audio Jesús es mi fuerza | Estudios y Sermones

Ads 468x60px

Jesús es mi fuerza

Sermones: Jesús es mi fuerza

Introducción: (Sermones). Las dificultades o pruebas, las tentaciones y muchas ocupaciones pueden generar desgaste en el creyente, es necesario acudir a Jesús él es nuestra fortaleza, él nos comprende perfectamente y por eso podemos ir a él con confianza…   

Sermón: Jesús es mi fuerza.         


Jesucristo nos ayuda a vencer, Hebreos 12:1-2

“Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante, puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios”.   

Comentario 1: El versículo uno nos recuerda que cada uno de nosotros tenemos una carrera por delante, ante ésta debemos despojarnos de las cargas que hacen más difícil y lenta la carrera, y de las tentaciones y pecados que nos enredan para hacernos caer.

Más bien nos dice la Biblia “correr con paciencia” esto es correr con perseverancia, no dice con gran velocidad, sino con perseverancia, lo que implica fortaleza para superar los obstáculos propios del camino de la fe.      

Comentario 2: El versículo dos nos habla de Jesús y específicamente nos dice en cuanto al gozo: “el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra de Dios”. Por el gozo Jesús venció el dolor de la cruz, venció el oprobio (esto es injuria, vergüenza, deshonra) y  conquistó un lugar de honor y autoridad a la diestra del Padre celestial. El gozo de Dios te hace fuerte.

Comentario 3: En la carrera que el Señor tenía por delante tuvo que superar muchos enemigos y obstáculos, cosas como el rechazo, el menosprecio, la traición, calumnias y ofensas, además de enfrentarse al diablo en diversas manifestaciones, pero su fortaleza estaba en el poder de Dios Padre y en la unción del Espíritu Santo. Actitud que nos recuerda la importancia de la comunión con Dios.   

El versículo dos comienza diciéndonos “Puestos los ojos en Jesús” él es nuestro ejemplo y fuente de fortaleza. Él es nuestra inspiración y razón de vida. Mirarlo a él nos recuerda la importancia de estar concentrados en su propósito y no dejarnos distraer del enemigo. Siempre su recompensa es más grande.      

Conclusión: Jesús es nuestro ejemplo y modelo a seguir. Él es nuestra inspiración y fuente de fortaleza, ante la dificultad debemos acudir confiadamente ante su presencia, pues siempre está dispuesto para ayudarnos.  

Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria.

Sermón: Jesús es mi fuerza.   – Sermones cristianos -   

12 comentarios:

  1. Gracias, Cristo Jesús, por tu palabra fiel

    ResponderEliminar
  2. reportandome,mil gracias pastor y bendiciones

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bueno ver tu reporte Evelio, Dios te bendiga y gracias por tu apoyo.

      Eliminar
  3. Gracias, Pastor Dios le bendiga, sus palabras nos traen aliento y esperanza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras Maribel. Gracias por dejarnos tus comentarios. Dios te bendiga.

      Eliminar
  4. Gracias, Pastor Dios le bendiga, sus palabras nos traen aliento y esperanza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras Maribel. Gracias por dejarnos tus comentarios. Bendiciones.

      Eliminar
  5. poderoza palabra que Dios le bendiga pastor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Agradecemos mucho tu comentario Melvin, Dios te bendiga.

      Eliminar