Ads 468x60px

EL PODER DEL AYUNO

Introducción: Por gracia de Dios somos lo que somos, es por su gracia que hoy tenemos salvación. Una vez somos cristianos nos damos cuenta que debemos vivir por y para Dios. Jesús es nuestro máximo ejemplo, él oraba y ayunaba, él también dijo “cuando ayunen no pongan cara triste…” (Mateo 6:16-18), él dice cómo hacerlo, él espera que nosotros lo hagamos. El ayuno es una arma poderosa de Dios para su iglesia…          

                             
EL PODER DEL AYUNO  

I. EL AYUNO PROMUEVE NUESTRO AVANCE. 

a) El ayuno fue una práctica de la iglesia conquistadora (Hechos 13:1-2).

Nota: En el Antiguo Testamento podemos ver grandes victorias y logros a través del ayuno, lo vemos por ejemplo en Moisés, en el rey Josafat, Esdras, David, y otros. En el Nuevo Testamento el Señor Jesús ayunó, y vemos también que la iglesia de los primeros siglos conquistó con el evangelio el mundo conocido… Es interesante que la iglesia que evangelizó e impactó el mundo de entonces ayunara (pues debemos concluir que el ayuno fue uno de los factores que permitió ese gran avance).   

b) La iglesia de Antioquía trasciende su influencia local a una internacional.  

Nota: El trabajo local era hermoso, pero Dios tenía algo mayor. La iglesia de Antioquía a través de Pablo y Bernabé llegó a otros países de Asia y Europa (Turquía, Grecia, Italia, entre otros).  

II. A TRAVÉS DEL AYUNO PODEMOS ENCOMENDARNOS A DIOS (Hechos 13:3).  

a) “No podemos ignorar las maquinaciones del diablo”.  

Nota: No podemos ser indiferentes ante la realidad de la lucha espiritual. Ellos ayunaban, oraban, todos se encomendaban a Dios, era necesario interceder por la familia, por el hogar, el futuro, el ministerio, la provisión, los nuevos discípulos, etc.   
  
b) Consideremos el ejemplo de Esdras (Esdras 8:21-23).  

Nota: En ésta ocasión la Biblia nos dice que los israelitas iniciarían un viaje de Babilonia a Jerusalén, aproximadamente 1200 kms, unos 70 días de viaje, enfrentando el clima, los piratas terrestres, enemigos, etc. Ellos ayunaron y pidieron a Dios protección, y él los oyó y llegaron bien a su destino. El enemigo en el camino no pudo hacerles daño.      
 
III. EL AYUNO NOS AYUDA A DISCERNIR Y ESTABLECER LA VOLUNTAD DE DIOS (Hechos 14:23).       

En Antioquía y en las otras iglesias constituyeron la voluntad de Dios en ayuno y oración.  

Nota 1: Debemos tener en cuenta que en Antioquía “dijo el Espíritu Santo”, y ahora los apóstoles establecen ancianos o pastores en cada iglesia según el Señor los guiaba. El texto nos dice: “habiendo orado con ayunos” en plural, vemos que era una práctica normal en la iglesia. También dice: “los encomendaron”, del griego traduce también: colocar, poner, encargar, es decir mediante oración y ayuno pusieron en manos de Dios su futuro, sus proyectos, la iglesia, todo.

Nota 2: Ellos conocieron la voluntad del Señor para sus vidas. El ayuno nos ayuda a ver lo oculto y profundo del corazón, aquello que en el afán diario no alcanzamos a ver… pero Dios por su Espíritu nos lo revela.        

Conclusión: El Señor Jesús ayunó, y ejemplo nos dio para que sigamos sus pisadas. El ayuno es un arma poderosa que Dios le ha dado a su iglesia, lo vemos en el Antiguo y Nuevo Testamento, procuremos buscar al Señor, y encomendar nuestra familia y futuro en las manos de Dios. Él se moverá a tu favor.

(Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria)

Te invitamos a leer: “LA EXPERIENCIA DE MOISÉS AL SUBIR AL MONTE SINAÍ”.

SUSCRÍBETE GRATIS y recibe los devocionales en tu e-mail, HAZ CLICK AQUÍ 

4 comentarios:

  1. Hermoso mensaje.El Señor continúe bendiciendo su ministerio. Gracias pastor Sanabria.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dios te guarde Elizabeth y muchas gracias por tus palabras. Bendiciones.

      Eliminar
  2. Lindo mensaje. Muchas gracias y que Jehová les bendiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Antonio por reportarte con tu comentario. Dios bendiga tu vida y familia.

      Eliminar