Ads 468x60px

CUÍDATE DE LAS MALAS ACTITUDES DEL CORAZÓN

Introducción: Cuando Jesús va a ser arrestado Judas había acordado una señal para que lo atraparan, sería aquel a quien él besara. Así que lo saluda con un beso, y Jesús le dice: “¿Amigo, a qué vienes?”. Es muy interesante ver que también cuando el Señor lavó los pies a sus discípulos también se los lavó  a Judas. El Señor siempre mantuvo una puerta abierta para que Judas se arrepintiera, pero él en verdad nunca entregó su corazón al Maestro…   


CUÍDATE DE LAS MALAS ACTITUDES DEL CORAZÓN 
  
I. LAS PALABRAS EXPRESAN LA CONDICIÓN DEL CORAZÓN (Números 12:1).

a) El ego puede desplazar el amor fraternal.
                
Nota 1: María y Aarón eran hermanos de Moisés, crecieron juntos, tenían la misma sangre, pero murmuraron contra él. Aarón era sumo sacerdote y María profetisa (esto es interesante, pues Aarón era un intercesor y María hablaba de parte de Dios, sin embargo ahora prestan sus labios para murmurar, para hablar mal contra su hermano Moisés).
 
Nota 2: En la cultura judía el hombre ocupaba el primer y principal lugar, el hecho de que la Escritura destaque primero a María, puede indicarnos que ella probablemente inició esta murmuración o calumnia.

Nota 3: A veces te encuentras con que los de tu propia casa no te apoyan, los cercanos o los que están bajo tu dirección. Aquellos a quienes tú has ayudado o servido. Moisés amaba a sus hermanos y seguramente los había apoyado (recordemos por ejemplo que a causa del becerro de oro Dios iba a destruir a Aarón, pero por el ruego de moisés Dios no lo hizo). No calumnies, ni denigres, ni maldigas a tu hermano, ni a tu hijo(a), ni a tu esposo(a) porque por todo esto daremos cuenta al Señor.       
                                                                       
b) El ego esconde entre los pretextos, los verdaderos motivos (Núm. 12:1-2).  

Nota: La mujer cusita fue la excusa mediante la cual expresaron la condición de su corazón. Dios era el testigo silencioso de las conversaciones entre María y Aarón: “y lo oyó Jehová”. Había un celo o envidia, ellos querían seguramente recibir reconocimiento, o buscaban una posición, o estaban inconformes con alguna acción o decisión de Moisés.         
   
c) Cuando Dios exalta a alguien, en el corazón de los hombres se genera una de estas tres actitudes:

1) Envidia (en el corazón con complejos de inferioridad)
2) Competencia (en el corazón con complejos de superioridad)
3) Gozo (en el corazón espiritual). 

II. ES DIOS EL QUE PESA LOS CORAZONES (Núm. 12:3).     

a) La mansedumbre del hombre hace grande a Dios. 

Nota: La mansedumbre es aquella disposición de espíritu con la que aceptamos los tratos de Dios con nosotros como buenos, y por ello sin discutirlos ni resistirlos… Moisés había sido caminado en la escuela del desierto, y vemos que no los atacó ni se defendió. Cuando atacamos o nos justificamos, lo que hacemos es desgastarnos, porque nunca resolveremos las cosas mejor que Dios.   

b) La fidelidad es una fortaleza espiritual, Núm. 12:4-8.

Nota 1: Dios defendió a Moisés, lo honró y se apartó de Aarón y María. Moisés no tuvo que decir nada, ni justificarse, ni explicarles. Moisés sólo procuraba serle fiel a Dios en su casa.

Nota 2: La murmuración apaga el Espíritu, Núm. 12:9-10a “y se fue”… Con razón dice la Escritura: “Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca, sino la que sea buena para la necesaria edificación, a fin de dar gracia a los oyentes. Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados para el día de la redención. Quítense de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritería y maledicencia, y toda malicia”. Efesios 4:29-31.

Es interesante también lo que Dice 1 Tes. 5:19-20 (Cuando el Espíritu se apaga, el ámbito profético se afecta; es decir el oír a Dios, las visiones, la adoración, la revelación, entre otros), no se pierde la condición de hijos, pero el fluir del Espíritu mengua, no es igual.   
                                                                                                   
c) El orgullo nos produce vergüenzas y dolor, Núm. 12:10-12

Nota: Nuestras malas acciones nos generan tristes y dolorosos resultados. Dios utiliza diferentes elementos para corregirnos… eso nos produce vergüenza y a veces dolor.    

III. NUESTRO CORAZÓN DEBE SER GUIADO POR EL AMOR DE DIOS:

a) El amor te guarda del odio y la venganza, Núm. 12:13.

Nota: Moisés pudo aprovechar el momento para reprenderlos, pero lo que hizo fue interceder para que Dios quitara el juicio.     

b) El amor de Dios nos permite ver la condición de nuestro propio corazón, Núm. 12:14-16.

Nota: De acuerdo a la Ley el leproso debía ser expulsado del campamento, rompiéndose la relación con Dios (Tabernáculo) y con los hermanos (campamento). “Siete días”, el número siete indica lo sagrado, lo completo, integridad espiritual… fue entonces un tiempo donde María reflexionó y consideró la condición de su piel, y la de su corazón, y al final recibió la sanidad en ambas partes, y pudo volver al campamento y continuar el camino hacia la tierra prometida.   

CONCLUSIÓN: Nuestro corazón es engañoso y muchos motivos se mueven en él, pero Dios conoce lo profundo de nuestro ser, Dios exalta la mansedumbre y la fidelidad. Con la ayuda de Dios miremos nuestro corazón y despojémonos de lo que nos pueda producir vergüenzas y dolor, porque Dios quiere que sigamos adelante, hacia aquello que nos tiene preparado.

Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria.

Te invitamos a leer: “JESÚS LIBERA A LA MUJER ENCORVADA”.  

SUSCRÍBETE GRATIS y recibe los devocionales en tu e-mail, HAZ CLICK AQUÍ  

15 comentarios:

  1. Gracias a Dios por la palabra de hoy!. Es de bendición a mi vida, así como todos los sermones de cada día.¡¡¡ Bendiciones!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Aracely. Dios bendiga tu vida y familia. Gracias por dejarnos tus comentario, nos ayudan mucho. Bendiciones.

      Eliminar
  2. Dios les bendiga pastores, son muy edificativos sus sermones.
    La verdad me ayudan mucho en mi vida

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, es bueno saber que Dios sigue actuando. Bendiciones.

      Eliminar
  3. Dios les continúe bendiciones, en verdad el señor habla.. y ustedes son los instrumentos usado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Brenda. Tus comentarios son importantes para nosotros. Bendiciones.

      Eliminar
  4. Que hermosa enseñanza es palabra de Dios para mi vida, en el momento justo, como siempre Dios es fiel... Gracias Pastores por dejarse usar por el Espíritu Santo, bendiciones mil.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Mayra por dejarnos tu comentario y testimonio. Dios te bendiga.

      Eliminar
  5. gracias pastor sanabria por los mensajes son de bendicion. Que el bendito Señor jesucristo bendiga a Uds Y congregacion.

    Atentamente.

    luis Escobar
    Temuco Chile

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Luis por tu comentario. Dios te bendiga. Salmo 119:89-92 "Para siempre, oh SEÑOR, tu palabra está firme en los cielos. Tu fidelidad permanece por todas las generaciones; tú estableciste la tierra, y ella permanece.
      Por tus ordenanzas permanecen hasta hoy, pues todas las cosas te sirven. Si tu ley no hubiera sido mi deleite, entonces habría perecido en mi aflicción".

      Eliminar
  6. Muy amados pastores Dios los bendiga hasta aqui Dios toca mi corazón mientras estoy leyendo y examino mi vida y le doy gracias al Espiritu Santo que me esta ayudando a comprender que yo tengo que corregir muchas cosas que hirio a mi corazón deseo poner en orden todo dejando el dolor y la verguenza que mi amado Señor me ayude porque lo que mas anhelo es que el amor de Dios abunde en nuestros corazones yo lo voy a poder hacer porque mi Dios es grande Oh Dios mio gracias gracias. Estoy en el primer punto y quiero seguir avanzando voy a ser libre voy a ser libre Papá lindo gracias mis amados pastores gracias Son bien amados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Roxana por compartir tu testimonio, y estamos confiados en la poderosa obra de Dios en tu corazón. Salmo 119:97-100 "¡Cuánto amo tu ley! Todo el día es ella mi meditación. Tus mandamientos me hacen más sabio que mis enemigos, porque son míos para siempre. Tengo más discernimiento que todos mis maestros, porque tus testimonios son mi meditación. Entiendo más que los ancianos, porque tus preceptos he guardado".

      Eliminar
  7. Muy amados pastores Dios los bendiga hasta aqui Dios toca mi corazón mientras estoy leyendo y examino mi vida y le doy gracias al Espiritu Santo que me esta ayudando a comprender que yo tengo que corregir muchas cosas que hirio a mi corazón deseo poner en orden todo dejando el dolor y la verguenza que mi amado Señor me ayude porque lo que mas anhelo es que el amor de Dios abunde en nuestros corazones yo lo voy a poder hacer porque mi Dios es grande Oh Dios mio gracias gracias. Estoy en el primer punto y quiero seguir avanzando voy a ser libre voy a ser libre Papá lindo gracias mis amados pastores gracias Son bien amados.

    ResponderEliminar
  8. Muy amados pastores Dios los bendiga hasta aqui Dios toca mi corazón mientras estoy leyendo y examino mi vida y le doy gracias al Espiritu Santo que me esta ayudando a comprender que yo tengo que corregir muchas cosas que hirio a mi corazón deseo poner en orden todo dejando el dolor y la verguenza que mi amado Señor me ayude porque lo que mas anhelo es que el amor de Dios abunde en nuestros corazones yo lo voy a poder hacer porque mi Dios es grande Oh Dios mio gracias gracias. Estoy en el primer punto y quiero seguir avanzando voy a ser libre voy a ser libre Papá lindo gracias mis amados pastores gracias Son bien amados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Roxana por compartir tu testimonio, y estamos confiados en la poderosa obra de Dios en tu corazón. Salmo 119:97-100 "¡Cuánto amo tu ley! Todo el día es ella mi meditación. Tus mandamientos me hacen más sabio que mis enemigos, porque son míos para siempre. Tengo más discernimiento que todos mis maestros, porque tus testimonios son mi meditación. Entiendo más que los ancianos, porque tus preceptos he guardado".
      Bendiciones.

      Eliminar