Ads 468x60px

No Temas Dios te Fortalece

Introducción: Cuando las cosas están bien no se requiere fe, ni esfuerzo ni valentía, simplemente todo sale bien. Pero los grandes desafíos requieren esfuerzo, valentía, perseverancia y fe en el Señor. El miedo es un lazo que estanca e impide el avance del cristiano, el soldado o guerrero de Dios debe ser valiente pues éste oficio demanda valor…   


No temas Dios te fortalece

1) Valiente es un término traducido del hebreo “”amats” que significa también: ser fuerte, ser firme, persistir, estar alerta. Josué 1:6-7.  

Esfuérzate y sé valiente; porque tú repartirás a este pueblo por heredad la tierra de la cual juré a sus padres que la daría a ellos. Solamente esfuérzate, y sé muy valiente, para cuidar de hacer conforme a toda la ley que mi siervo Moisés te mandó. No te apartes de ella ni a derecha ni a izquierda, para que seas prosperado en todas las cosas que emprendieres

Comentario 1: Al considerar las palabras de Dios a Josué vemos que no le dijo: “Yo te haré valiente” sino “sé valiente”. Fue un encargo de Dios, él tenía que decidirse por actuar de manera valiente ante el desafío que tenía delante: conquistar la tierra prometida.        

Comentario 2: Los diferentes significados de la palabra valiente, nos deja ver ciertas perspectivas, por ejemplo:

Ser valiente es ser fuerte cuando el miedo quiere gobernar el corazón.
Ser valiente es ser firme para no retroceder ante los gigantes o grandes obstáculos.  
Ser valiente es persistir cuando viene la tentación de renunciar y abandonarlo todo.
Ser valiente es estar alerta para no permitir al diablo dañar lo que Dios me ha dado.
Ser valiente es reconocer que nuestra fuerza y bendición viene de Dios.        

2) Ser valiente es entonces un mandamiento.

Comentario 1: Es muy interesante ver los versículos que rodean el pasaje leído, veamos entonces Josué 1:5 y 8. En estos versículos Dios añade dos cosas muy importantes:

Vrs. 5: “Nadie te podrá hacer frente en todos los días de tu vida; como estuve con Moisés, estaré contigo; no te dejaré, ni te desampararé”  
Vrs. 8: “Este libro de la ley nunca se apartará de tu boca, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien”.

a) En el versículo 5 el Señor promete que irá con Josué, promete que su presencia le dará la victoria sobre sus enemigos, como lo había hecho con Moisés y le dice: “No te dejaré ni te desamparare”. La presencia de Dios con nosotros garantiza nuestra victoria. No temas Dios te fortalece.

b) En el versículo 8 Dios anima a Josué para que medite, consulte, se deleite en su palabra y la ponga por obra. Y le revela el secreto de la prosperidad: “Cuida de hacer conforme a mi ley… para que seas prosperado en todas las cosas que emprendas”.


Comentario 2: Estos dos versículos (5 y 8) nos hablan de dos cosas: Presencia y palabra, entonces esto nos deja ver que la presencia de Dios y su palabra son la fuente de la valentía del cristiano. Dios tenía el poder para derribar a los gigantes de Canaán y los poderosos muros de sus ciudades, también podía derribar al gigante Goliat, pero él requirió la valentía de David y de Josué, el Señor es todopoderoso pero quiere actuar y moverse a través de ti, esfuérzate y se valiente, porque tu valentía irá acompañada de señales sobrenaturales de Dios a tu favor.    

Comentario 3: Ser valiente no significa ausencia de temor, más bien nos habla de aquella virtud por la que un cristiano avanza a pesar de sus dudas o miedos, pero lo hace porque su confianza en Dios es mayor y cree que cumplirá lo que ha dicho.    
        
3) El mandamiento de David a Salomón: 1 Reyes 2:1-2.  

Y cuando llegaron los días en que David había de morir, mandó a Salomón su hijo, diciendo: Yo sigo el camino de toda la tierra; esfuérzate, y sé hombre.

Comentario 1: Podemos ver una gran similitud entre éste pasaje y las palabras que Dios le dijo a Josué. David va a morir y su hijo va a heredar el reino, y ante esto debe ser valiente. Las grandes cosas de Dios requieren valentía de sus hijos. El tamaño de tu valentía está determinado por el tamaño de lo que vas a recibir. Deseamos grande cosas de Dios, esto debe recordarnos que también se requiere un carácter valiente.      

Comentario 2: Antes de vencer a Goliat David venció a muchos leones y osos que venían contra las ovejas que cuidaba, allí fue entrenado. Josué peleó contra Amalec, y así sucesivamente; vemos pues que las experiencias que hoy día son duras, difíciles o dolorosas no son otra cosa que un entrenamiento de Dios en el que se desarrolla un carácter valiente capaz de soportar la gloria que viene.   

4) La valentía es requerida para alcanzar los planes de Dios.

Comentario 1: Cuando el rey David está a punto de morir le encarga a su hijo Salomón la construcción del templo por dirección del Señor: 1 Crónicas 28:9-11Y tú, Salomón, hijo mío, conoce al Dios de tu padre, y sírvele con corazón perfecto, y con ánimo voluntario; porque Jehová escudriña los corazones de todos, y entiende toda imaginación de los pensamientos. Si tú le buscares, lo hallarás; mas si lo dejares, Él te desechará para siempre. Mira, pues, ahora que Jehová te ha elegido para que edifiques casa para santuario; esfuérzate, y hazla. Entonces David dio a Salomón su hijo el diseño del pórtico, de sus casas, sus tesorerías, sus aposentos, sus cámaras y del lugar del propiciatorio”.

Éste templo sería construido siguiendo el modelo revelado por Dios mismo a David, sin duda era un gran proyecto que demandó siete años de construcción. Misión que sin duda requirió valentía por parte de Salomón, por eso su padre antes de morir le dijo: “Esfuérzate y hazlo”.     

Comentario 2: La Biblia en 1 Crónicas 28:19-20 nos enseña nuevamente que para alcanzar los planes de Dios se requiere esfuerzo, valentía, fe y confianza en él: Todas estas cosas, dijo David, me fueron trazadas por la mano de Jehová que me hizo entender todas las obras del diseño. Dijo más David a Salomón su hijo: Esfuérzate y sé valiente, y ponlo por obra; no temas ni desmayes, porque Jehová Dios, mi Dios, estará contigo; Él no te dejará, ni te desamparará, hasta que acabes toda la obra para el servicio de la casa de Jehová”.

Conclusión: Es el Señor mismo quien va contigo, por eso te dice: “No te dejaré ni te desampararé”. Nuestra valentía no está basada en una emoción o sentimiento, sino en la verdad: Jehová Dios está contigo, y cumplirá su buena palabra en ti y en tu casa. En otras palabras la valentía no está fundada en tus virtudes o capacidades, sino en que Dios es quien va contigo.

Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria. – No temas Dios te fortalece -


Te invitamos a leer: “JESÚS TRANSFORMA TU CRISIS”.    

     

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada