audio Derribando el miedo | Estudios y Sermones

Ads 468x60px

Derribando el miedo

Derribando el miedo
Introducción: Con cierta frecuencia nos cuesta creer o pensar que aquellas grandes promesas de la Biblia también sean para nosotros, o cuando Dios habla de grandes planes y proezas el creyente generalmente duda. El miedo también aparece diciendo “no es posible” “todo va a ser un fracaso” “¿y si todo sale mal?” etc. Pero Jesús dijo: “para el que cree, todo le es posible”…   

DERRIBANDO EL MIEDO

Antiguamente perder la batalla implicaba hacerse esclavo del vencedor, 1 Samuel 17:8-9.  

Y se paró, y dio voces a los escuadrones de Israel, diciéndoles: ¿Para qué salís a dar batalla? ¿No soy yo filisteo, y vosotros los siervos de Saúl? Escoged de entre vosotros un hombre que venga contra mí. Si él pudiere pelear conmigo, y me venciere, nosotros seremos vuestros siervos; y si yo pudiere más que él, y lo venciere, vosotros seréis nuestros siervos y nos serviréis

Nota 1: Es muy importante reflexionar en la ubicación de los ejércitos. Según el versículo uno de 1 Samuel el ejército filisteo estaba en Soco que es tierra de Judá, lo que nos permite ver que pasaron las fronteras y se asentaron en tierra del pueblo de Dios. Esto nos recuerda la importancia de mantener vigilantes, y ejercer un correcto discernimiento para no darle lugar al enemigo, por eso nos dice la Escritura: “no deis lugar al diablo”. Cuida tu casa, tu familia, tus hijos, tu servicio a Dios, sus bendiciones y privilegios.      

Nota 2: Goliat expresa el principio “el vencedor somete al vencido” realidad que actúa en el ámbito espiritual. Por ejemplo Adán desobedeció a Dios y el diablo tomó la autoridad sobre la tierra. Entonces el mismo Señor conociendo esto, venció en la cruz al diablo y nos ha dado su autoridad para vencer y no estar sometidos al yugo de las tinieblas.    



(Nota especial: Te invitamos a adquirir nuestro libro virtual en inglés “Messages from God”. Devocionales que edificarán tu vida, en: MESSAGES FROM GOD). 


El miedo produce parálisis, 1 Samuel 17:11, 16, 24.  

Y oyendo Saúl y todo Israel estas palabras del filisteo, se turbaron, y tuvieron gran miedo” “Venía, pues, aquel filisteo por la mañana y por la tarde, y se presentó por cuarenta días” “Y todos los varones de Israel que veían aquel hombre, huían de su presencia, y tenían gran temor

Nota 1: Recordemos que el libro de proverbios nos dice: “El temor del hombre pondrá lazo, más el que confía en Jehová será exaltado” (Prov. 29:25). El más grande enemigo de Israel no era el ejército filisteo, ni el gigante Goliat sino su propio miedo. Aquel miedo los tenía paralizados y por cuarenta días nadie salía a hacerle frente.

Nota 2: El miedo impide avanzar, estanca, detiene, es el antónimo de la fe y asociado a la incredulidad no le permite al cristiano ir en pos de lo que Dios le ha prometido. El miedo impide batallar y creer en cosas grandes. El miedo hacer ver al gigante más grande de lo que es.  

Nota 3: El versículo once nos dice: “oyendo Israel las palabras del filisteo, se turbaron y tuvieron gran miedo”. Vemos el gran efecto que tienen las palabras en las personas, en este caso “ellos se turbaron” esto quiere decir se asustaron, se quedaron pasmados o aterrorizados. “Tuvieron gran miedo” aquel miedo generó en ellos una parálisis espiritual y física, nadie salía del campamento hebreo a enfrentar al gigante.

Cuando decides creer en Dios tus pies avanzaran hacia el plan del Señor para tu vida (fue lo que hizo David, y como está escrito: “Todo aquel que en Él creyere nunca será avergonzado”).      

En la prueba nuestro corazón es fortalecido.

Nota 1: Es importante tener presente que en la Biblia el número cuarenta representa la prueba, los soldados de Israel estaban siendo probados pero a causa del miedo no pasaron aquella prueba, al igual que el rey Saúl. Ante las crisis puede aparecer la parálisis por causa del miedo, y la persona no puede avanzar o ver la solución al problema.

Nota 2: Otra reacción ante el miedo es huir. Nos dice el versículo 24 que “los varones de Israel que veían aquel hombre huían de su presencia, y tenían gran temor”. Una manera de huir es evitar o esconderse. El miedo hace que las personas eviten enfrentar desafíos que Dios pone por delante, ellos evitan asumir liderazgo o el ejercicio de los dones que el Señor les ha entregado.

Ante una crisis familiar puede concluirse que huir es lo mejor, pero en realidad lo mejor es perseverar de la mano de Jesucristo, pues él nunca te fallará. Es así como derrotaremos a los gigantes.     

Nota 3: Vemos que David decidió creer en el poder de Dios y avanzó contra Goliat y Dios recompensó su fe dándole una gran victoria. La fe es como un motor que nos hace avanzar, es aquella fuerza que nos impulsa a continuar porque el corazón está confiado en la victoria que Cristo dará. La fe en Dios es la principal arma para derrotar el miedo. Avanzar caminando sobre las palabras del Señor es seguro. 

Conclusión: Dios está de tu lado, él te ha equipado con las armas para vencer, de hecho obtuvo Jesús la victoria en la cruz y nos ha dado su autoridad para avanzar en su nombre y conquistar lo que él ha planeado para nuestra vida.

Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria.




Derribando el miedo.  

6 comentarios:

  1. Me llegó este mensaje..muchas gracias..bendiciones

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario, Dios te bendiga Patricia.

      Eliminar
  2. Saludos desde acapulco pastores, Dios les bendiga abundantemente amen.

    ResponderEliminar
  3. poderoso mensaje,saludos y multibendiciones

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Evelio, el Señor Jesús bendiga tu vida y familia.

      Eliminar