga, siempre unidos. Dios les bendiga y prospere su vida y su ministerio en el nombre de Jesús Amén

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Aracely por tus valiosos comentarios. Bendiciones.

      Eliminar