Ads 468x60px

Creer en Dios nos da la Victoria | Confianza en Jesús

Introducción: A pesar de todos los beneficios y privilegios que Lucero (el diablo) tenía en el cielo, se dejó llevar por su soberbia y autosuficiencia y se rebeló contra Dios perdiéndolo todo. Es fundamental desarrollar un corazón manso y humilde… por eso Jesús dijo: “Aprended de mí que soy manso y humilde de corazón”. Podemos reflexionar en la oración y vida de Habacuc el profeta, pues él adora a Dios en medio de su dificultad…    


Creer en Dios nos da la victoria | Confianza en Jesús

1) La fe confía en Dios a pesar de ver la dificultad (Habacuc 3:17-18)

Aunque la higuera no florezca, ni haya fruto en las vides; aunque falte el fruto del olivo, y los labrados no den mantenimiento; y las ovejas sean quitadas del redil, y no haya vacas en los corrales; con todo, yo me alegraré en Jehová, y me gozaré en el Dios de mi salvación.

Comentario 1: Éste libro fue escrito hace 2.600 años atrás aproximadamente, y siguen siendo vigentes y poderosas sus palabras hoy, pues la palabra de Dios permanece para siempre. El profeta e Israel están pasando por tiempos difíciles, pues el imperio de Babilonia viene arrasando con todos los pueblos y la sequía que había llegado a tierras hebreas estaba dejándolos sin nada. Eran tiempos complicados donde la fe en Dios es la que nos lleva a confiar en que al final todo saldrá bien.        

Comentario 2: Éste libro lleva el nombre de su autor: Habacuc, nombre que significa: luchador, uno que abraza. Sin duda hace referencia a la actitud con la que el profeta enfrenta éste difícil tiempo y cómo se abraza o aferra a Dios confiado en Su protección y provisión.   

2) La verdadera fe decide adorar a Dios y se fortalece en su presencia (Hab. 3:18).

Comentario: Éste versículo nos deja ver la decisión que toma el profeta: “Me alegraré y me gozaré en Dios”. Él no permite que la tristeza y la angustia inunden su corazón, él decide entrar a la presencia del Señor y alegrarse en él, pues su gozo no está determinado por las circunstancias externas, sino por la verdad divina, y esa le ha enseñado que el Señor es “El Dios de su salvación”. Él vendrá a salvarlos y lo sacará delante de la complicada situación, porque no hay nada difícil para Dios.  

3) La fe está centrada en el poder y fidelidad de Dios (Habacuc 3:19).

Jehová el Señor es mi fortaleza, Él hará mis pies como de ciervas, y me hará andar sobre mis alturas. (Al principal de los cantores, sobre mis instrumentos de cuerdas).

Comentario 1: Habacuc tiene claro y lo expresa aquí: “Dios es mi fortaleza”. No son nuestras capacidades o virtudes, tampoco es nuestra experiencia o conocimiento lo que nos dará la victoria sino el poder y fidelidad de nuestro Dios. Es él quien nos capacita para enfrentar los obstáculos y superarlos, por eso dice: “”hace mis pies como de ciervas y en alturas me hace andar”.     

Comentario 2: Respecto a la mención de las ciervas, vemos que son animales que han sido diseñados por Dios para vivir, caminar, correr y huir a grandes velocidades por las escarpadas y altas montañas, donde sus devoradores no pueden llegar o no las pueden alcanzar. Así Dios nos capacita para caminar sobre los problemas y sobre nuestros enemigos, él nos ayuda para caminar por el sendero de su voluntad. Creer en Dios nos da la victoria.    

4) La fe se renueva mediante la adoración (Habacuc 3:1).

Oración de Habacuc profeta, sobre Sigionot.

Comentario 1: éste versículo nos dice claramente que esta es una oración del profeta, pero añade diciendo: “sobre Sigioniot”. Es muy interesante ver la versión de la Biblia en Lenguaje Sencillo (BLS) la cual nos dice así: “Yo, el profeta Habacuc, compuse esta oración para acompañarla con una melodía especial”. Lo que nos deja ver que el profeta estaba también pensando en una canción, es una oración acompañada de instrumentos.   

Comentario 2: Sigionot, es el plural de la nota musical hebrea “sigaion”. Por eso algunas versiones bíblicas traducen así: “Oración del profeta Habacuc, en el tono de Sigionot”. En el pueblo hebreo a diferencia de nuestra escala: “do, re, mi, fa, sol, etc”, ellos usa usaban unos tonos que se llamaban: “Seminit, Sigaión, Gitit, Alamot, etc”, y éstas expresiones decían el tono en que se debía cantar la oración. Además éste tono “Sigionot” indicaba que debía cantarse con júbilo y gozo. La fe y la adoración son el camino para vencer la dificultad.  

Conclusión: Deposita tu confianza en Dios. Puedes confiar en el Señor en todo tiempo, la comunión con él produce gozo en nuestro corazón, y nos impulsará para caminar sobre la dificultad y sobre nuestros enemigos conduciéndonos al destino de la bendición. Dios es bueno y por tanto todas sus obras van dirigidas al bienestar de cada uno de sus hijos, aunque a veces no entendemos bien lo que el Señor está haciendo, todo lo hace para su gloria y bendición nuestra. 

Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria. (Creer en Dios nos da la victoria - Confianza en Jesús).

Te invitamos a leer: “CÓMO VENCER EL AFÁN Y LA ANSIEDAD”.   


Salmo 20:

“Para el director del coro. Salmo de David. Que el SEÑOR te responda en el día de la angustia; Que el nombre del Dios de Jacob te ponga en alto. Que desde el santuario te envíe ayuda Y desde Sion te sostenga. Que se acuerde de todas tus ofrendas, Y halle aceptable tu holocausto. (Selah) Que te conceda el deseo de tu corazón, Y cumpla todos tus anhelos. Nosotros cantaremos con gozo por tu victoria (salvación), Y en el nombre de nuestro Dios alzaremos bandera. Que el SEÑOR cumpla todas tus peticiones. Ahora sé que el SEÑOR salva a Su ungido; Le responderá desde Su santo cielo Con la potencia salvadora de Su diestra. Algunos confían en carros y otros en caballos, Pero nosotros en el nombre del SEÑOR nuestro Dios confiaremos. Ellos se doblegaron y cayeron, Pero nosotros nos hemos levantado y nos mantenemos en pie. ¡Salva, oh SEÑOR! Que el Rey nos responda el día que clamemos”.

5 comentarios: