Ads 468x60px

Dios es Mi Victoria | Protección

Introducción: Es muy importante tener en cuenta lo que estaba viviendo el rey David en el segundo libro De Samuel capítulo quince. Su propio hijo Absalón planea desplazar a su padre y ser el nuevo rey. Es el tercer hijo del rey David, fue quien mató a su propio hermano Amnón (por lo que le hizo a su hermana Tamar); él planeó rebelarse contra su padre, derrocarlo y ser el nuevo rey de Israel. Éste hijo es figura de aquella persona cercana (familiar o no) que nos defrauda o provoca dolor por su comportamiento o traición. Vemos entonces que el rey David enfrenta una gran crisis, pero él sabe que Dios es la victoria y protección en su vida…    


DIOS ES MI VICTORIA | Protección

1) El rey David experimenta la desilusión (2 Samuel 15:12-14).

Comentario 1: A través de la Escritura vemos que David fue un hombre valiente y respaldado por Dios, enfrentó a Goliat y lo venció, vivió la intensa persecución de Saúl, en varias ocasiones peleó contra los ejércitos filisteos, tuvo muchos enemigos y Dios le daba la victoria, pero ahora su enemigo era su propio hijo. Ésta no era una batalla más de muchas, era sin duda una crisis personal y familiar que afectaba mucho su corazón.

Comentario 2: Es muy importante tener en cuenta que aunque estemos haciendo la voluntad del Señor, podrán aparecer dificultades y obstáculos en el camino, pero la misma Escritura nos dice que el Señor no nos desamparará, él nos ayudará y dará la sabiduría para actuar debidamente y vencer. De hecho David decidió no enfrentar a su hijo, pues habría un gran derramamiento de sangre, la ciudad sufriría mucho y por eso decide irse. 

2) David decide buscar a Dios (2 Samuel 15:25-30).

Comentario 1: Ante ésta crisis el rey David decide buscar a Dios. Él emprende el camino hacia el monte de los olivos. Éste monte era llamado “de los olivos” por la gran cantidad de éstos árboles allí. Sin duda subir implica esfuerzo y trabajo. En el contexto bíblico el árbol de olivo representa abrigo, fortaleza, y bendición de Dios.

Comentario 2: Es muy interesante ver que éste monte fue un lugar preferido por el Señor Jesús, allí daba instrucciones a sus discípulos (la oración genera revelación divina), allí oraba (nos indica la importancia de la comunión con Dios), allí también el Señor recibió fortaleza del Padre para ir a la cruz (la oración nos fortalece). Cuando veamos venir la oscura nube de la dificultad con mayor diligencia debemos fortalecernos en el Señor. Dios es mi victoria y protección.   

Comentario 3: Vemos que el rey sube con gran dolor y tristeza, sus lágrimas expresan la profunda crisis que vive su corazón”. La Biblia nos dice que todos lloraban, sin duda no es fácil subir así, pero estos momentos nos recuerdan que dependemos de Dios y que sin él nada podemos hacer. Las crisis siempre nos recodarán que él es Dios, nuestro abrigo y fortaleza (quizá lo debemos recordar porque se nos olvida).  

(Hemos enriquecido el artículo: El poder creador de Dios, estudio que a la luz de Génesis 1 nos revela el origen del universo y comienzo de la humanidad. Te invitamos a leerlo aquí en: EL PODER CREADOR DE DIOS). 

3) Encomienda a Dios tu batalla (2 Samuel 15:31).

Comentario 1: El rey David se entera de que uno de sus consejeros está entre los que conspiraron y ahora está con Absalón, éste hombre se llamaba Ahitofel. La sabiduría de Dios en él era tan grande que se consideraba su consejo como divino: 2 Samuel 16:23. Pero una inconformidad o resentimiento hacia el rey David lo llevó a apoyar y formar parte de la rebelión de Absalón ¿y David que hace? Él ora. Ante las adversidades, debemos fortalecer nuestra vida de oración.

Comentario 2: Dios respondió la oración de David y el consejo que Ahitofel dio a Absalón no fue tomado en cuenta, lamentablemente su autoestima ya no estaba en Dios sino en su capacidad para aconsejar, aunque estaba haciendo lo malo él creía que el Señor seguía con él, Ahitofel estaba cuidando su apariencia ante los demás y cuando no siguieron su consejo se suicidó: 2 Samuel 17:23. Alejarnos del Señor y seguir nuestro propio corazón produce grandes pérdidas. Es Dios mi victoria y protección.     

4) Algunas cosas en la vida son inevitables, pero en todas ellas Dios será nuestra fortaleza.

Comentario: Los problemas empujaron al rey David a éste monte. Allí adoró y fue fortalecido en el poder del Señor. Podemos recordar que también allí el Señor Jesús fue fortalecido por un ángel de Dios para ir al monte Calvario, Dios no quitó la cruz pero si le dio fuerzas a su Hijo para enfrentarla y vencer.

Conclusión: Mediante ésta escritura Dios nos recuerda que debemos depender de él ante toda situación. La adoración nos fortalece y levanta ante las crisis y dificultades, es Dios quien nos da la victoria.    

Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria. – Dios es mi victoria | protección -  


              

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada