Ads 468x60px

Dios te fortalece Persevera

Introducción: Una de las cosas con las que luchamos es el desánimo o desaliento. Aparece ante las dificultades o pruebas de la vida. En la Biblia vemos que varios hombres de Dios vivieron ese tiempo, pero el Señor vino sobre sus vidas para renovar sus fuerzas y alentarlos a seguir adelante. Dios es nuestra fuerza y fortaleza…    


PERSEVERA, DIOS TE FORTALECE

1) Ante la dificultad fortalece tu vida de adoración, Hechos 16:25.

Nota 1: El apóstol Pablo fue encarcelado en Filipos por predicar el evangelio, lo acompañaba Silas, ellos fueron azotados y torturados en el cepo, en medio de dolor y en una celda adoraron al Señor. No se quejaron ante Dios por esto, tampoco murmuraron, ni renunciaron a la voluntad de Dios. Se fortalecieron en el Señor y perseveraron.  

Nota 2: Podemos recordar también a Moisés quien dirigió a Israel por el desierto cuarenta años y la Biblia no nos dice que pensó alguna vez en volver a Egipto, más bien el pueblo de Israel sí lo pensó, pero Moisés en los tiempos críticos buscó a Dios, él fue su fuerza, y en la adoración recibía de Dios el poder para continuar hacia la tierra prometida.  

2) Ten presente: las adversidades son oportunidades.

Nota: Las crisis o adversidades son parte del camino, aunque no nos agradan. Los grandes desafíos implican esfuerzo y constancia, las cosas insignificantes no requieren perseverancia. Una adversidad es una oportunidad para ver la gloria de Dios. 

Filipenses 3:13-14. Pablo se esforzó y perseveró a pesar de muchas adversidades y decepciones en el camino. Debemos tener presente que el apóstol escribe ésta epístola a los filipenses estando encarcelado. Es un creyente en Dios que ha tenido que superar naufragios, en varias ocasiones fue abandonado, lo apedrearon, estuvo en peligro muchas veces, fue rechazado por sus hermanos judíos y olvidado por muchos discípulos, entre otras cosas. Sin embargo no renunció, ni abandono el camino de Dios, tampoco rechazó su servicio al Señor.

Nota especial: En algunos días estaremos promocionando nuestro nuevo libro: “Sermones para predicar, tomo 3”. Quiero invitarte a suscribirte en Amazon, sí aun no lo has hecho, y así podrás aprovechar las promociones gratuitas de nuestros libros. En total hemos publicado más de veinte textos. Además descarga la aplicación gratuita para que almacenes todos los libros en tu equipo y para que sigas aprovechando nuestras promociones. Los dos pasos a seguir son:

a)    Inscribirte en Amazon (con tu correo electrónico) y guarda la  contraseña que das allí para que vuelas a entrar y bajar nuestro próximo libro gratis, hazlo aquí en: INSCRIBIRME EN AMAZON.

b)    Descarga la aplicación gratuita de Amazon, sólo haz click en descargar y listo aquí en: DESCARGAR APLICACIÓN GRATUITA. 


3) Es necesario renovar nuestra mente.

Nota 1: Pablo dice a los efesios “renovaos en el espíritu de vuestra mente”. Esto es fundamental para perseverar y lograr las metas en Dios. La frase: “olvidando ciertamente lo que queda atrás”, nos habla de esto. ¿Por qué es importante? Porque en muchas ocasiones se puede recordar el pasado malsano, por ejemplo las ofensas y heridas, la vida desordenada sin Cristo o deseos del corazón que hacen daño (recordar el pasado debe ser para testificar de Cristo, y no para desear volver atrás).

Nota 2: Podemos recordar a la esposa de Lot, quien al salir de Sodoma se volvió y miró atrás, habiendo recibido la orden del ángel de no hacerlo, pero ella estaba expresando así su anhelo por lo que dejaba atrás. Ella se convirtió en una estatua de sal, y la familia tuvo una gran pérdida.   

4) Mira lo que Dios ha planeado para ti.

Nota 1: Los atletas tienen su mirada puesta en la meta. La visión nos motiva y la falta de ésta nos desalienta. Veamos Lucas 9:62. El Señor Jesús usa un ejemplo de la vida agrícola de Israel, el arado era halado o arrastrado por dos bueyes (una yunta), y quien los dirigía es decir el labrador con una mano aseguraba el arado y con la otra llevaba una vara para empujar a los bueyes, él siempre estaba mirando adelante, y de ésta manera los surcos quedaban derechos.

Nota 2: El trazo que dejaba el arado representa el camino recto, nos habla del servicio Dios, mirando a Cristo, fortaleciéndonos en él y evitando así las distracciones y superando los obstáculos propios del camino. Mira por la fe lo que Dios ha planeado para ti y avanza, él te fortalece. Por eso Pablo declara con confianza su fortaleza en Cristo: Filipenses 4:13, el apóstol estaba en estrechez económica, en la cárcel y seguramente olvidado por muchos de sus discípulos, pero declara con fe en Dios que superará toda adversidad porque Cristo lo fortalece.   

Conclusión: Es un privilegio seguir a Cristo. Él mismo nos ha prometido su ayuda en tiempos de dificultad, podemos confiar en Su palabra, él nunca fallará. Siempre estará allí para renovar nuestras fuerzas y fortalecer nuestra esperanza. Por eso, persevera, Dios te fortalece.

Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria.




0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada