Ads 468x60px

1 Juan 3:8 - Jesucristo Apareció para Deshacer las Obras del Diablo

1 Juan 3,8. Jesucristo apareció para deshacer las obras del diablo
Introducción: (Sí no puedes ver el tema completo, solo haz click en el título). No podemos ignorar las obras del diablo, siempre procurando dañar los planes de Dios y estancar los dones que el Señor ha depositado en sus hijos. Pero Jesús dio su vida por nosotros y resucitó venciendo al diablo y sus potestades, pues para esto apareció el Hijo de Dios para deshacer las obras del diablo (1 Juan 3:8). Veamos el poderoso significado de éstas palabras…   


1 Juan 3:8 - Jesucristo apareció para deshacer las obras del diablo

El que hace pecado, es del diablo; porque el diablo peca desde el principio. Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo1 Juan 3:8.

Comentario 1: El término deshacer se traduce desde el griego “luo” que significa además: soltar, abrir, soltar las cadenas, desatar, quebrantar. Nos habla de aquel ministerio a través del cual Jesús trae libertad a sus hijos. El Señor con su poder rompe las cadenas de aflicción y quiebra todo yugo de esclavitud que los poderes demoniacos han puesto sobre las personas, por eso 1 Juan 3:8 dice “para deshacer las obras del diablo”.

(Nota especial: Recuerda que el próximo 23 de febrero damos inicio a nuestro nuevo seminario bíblico virtual, para mayor información te invitamos a leer: EL VERDADERO SERVICIO A DIOS, estudio de la 2ª Carta a los Corintios). 

Comentario 2: Desde el Antiguo Testamento vemos al enemigo procurando afligir al pueblo de Dios y detener así los planes del Señor. Por ejemplo Egipto sometió a Israel por 400 años, sin embargo Dios en su amor por sus hijos envía a través de Moisés un mensaje al Faraón, y debemos considerar esas palabras pues son muy significativas: “deja ir a mi pueblo, para que me sirva” (Éxodo 8:1). La primera expresión: “deja ir a mi pueblo” nos permite ver la condición de Israel:

a)  El pueblo de Dios estaba cautivo, y no podía salir al cumplir el propósito del Señor. El diablo procurará usar todo lo posible para estorbar el plan divino de manera que el pueblo de Dios no pueda servirle a él. Podemos recordar aquí que Jesús liberó al endemoniado gadareno y después de eso él fue enviado por el Señor y así evangelizó Decápolis (diez ciudades griegas). 

b)  El diablo presentará muchas alternativas y obstáculos, distracciones y engaños para que el pueblo de Dios no avance en los diseños divinos. Por ejemplo multiplicará las ocupaciones, fomentará las ofensas, promoverá los resentimientos, generará desánimo, Israel estaba ocupado construyendo las ciudades de almacenaje para faraón y no construyendo el reino de Dios). 

Te invitamos a leer: “Libertad para los cautivos”.   
     
Dios desea que sus hijos le sirvan.

Comentario 1: En la segunda parte de la expresión (Éxodo 8:1) dice: “para que me sirva”. Palabras que indican propósito, plan y diseño. La palabra “servir” es traducida del hebreo “abád” que significa además: adorar, culto, desempeñar, ministrar, también se traduce trabajar. Entonces el servicio a Dios es una expresión de adoración, y no una molesta carga.

Servimos al Señor por gratitud, por amor, porque nos ha cubierto con su gracia y cómo expresó Pablo: “su gracia no ha sido en vano para conmigo”. Sirvamos a Dios con disposición de corazón.

Comentario 2: La Biblia nos enseña que Dios sacó al pueblo de Israel a través de obras poderosas y sobrenaturales, y sin duda son las cosas que quiere hacer por ti, él no ha cambiado, su anhelo es la libertad de sus hijos y que éstos avancen hacia su propósito, que puedan alcanzar aquellos para lo cual fueron creados. Los planes de Dios y la adoración pueden ser estorbados por el enemigo, pero Cristo trae libertad: “Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo1 Juan 3:8.

Conclusión: El Señor muestra su poder a favor de sus hijos, y lo libera llevándolo a la tierra que fluye leche y miel. Dios es todopoderoso, sigue liberando, saca a sus hijos del cautiverio y rompe las cadenas espirituales, para que sirvamos con alegría al Dios de neutra salvación.  

Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria.



1 Juan 3:8 “Jesucristo apareció para deshacer las obras del diablo” 

4 comentarios:

  1. Amén. ....poderosa palabra. Hay que vencer los obstáculos que nos detienen en el nombre de Jesús.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dios te bendiga Cindy. Muchas gracias por dejarnos tus valiosos comentarios.

      Eliminar
  2. Amén. Gloria a Dios por su poderosa palabra

    ResponderEliminar