audio Llenos del Espíritu Santo | Estudios y Sermones

Ads 468x60px

Llenos del Espíritu Santo

Ser llenos del Espíritu Santo
Introducción: A veces en medio de las carreras y el afán de este siglo, usamos con frecuencia frases como: “he estado tan ocupado” “tengo tantas cosas que hacer” “no he tenido tiempo” entre otras, frases que expresan las razones por las cuales nos fatigamos y a veces desgastamos, tanto que llega el momento cuando no queremos saber nada más. Pero Dios corrige nuestro camino y por eso nos dice: “más bien sed llenos del Espíritu Santo”…  

Llenos del Espíritu Santo de Dios


La Biblia nos dice en Efesios 5:18 “… Más bien sed llenos del Espíritu Santo”.

El verbo “sed” nos indica una acción continua, pues nuestro ser necesita de Dios todos los días. Cuando vivimos según nuestras propias fuerzas y sabiduría, no sólo nos fatigamos rápidamente, sino que con frecuencia tomamos malas decisiones. Cuando el hombre depende de Dios en realidad está reconociendo su señorío.

Es necesario tener hambre por el Espíritu Santo, es vital fortalecer la comunión con él. Es nuestro Consolador, esto es uno que ha sido enviado a nuestro lado para enseñarnos e instruirnos, fortalecernos y llevarnos al destino preparado por Dios para nosotros.       

La expresión “lleno o llenos del Espíritu Santo” aparece sobre todo en el Libro de los Hechos. Es importante recordar que fue precisamente esa iglesia del primer siglo “llena del Espíritu Santo” la que evangelizó el mundo conocido.

Decían de ellos “estos son los que trastornan el mundo entero”, oraban por la gente, había sanidades, liberaciones, milagros, muchos se convertían a Cristo y eran discipulados.

En el Antiguo Testamento sólo el profeta Miqueas dice: “Mas yo estoy lleno de poder del Espíritu de Jehová, y de juicio y de fuerza, para denunciar a Jacob su rebelión, y a Israel su pecado” Miqueas 3:8. Aquí podemos ver que la llenura del Espíritu Santo no sólo nos hace efectivos para la obra de Dios, sino que nos capacita para vencer la tentación.

Miqueas fue un profeta de origen campesino, de una pequeña aldea a 30 kms de Jerusalén. Así que no importa el estrato, ni el origen, lo más importante es tener un corazón dispuesto para Dios.  

Hechos 2:1-4. Es muy importante tener en cuenta algunos símbolos del Espíritu Santo, pues aquí nos dice que se manifestó como lenguas de fuego que se asentaban  sobre cada uno de ellos. Es el Espíritu Santo el que consume la rutina religiosa y el frio espiritual, “y se les aparecieron lenguas repartidas, como de fuego, asentándose sobre cada uno de ellos”.

También Jesús dijo: “Si alguno tiene sed, venga a mí y beba. El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva. Esto dijo del Espíritu que habían de recibir los que creyesen en élJuan 7:37-39.

Es el Espíritu Santo el que renueva al creyente y lo fortalece para vencer los obstáculos y alcanzar los desafíos que Dios mismo pone por delante, es cuando podemos vivir la palabra del Señor y avanzar de gloria en gloria. Es el Espíritu Santo quien da vida al corazón seco, como el agua a la tierra estéril.       


Conclusión: La llenura del Espíritu Santo es fundamental para hacer la voluntad de Dios, es la clave para avanzar en el plan divino, es en la comunión con el Espíritu Santo donde recibiremos la revelación de Dios y así amarle más. Negarnos a nosotros mismos permite al Espíritu Santo llenarnos con su presencia cada día más. 

Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria.


Llenos del Espíritu Santo. 

0 comentarios:

Publicar un comentario