Ads 468x60px

Cómo Superar los Problemas de la Vida

Introducción: Job dijo un día: “Yo reconozco que todo lo puedes”. Cuando todo lo había perdido, hasta sus hijos, se humilló ante Dios y el Señor “aumentó al doble todas las cosas que habían sido de Job” y bendijo Dios el postrer estado de él más que el primero. Cuando procuramos entender al Señor con nuestra mente nos enredamos, es necesario entender por la fe. Es Dios quien nos ayuda a superar los problemas de la vida...     

 Cómo superar los problemas de la vida

1) Es necesario confiar en la dirección de Dios (Números 20:1).

Y llegaron los hijos de Israel, toda la congregación, al desierto de Zin, en el mes primero, y asentó el pueblo en Cades; y allí murió Miriam, y allí fue sepultada

Comentario 1: El pueblo de Israel va camino a la tierra prometida y llegan al desierto de Zin y acampan en Cades. La palabra “Zin” significa: frialdad y palmera baja, ambos términos indican un lugar de refrigerio en el desierto. Aunque en algún momento podemos cuestionar porque Dios nos lleva por el desierto, debemos tener presente que él sabe lo que hace y nos dará la provisión y el descanso en el camino.

Comentario 2: La palabra “Cades” significa santo, santidad, y sin duda hace referencia a Dios y a lo que espera de nosotros. En éste lugar Israel fue probado y lamentablemente su respuesta no fue la mejor. Era un tiempo para confiar en el Señor, pero ellos dudaron; era un tiempo para adorar pero ellos murmuraron; era un tiempo para acudir a Dios pero ellos querían morir. ¿Cuál es nuestra actitud cuando el camino se pone difícil? Es necesario confiar en la voluntad de Dios, es él quien nos ayuda a superar los problemas de la vida.


(Nota: Hemos publicado nuestro nuevo libro “Sermones para predicar, Tomo 3”. Contiene treinta sermones, cada uno debidamente bosquejado, con sus respectivos comentarios y anotaciones culturales, históricas, geográficas y aplicaciones para nuestra vida actual según sea cada caso. Puedes verlo y adquirirlo aquí en: SERMONES PARA PREDICAR,TOMO 3).         


2) La acción sin reflexión nos hace pecar (Números 20:2)

Y como no hubiese agua para la congregación, se juntaron contra Moisés y Aarón

Comentario 1: Se presenta una dificultad: No hay agua. Ellos se unen enojados contra Moisés y contra Aarón, fue sin duda una reacción ante la crisis; pero es necesario pensar bien las cosas y más bien preguntarnos ¿Sí Dios va delante de nosotros (mediante una nube en el día y una columna de fuego en la noche) qué nos quiere enseñar ante esta situación? ¿a dónde o a quien iremos ante esta crisis?

Comentario 2: Ante una crisis podemos endeudarnos sin pensar bien las cosas, salir corriendo y dejar todo tirado, renunciar a la fe y a la confianza en Dios, olvidar el temor de Dios y hacer lo malo, murmurar contra la voluntad del Señor, etc. Pero en todo tiempo y circunstancia nuestro camino sigue siendo Jesucristo el Señor.   

3) Con frecuencia buscamos más culpables que soluciones (Números 20:3). 

Y altercó el pueblo con Moisés, y hablaron diciendo: ¡Fuera bueno que nosotros hubiéramos muerto cuando perecieron nuestros hermanos delante de Jehová!

Comentario 1: La primera acción de Israel fue buscar culpables. Con cuanta frecuencia hacemos nosotros lo mismo. Impulsados por el enojo o por la ira queremos tener a alguien a quien echarle la culpa de los malos resultados. Cualquiera es culpable menos nosotros mismos. Nos cuesta trabajo mirar hacia dentro, examinar nuestro corazón y acercarnos a Dios en medio de la dificultad. La solución a toda adversidad está en Cristo.

Comentario 2: De manera apresurada los israelitas llevados por el enojo declaran: “Ojalá hubiéramos muerto cuando perecieron nuestros hermanos delante de Jehová”. Debemos tener mucho cuidado con las palabras que salen de nuestra boca, pues la Escritura dice: “Con el fruto de su boca el hombre sacia su vientre, con el producto de sus labios se saciará. Muerte y vida están en poder de la lengua, y los que la aman comerán su fruto”. Prov. 18:20-21. Por tanto el hombre se alimentará más de lo que sale de su boca, que de lo que entra por ella.

4) Dios sabe a dónde nos lleva y dónde estamos (Números 20:4-5).  

Y ¿por qué hiciste venir la congregación de Jehová a este desierto, para que muramos aquí nosotros y nuestras bestias? ¿Y por qué nos has hecho subir de Egipto, para traernos a este mal lugar? No es lugar de sementera, de higueras, de viñas, ni granadas: ni siquiera de agua para beber

Comentario 1: Israel continúa quejándose y expresa la visión que tiene de su futuro: morir en el desierto, ellos no logran ver que ese momento es pasajero, temporal que es una etapa en el camino, que su verdadero destino está después de esas montañas de arena. El desierto es un lugar difícil y seguramente muchos mueren allí, pero lo que en ellos debía morir era su orgullo y auto suficiencia. Dios estaba con ellos y eso es lo más importante, sí Dios está contigo lo tienes todo.

Comentario 2: Debemos destacar que ellos le dicen a Moisés: ¿Por qué nos has traído a este horrible lugar? Así llaman a ese lugar donde estaban, recordemos que Zin significa: palmera baja y Cades significa santidad. Era el lugar donde Dios los había traído, debían descansar para continuar el camino y reflexionar en la santidad de Dios, en el carácter de Aquel que los llevaba a la tierra de la abundancia. Llamaron “horrible lugar” al escenario donde Dios los quería tener temporalmente. Dios nos ayuda a superar los problemas de la vida.

5) La actitud más sabia es ir a la presencia de Dios (Números 20:6)           

Y se fueron Moisés y Aarón de delante de la congregación a la puerta del tabernáculo de la congregación, y se postraron sobre sus rostros; y la gloria de Jehová apareció sobre ellos.

Comentario 1: ¿Qué hacer cuando el soberano Dios hace su voluntad en nuestra vida y no la comprendemos? ¿Qué hacer cuando te presionan los demás y no hay respuesta del Señor? ¿Qué hacer cuando los resultados no son los mejores? ¿Qué hacer cuando la crítica y la calumnia se levanta como una ola contra ti? La respuesta es entrar en la presencia de Dios. Allí no sólo serás consolado, sino fortalecido y renovado para continuar avanzando en la perfecta voluntad del Señor.

Comentario 2: Moisés y Aarón se postraron sobre sus rostros, acción que indica sometimiento a Dios, humillación ante él reconociendo la necesidad de su poder y obra. Ante esto nos dice la Biblia: “La gloria de jehová se les apareció” porque la humildad precede la gloria de Dios, un corazón contrito y humillado no desprecia el Señor. Por eso dice Dios en la Escritura: “Yo habito en la altura y la santidad, y con el quebrantado y humilde de espíritu, para hacer vivir el espíritu del humilde y vivificar el corazón del quebrantado” Isaías 57:15.          

6) Dios es soberano y todopoderoso (Números 20:7-8)

Y Jehová habló a Moisés, diciendo: Toma la vara y reúne la congregación, tú y Aarón tu hermano, y hablad a la roca en ojos de ellos; y ella dará su agua, y les sacarás aguas de la roca, y darás de beber a la congregación, y a sus bestias.

Comentario 1: Moisés recibe palabra de Dios, viene la dirección y consejo del Señor ante esa complicada situación. Sin embargo la solución que Dios da nadie la había considerado ni pensado, imagínate sacar agua de una roca en el desierto. La roca nos habla de dureza, algo impenetrable, de hecho Dios habla de una “peña” que es una gran roca en el camino, cumbre de un peñasco. Pero el Señor hizo brotar agua de la roca y no sólo un poco dice la Biblia que bebieron las personas y las bestias.

Comentario 2: Dios es soberano él obra de maneras que nos pueden parecer ilógicas, él puede usar la persona que menos pensamos, él es todopoderoso y puede trasformar el desierto en paraíso, y la más grande crisis en una gran victoria.      

Reflexión final: Tal vez cuestionemos algunas etapas de nuestra vida, pero Dios tiene el timón en sus manos y sabe a dónde nos lleva, confiemos en él, en su amor y bondad, como Padre tiene cuidado de sus hijos.

Escrito por pastor Gonzalo Sanabria. - Cómo superar los problemas de la vida


Te invitamos a leer: “NO DESCUIDES TU PRIMER AMOR POR DIOS”.    


6 comentarios:

  1. Varón, soy por el favor de Dios, pastor en Mexico, y ya tiene tiempo que sigo las publicaciones de los sermones que nuestro Padre te regala. Quiero comentarte que me han sido de gran bendicion.
    Dios siga derramando espiritu de inteligencia y sabiduria en tu vida. Gracias y saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dios lo bendiga pastor. Para nosotros es una bendición contar con tu testimonio. Muchas gracias por leer nuestras publicaciones y pedimos a Dios para que respalde tu servicio a él y bendiga tu vida y familia. Muchas gracias por dejarnos tu comentario. Bendiciones.

      Eliminar
  2. Varón, soy por el favor de Dios, pastor en Mexico, y ya tiene tiempo que sigo las publicaciones de los sermones que nuestro Padre te regala. Quiero comentarte que me han sido de gran bendicion.
    Dios siga derramando espiritu de inteligencia y sabiduria en tu vida. Gracias y saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dios lo bendiga pastor. Para nosotros es una bendición contar con tu testimonio. Muchas gracias por leer nuestras publicaciones y pedimos a Dios para que respalde tu servicio a él y bendiga tu vida y familia. Muchas gracias por dejarnos tu comentario, bendiciones.

      Eliminar