audio El Espíritu Santo en el creyente | Estudios y Sermones

Ads 468x60px

El Espíritu Santo en el creyente

Sermones cristianos: El Espíritu Santo en el creyente

Introducción: Jesús resucitó y está sentado a la diestra del Padre, él volverá por su iglesia y así estaremos para siempre con el Señor. Ahora somos templo del Espíritu Santo y es necesario conocer su naturaleza, obra y manifestaciones…

Sermón: El Espíritu Santo en el creyente

      
Nos dice Mateo 3:11 “Yo a la verdad os bautizo en agua para arrepentimiento;  pero el que viene tras mí,  cuyo calzado yo no soy digno de llevar,  es más poderoso que yo;  él os bautizará en Espíritu Santo y fuego”.

El Espíritu Santo a la luz de las Sagradas Escrituras actúa de diversas maneras y usa ciertas figuras o símbolos para mostrarnos su obra en el creyente, por ejemplo se manifiesta como fuego y eso nos habla de diferentes cosas, por ejemplo:    

a) El fuego del Espíritu Santo nos habla de avivamiento, pues enciende el corazón apagado y frío. Transforma la oración rutinaria y pesada, en un deleite. El diablo procura traer un manto de luto, de muerte espiritual sobre los cristianos y sobre las iglesias. El fuego del Espíritu Santo calienta, es decir aviva e ilumina, la muerte espiritual trae enfriamiento, el corazón se apaga y trae tinieblas. Oscuridad que facilita la confusión y tropiezo del cristiano.    
 
b) El fuego del Espíritu Santo consume la basura (o impureza) que el diablo intenta depositar en el corazón del creyente (porque el fuego purifica). El frió espiritual impide creer y recibir los milagros de Dios, lo vemos por ejemplo cuando el profeta Elías subió al Monte Carmelo donde estaba el altar arruinado, descuidado y sin fuego… pero ante el clamor de Elías y su fe en Dios el Señor envió fuego del cielo y todo Israel dijo: “Jehová es Dios, Jehová es Dios”. La basura que Jezabel había traído sobre Israel ahora había sido consumida por el fuego de Dios.      

c) El fuego del Espíritu Santo ilumina trayendo discernimiento y revelación de Dios. Podemos recordar aquí que el candelero con sus lámparas era la única luz en el lugar santo que había en el tabernáculo o templo, al entrar el sacerdote a ministrar allí esa la luz iluminaba su camino y le permitía ejercer su sacerdocio. Son las tinieblas las que procuran impedir el ejercicio del sacerdocio del cristiano.   
d) El fuego del Espíritu Santo fortalece el poder y autoridad sobre las tinieblas. Entonces el fuego del Espíritu Santo ilumina el corazón de cristiano para guiarlo y aquel fuego resplandece con poder haciendo retroceder las tinieblas. El fuego hacer huir a las serpientes, por eso la mejor estrategia para caminar en victoria sin que el enemigo pueda tocarte es mantener el corazón lleno del fuego del Espíritu.

Conclusión: Es necesario disponer nuestros corazones para la obra del Espíritu Santo, sin duda quiere hacer y darnos mucho más de lo que hasta aquí nos ha dado. Espíritu Santo has tu buena voluntad en nuestra vida. 

Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria.



Sermón: El Espíritu Santo en el creyente  – Sermones cristianos -  

8 comentarios:

  1. DIOS LE BENDIGA MIS HNOS DE GRAN MANERA GRACIA POR CADA UNOS Estudios y Sermones ASIDO MUY INTERESANTE

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Jose Cambero por tu comentario. Dios te bendiga.

      Eliminar
  2. Gracias por sus mensajes, son muy instructivos para mi. Que el Señor continue bendiciendo su ministerio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Zaida por dejarnos tu valioso comentario. Bendiciones.

      Eliminar