Ads 468x60px

Dios quiere lo Mejor Para tu Hogar

Introducción: Estamos en tiempos finales y muchas cosas que vivimos hoy día se convierten en tremendos desafíos, por ejemplo educar a nuestros hijos en una sociedad altamente inmoral y con modelos o figuras representativas de nuestra sociedad que pervierten el diseño del Señor. En medio de todo esto, debemos hacer nuestra parte, pues nuestra vida y nuestros hijos son un plan divino, Dios quiere lo mejor para tu hogar... 
    
DIOS QUIERE LO MEJOR PARA TU HOGAR

1) Por el bien de nuestro hogar debemos tomar buenas decisiones (Génesis 13:6-12).   

Y alzó Lot sus ojos, y vio toda la llanura del Jordán, que toda ella era de riego, como el huerto de Jehová, como la tierra de Egipto entrando en Zoar, antes que destruyese Jehová a Sodoma y a Gomorra. Entonces Lot escogió para sí toda la llanura del Jordán; y se fue Lot hacia el oriente, y se apartaron el uno del otro. Abram asentó en la tierra de Canaán, y Lot asentó en las ciudades de la llanura, y fue poniendo sus tiendas hasta Sodoma” Génesis 13:10-12.

Nota 1: Un día Lot tuvo que separarse de su tío Abram, sus ganados se habían multiplicado y había problemas entre los pastores del uno contra el otro. De manera que deciden ir por caminos diferentes. La Biblia nos dice que Lot escogió “el valle del Jordán hacía Zoar” es significativo tener en cuenta que Zoar significa: pequeño, y al final de ese camino estaba Sodoma. Esto nos hace pensar en aquellas pequeñas cosas que no valoramos pero que a la postre hacen gran daño. El camino que escogió Lot era hermoso, pero su final era triste y doloroso. 

Nota 2: Debemos tener en cuenta la dirección de Dios en nuestras decisiones. El Señor usó a los hermanos de José para enviarlo a Egipto, a través del ejército de Babilonia llevó a Daniel allí, pero Lot decidió por sí mismo ir a Sodoma. No hagamos nuestra propia voluntad, permitamos a Dios dirigir nuestra vida y familia. Dios quiere lo mejor para tu hogar.


(Nota especial: Te invitamos a descargar gratis nuestro libro: “La guerra espiritual”. Promoción del 28 de nov. al 2 de dic. 2016. A lo largo de sus doce capítulos desde la Sagradas Escrituras éste libro es una herramienta que enseña cómo desde tiempos remotos el conflicto espiritual se ha desarrollado, la lucha del hombre no sólo con espíritus inmundos sino con su propia naturaleza pecaminosa, los diferentes niveles de batalla espiritual, la guerra en las regiones celestes y territoriales, su influencia en la vida natural del ser humano, y por supuesto el equipamiento o dotación de Dios para su pueblo de manera que ejerza la victoria alcanzada en la cruz. Puedes descargarlo gratis aquí en: LA GUERRA ESPIRITUAL ).     


2) Dios encomienda a los padres instruir a sus hijos (Deuteronomio 6:4-7).

Oye, Israel: Jehová nuestro Dios, Jehová uno es: Y amarás a Jehová tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con todas tus fuerzas. Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón: Y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes:

Nota: Desde el principio el Señor expresa su anhelo de ser Dios de nuestras generaciones. Recordemos que el libro de Deuteronomio se da justo antes de entrar a la tierra de Canaán, y el Señor encomienda a los padres que enseñen la ley de Dios a sus hijos, esto implica:

a) Ejemplo: Debemos enseñar con nuestro ejemplo, es nuestro estilo de vida la primera y gran enseñanza que nuestros hijos reciben.

b) Enseñanza: Es necesario apartar tiempo para enseñar la palabra de Dios a nuestros hijos. Con la sabiduría y estrategias del Señor es vital establecer la palabra en sus corazones: Proverbios 22:6.  

c) Intercesión: La oración de los padres por los hijos es valiosa para Dios. Es una oración con poder, pues los padres son autoridad sobre sus hijos.
  
d) Amor y dialogo: El correcto amor es fundamental en casa. La extrema libertad o la extrema severidad dañan en vez de edificar. El amor de Dios en nuestro corazón nos llevará a instruir debidamente a nuestros hijos. El dialogo es una expresión de amor, donde cada uno presta su oído y corazón para escuchar al otro.       

3) La familia de Lot se enamoró de Sodoma.

Nota: Tal vez suene un poco fuerte esa expresión, pero podemos concluirlo al ver las siguientes expresiones de la Biblia:

a) La esposa de Lot salió con tristeza y nostalgia de Sodoma, Génesis 19:26 “Entonces la mujer de Lot miró atrás,  a espaldas de él,  y se volvió estatua de sal”.
  
b) Cuando los ángeles apresuraban a la familia de Lot para salir de Sodoma antes de que cayera el juicio, ellos vacilaban: Génesis 19:15-17.   

“… Y deteniéndose él, los varones asieron de su mano, y de la mano de su esposa, y de las manos de sus dos hijas según la misericordia de Jehová para con él; y le sacaron, y le pusieron fuera de la ciudad...

La palabra “deteniéndose” del versículo 16 es traducida del hebreo “majaj” que también significa: vacilar, cuestionar, estar reacio, tardarse ¿Por qué Lot tardaba en salir? Tal vez él no creía del todo en tal juicio, o quizá su esposa no quería irse, a lo mejor sus hijas no querían perder las amistades que tenían allí, o tal vez a ellas les gustaba la fiesta de los sábados en la noche, etc.          

c) La Biblia registra que era Lot quien se afligía por la nefanda (esto es perversa, vergonzosa) conducta de sus contemporáneos, no la familia: 2 Pedro 2:7-8. Aunque su esposa e hijas veían el estilo de vida de los habitantes de Sodoma y Gomorra, nunca le dijeron a él “vámonos a vivir a otro lugar”.      

4) Jóvenes íntegros en la Biblia: José, Samuel, Daniel, entre otros.

Nota 1: Vemos que estos jóvenes fueron fieles a Dios a pesar de encontrarse en ambientes diversos, paganos, inmorales o idolatras. Sus padres no sólo oraron por ellos, sino que en su infancia les enseñaron la palabra de Dios, sembraron en su corazón el temor a Dios.

Nota 2: También libró el Señor a los jóvenes que fueron lanzados al horno de fuego por no adorar la imagen del rey de Nabucodonosor, sus convicciones eran firmes de manera que no doblaron sus rodillas ante la gran imagen. Es necesario orar por nuestros hijos, enseñarles la palabra de Dios, darles el mejor ejemplo posible con la ayuda del Señor y procurar que el propósito divino en ellos se cumpla.

Conclusión: Dios desea la salvación de nuestra familia, así como la victoria sobre todos los problemas que aparecen y vienen contra tu casa. No abandones la lucha por tu familia, Dios está de tu lado.
 
Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria. – Dios quiere lo mejor para tu hogar -




0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada