Ads 468x60px

El Espíritu Santo

Introducción: Al llegar Pablo a la ciudad de Éfeso les preguntó a aquellos doce discípulos que estaban allí: “¿recibisteis el Espíritu Santo cuando creísteis? Y ellos le respondieron: “ni siquiera hemos oído si hay Espíritu Santo”. Esto es muy interesante, pues vemos que estos discípulos no tenían conocimiento del Espíritu Santo ni de su obra. Nuestro Señor Jesucristo volverá por su iglesia. Debemos entonces reconocer que estamos ante el ministerio terrenal del Espíritu de Dios. El Señor Jesús no abandonó sus discípulos, envió a Espíritu Santo, él ahora vive en cada uno de los hijos de Dios. Por todo esto es muy importante conocer el carácter, obra, dones, su testimonio, pues el Espíritu Santo mora en nosotros y desea hacer grandes cosas…


EL ESPÍRITU SANTO

1) Él nos santifica.

Mas el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, Él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho” Juan 14:26.

Comentario: El Espíritu Santo de Dios promueve y genera santidad. Podemos identificar esto al considerar el significado de su nombre desde el griego, el nombre Espíritu Santo significa:

a) Espíritu: término traducido de griego “pneúma” que significa también: viento, aliento, espíritu, soplo.
b) Santo: palabra traducida del griego “jágios” que también traduce: puro, sagrado, consagrado (a Dios).

Entonces se refiere a Aquel que desea llevarnos hacía la perfecta voluntad del Padre celestial. Nos indica a aquella persona que redarguye al creyente, procura convencerlo de lo que está mal, él jamás nos impulsará a la desobediencia. El Espíritu Santo procura generar en cada hijo de Dios el carácter santo del Padre celestial, pues es lo que Dios desea: 1 Pedro 1:14-16

Como hijos obedientes, no os conforméis a las concupiscencias que antes teníais estando en vuestra ignorancia; sino que, así como Aquél que os llamó es santo, así también vosotros sed santos en toda vuestra manera de vivir; porque escrito está: Sed santos, porque yo soy santo. 



(Nota especial: En algunas días publicaremos nuestro nuevo libro: SERMONES PARA PREDICAR, TOMO 3. Esperamos que sea de bendición y que puedas tenerlo en tu celular o equipo).

 


2) Conocer al Espíritu Santo va más allá de sus dones poderosos.

Comentario 1: Es muy importante tener presente que la unción y los dones del Espíritu se reciben, el Señor mismo los da; mientras que el carácter santo es el resultado de una formación en la que es necesario rendir nuestro corazón sin reservas (en una atmosfera de la acción divina y un genuino sometimiento del hijo de Dios).

Comentario 2: Ante esto podemos concluir que es un error pretender los dones y la unción de Dios, sin desear de igual manera el carácter santo que genera el Espíritu Santo. Precisamente por esto podemos hallar ungidos inmaduros, es decir vasos con unción pero ausentes del carácter de Jesucristo. Concluimos entonces que debemos anhelar los dones del Espíritu de Dios pero de igual manera su naturaleza y carácter. 

3) Procuremos honrar lo que el Espíritu Santo pone en nosotros.

Comentario 1: El fundamento de la unción es el carácter del hijo de Dios, por eso dice la Escritura: “Al que tiene, más se le dará; pero al que no tiene, aun lo que tiene se le quitará” (Mateo 13:12), pues nadie echaría su valioso aceite en una vasija con un agujero. Primero la repararía, la restauraría, para no perder el aceite, por eso el carácter es la fuerza del recipiente que contiene la unción.

Comentario 2: Debemos cuidarnos de huecos o agujeros que hacen que se pierda la unción que Dios deposita en sus vasijas, es decir sus hijos. Algunos son por ejemplo: la falta de perdón, la inmoralidad sexual, la falta de sometimiento, la mentira, el descuido en la vida de comunión con Dios, entre otros, ante los cuales debemos pedir perdón y corregir las malas conductas.   

4) El fruto del Espíritu Santo es una gran necesidad. Gálatas 5:22-23

Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley

Comentario 1: Podemos ver que una persona puede fluir en los dones del Espíritu de Dios, sin vivir el fruto del Espíritu. Al considerar el caso de la iglesia de Corinto en 1 Cor. 12:7-10 vemos nueve dones del Espíritu Santo (estos son milagros, sanidades, profecía, fe, discernimiento de espíritus, géneros de lenguas, interpretación, ciencia y sabiduría), y vemos en Gálatas 5:22-23 nueve manifestaciones del fruto del Espíritu Santo, ésta igualdad, es decir los nueve dones y las nueve manifestaciones del fruto, nos enseñan que los dos son fundamentales en el cristiano.

Comentario 2: Sin embargo en la iglesia de los Corintios había mucho poder con una marcada ausencia de amor e integridad, pues 1 Cor. 1:7 (nos habla de que tenían todos los dones) y 1 Cor. 1:11 (nos enseña que habían muchas contiendas, además de otras situaciones graves). También podemos ver por ejemplo el caso de Sansón, quien tenía una fuerza física sobrenatural, pero lamentablemente también tenía una gran debilidad moral.  Por eso el fruto del Espíritu Santo es nuestra vida es una gran necesidad.

Conclusión: Sin duda alguna es necesario desear todo lo que el Señor ha diseñado para sus hijos, sin embrago es muy importante tener siempre los motivos correctos, es decir procuremos que Cristo sea glorificado en todas las cosas. Nuestro principal objetivo es que Cristo resplandezca, y que su gobierno reine en medio nuestro. Entonces deseemos los dones mejores, pero ante todo el amor de Dios.  

Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria.

Te invitamos a leer: “LAS BODAS DEL CORDERO”.   



Hechos 11:15-16 “Y cuando comencé a hablar, cayó el Espíritu Santo sobre ellos, como sobre nosotros al principio. Entonces me acordé de la palabra del Señor, cuando dijo: Juan ciertamente bautizó en agua, mas vosotros seréis bautizados con el Espíritu Santo” - El Espíritu Santo -

11 comentarios:

  1. Amen muchas gracias por enviar estos temas de gran bendicion y crecimiento espiritua a mi vida Dios le bensdiga mucho

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dios te bendiga Merly, muchas gracias por tu comentario.

      Eliminar
  2. gracias por esta hermosa enseñanza y com mucho amor y con el ESPIRUTU SANTO
    AMÉN

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Carmen. Dios te bendiga por dejarnos tu comentario, esto es valioso para nosotros.

      Eliminar
    2. Pastor Gonzalo es una bendición en mi vida sus estudios y sermones,Dios le muestre mas sabiduría para seguir inspirando y escribir muchos mas.Dios lo guarde siempre.

      Eliminar
    3. Pastor Gonzalo es una bendición en mi vida sus estudios y sermones,Dios le muestre mas sabiduría para seguir inspirando y escribir muchos mas.Dios lo guarde siempre.

      Eliminar
    4. Muchas gracias por sus comentarios y apoyo, es muy importante para nosotros. Bendiciones.

      Eliminar
  3. En estos tiempos no creo que haya desconocimiento del Espíritu Santo, aun en los que no conocen a Cristo muchos algo saben, pero lo mas lamentable es que el problema actual no es el desconocimiento mas bien es el como se Le resiste, algunos creyentes resisten su tierno llamado a la santificación, o a la practica de las disciplinas espirituales. Los no creyentes cada día son mas duros a su llamado al convencimiento de pecado por lo que los corazones se vuelven mas duros y la maldad en el mundo crece mas, que Dios tenga misericordia de nosotros y podamos volvernos sensibles a Su llamado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Zoraida por tu comentario, es muy cierto necesitamos rendir cada día más nuestro corazón a Dios. Bendiciones.

      Eliminar
  4. GRACIAS Y BENDICIONES POR CADA ESTUDIO SON DE BENDICIÓN Y EDIFICACIÓN PARA MI VIDA Y TANBIEM A LOS QUE SE LOS DOY

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Evelio por tus comentarios, y también por llevar la palabra de Dios a otros. El Señor te bendiga y respalde poderosamente.

      Eliminar