Ads 468x60px

JESÚS PUEDE CAMBIARLO TODO

(Sí no puedes ver el tema completo has click en el título y lo podrás leer). Introducción: Israel antes de Jesús estaba abrumado por los ritos escribas y religiosos, gran parte de su población estaba cautiva por las obras de las tinieblas y afligida por muchas enfermedades… Esto lo vemos por el testimonio de los mismos evangelios, pero cuando Jesús comienza su ministerio, y nos revela la voluntad del Padre celestial: libertad, sanidad, restauración y salvación para sus hijos…
                  
JESÚS PUEDE CAMBIARLO TODO  

I. LA PRESENCIA DE JESÚS PRODUCE CAMBIOS (Marcos 2:1-2).

Nota: Jesús estaba en casa en Capernaúm. Ésta ciudad se convierte en la ciudad sede del ministerio de Jesús. Su nombre Capernaúm, significa: ciudad de consuelo, fue la ciudad que más gozo de la presencia de Jesús en su ministerio terrenal; escuchó muchos sermones, vio muchos milagros y sanidades, allí estaba su casa… se juntaron muchos y él “les predicaba la palabra”.   

II. CON LA FUERZA DE DIOS DEBEMOS SUPERAR LOS OBSTÁCULOS DEL CAMINO (Mr. 2:3-4).     

a) La parálisis y la multitud.   

Nota: Tal era su condición que los amigos del paralitico lo llevaron en la camilla. La multitud era tal que “no podían acercarse a Jesús”, la multitud era como un muro a superar. A veces enfrentamos ciertas dificultades, obstáculos o decepciones en la vida que nos estancan, nos detienen, permitimos que éstas no nos dejen avanzar o acercarnos a Jesús (es una parálisis espiritual). Pero, con la ayuda de Dios podemos vencer y avanzar.     
  
b) El esfuerzo físico y la oposición de los escribas.    

Nota: Ellos no podían entrar a la casa, y buscan una alternativa, no se desanimaron, ni se devolvieron (que lamentablemente es lo que ocurre muchas veces…). Subirse al techo y quitar parte de él, fue un esfuerzo, tuvieron que trabajar, luego subir y bajar la camilla con el enfermo allí… Ya dentro de la casa otro obstáculo a superar fueron las críticas de los escribas (Marcos 2:5-9). Mira a Dios, oye su palabra y avanza, sin desanimarte por lo que dicen los demás. Jesús puede cambiarlo todo.    
 
III. EN JESÚS ENCONTRAMOS PERDÓN Y SANIDAD, Mr. 2:10-11.     

a) El perdón se recibe por la gracia de Dios.   

Nota 1: La Biblia nos enseña que “la paga del pecado es muerte”, el pecado nos conduce a la condenación eterna, pero Jesucristo vino a traer salvación, por eso él dijo: “El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no irá a condenación, más ha pasado de muerte a vida”. Sólo Jesucristo puede salvarnos de la condenación eterna, no hay otro mediador entre Dios y los hombres, sino Jesucristo el Señor.

Nota 2: El perdón Dios lo da por su gracia, y por tu fe. Es interesante que aquí el perdón tenga relación con la sanidad de su parálisis, pues antes de sanarlo Jesús le ministró perdón. Sus pecados, sus obras del pasado, sus resentimientos, sus heridas en el corazón, lo afligían, era esto una pesada carga sobre sus hombros, y quizá ese peso espiritual había producido su parálisis.   

b) Jesucristo es salvador y sanador (Mr. 2:12).     

Nota: “Él se levantó” salió de su condición, allí quedaron sus pecados, sus cargas, y salió un hombre transformado, renovado, salvo y sano, él comenzaba a hora un nuevo camino, un nuevo tiempo… Todos los demás estaban asombrados y glorificaban a Dios, porque lo que Dios hace es visible también a los ojos de los hombres, Dios bendice y exalta a aquel que se humilla en su presencia y le busca…  
 
Conclusión: Dios no cambia, él sigue siendo el mismo, ayer y hoy y por los siglos. Tal vez la carga de los pecados te abruma, aquí está Jesús… tal vez digas “no es posible” pero Jesucristo es hacedor de milagros. Jesús puede cambiarlo todo. 

(Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria)



4 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Dios te bendiga Fr Fa. Muchas gracias por dejarnos tu comentario.

      Eliminar
  2. Pastor, Dios lo continue bendiciendo y utilizando en su revelacion para la Gloria de Dios, pues sus mensajes son muy edificantes y certeros.
    La Gloria sea para Dios, doy testimonio que Jesus puede cambiarlo todo, contra todo pronostico medico y contra toda negativa del hombre, Jesus tiene la ultima palabra y yo le creo a Jesus, no al hombre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Levin. Dios es Todopoderoso. Dios te bendiga y muchas gracias por tu comentario.

      Eliminar