Ads 468x60px

SEGUIR A JESÚS ES UNA DECISIÓN

Introducción: Para explorar un nuevo territorio es necesario ir con un guía, de lo contrario nos podemos perder y sufrir grandes pérdidas incluso la vida. Debemos seguir las instrucciones del guía al pie de la letra, aun así él también puede equivocarse como ser humano. En cambio podemos seguir a Jesucristo el Señor depositando en él todo nuestro corazón pues él sabe muy bien a donde nos lleva… 


SEGUIR A JESÚS ES UNA DECISIÓN 

Cita bíblica: Marcos 1:16-20.

1) Jesús ve lo que nosotros no vemos (Marcos 1:16).  

Reflexión 1: Todos estaban a orillas del mar de Galilea. Ésta región era menospreciada y rechazada porque muchos de sus habitantes no eran judíos. Estaba muy distante de Jerusalén y no abundaban los centros educativos. A pesar de esto Jesús fue allí para escoger a sus primeros discípulos. Lo que quizá las autoridades de la capital rechazaban para Jesús era muy importante.      

Reflexión 2: El versículo diez y seis nos dice que Jesús “los vio”. El Señor fijó su mirada en ellos y da inicio al cumplimiento de Su plan con ellos. Jesús te vio desde antes de nacer (como se lo dijo a Jeremías: “desde antes que te formases en el vientre te conocí”), el Señor te ha visto desde tu infancia y juventud, y en el momento indicado se acercó a tu corazón y te ha llamado o te está llamando. Por amor se ha ocupado de ti, él ve claramente para que fuiste diseñado.        

2) Seguir a Jesús nos lleva a escenarios de bendición (Marcos 1:17).

Reflexión 1: Jesús transforma nuestra vida. En el caso de Simón:

Lo lleva de trabajar con peces a trabajar con personas.
De las redes a un mensaje poderoso acompañado de señales y prodigios.
Del anonimato a impactar miles y miles de seres humanos.
De la rutina a orillas del mar de Galilea a una vida sobrenatural de fe y milagros.

El Señor nos lleva a nuevos escenarios de bendición y gloria.         

Reflexión 2: La frase “Venid en pos de mí” nos lleva a hacernos varias preguntas, cuyas respuestas nos permitirán ver cuál es nuestro objetivo de vida:

¿Cuál es nuestra pasión o anhelo más profundo?
¿Cuál es nuestro deseo al despertar?
¿Qué es lo que hace palpitar nuestro corazón?
¿Nosotros vamos en pos de qué o de quién? El consejo divino es: “Vamos en pos de Jesús”.     

3) Seguir al Señor Jesús es una decisión (Marcos 1:18).

Reflexión 1: “Dejaron sus redes”. Las redes representan su trabajo, su actividad diaria, aquello de lo que dependían para subsistir. No dice la Biblia que debemos abandonar nuestro trabajo (a menos que sea ilegal por supuesto), más bien nos hace reflexionar en aquellas cosas que debemos dejar o abandonar para poder seguir a Jesús.   

Reflexión 2: “Dejando sus redes le siguieron” era para ellos necesario dejar eso atrás, pues serian un estorbo o impedimento para seguir al Señor. ¿Qué cosas debemos dejar o abandonar para seguir realmente a Jesús? ¿Qué cosas nos están estorbando para responder al llamado de Dios? pueden ser algunos obstáculos como: 

a) Amistades cuyas invitaciones nos apartan del camino de Dios.
b) Negocios deshonestos o ilegales.
c) Pecados que agradan al alma, pero hieren y lastiman el espíritu.   
d) Miedos (al compromiso, a la responsabilidad, a las dificultades propias de servir a Dios, etc).
e) Deseo de tener todas las bendiciones del Señor, sin dificultades por seguirlo.

Sin embargo Simón y Andrés decidieron seguir a Jesús. No hay mejor decisión que seguir a Aquel que nos lleva a la vida eterna, no hay mejor camino que el que nos libra del castigo y la confusión eterna. Ese camino y verdad se llama Jesucristo nuestro Señor.    

4) Rompe con el pasado malsano.    

Reflexión 1: Marcos 1:19. Es muy interesante ver el dato que la Biblia nos anexa: “ellos remedaban las redes”. Jesús mira ahora a Jacobo y a Juan su hermano quienes restauran las redes que se han roto en su trabajo diario. Era el resultado normal producido por el desgaste en su trabajo. Dios los usará restaurando miles y miles de vidas. Esto nos recuerda que las experiencias tristes y dolorosas de la vida serán restauradas por Dios para bendición y restauración de muchos.

Reflexión 2: “Redes rotas” nos hacen pensar también en daños del pasado o pérdidas sufridas. En muchas ocasiones las personas se quedan contemplando los daños recibidos y por las heridas causadas permiten la amargura y los miedos que les impiden avanzar de nuevo y pasar a otros niveles en su vida con la ayuda de Dios. No rompen con su pasado, y éste les mantiene atados o impedidos. Es necesario perdonar y renunciar a toda raíz de amargura, avanzando hacia aquello que Dios tiene planeado para nosotros.           

5) Seguir a Jesús implica renunciar a muchos “afectos” (Marcos 1:20). 

Reflexión 1: Es necesario honrar y valorar a nuestros padres, pero Dios merece y espera mayor honra, esto es obediencia. Seguramente Jesús no les dijo: “Nunca más verán a sus padres” pero ahora el primer lugar en su corazón lo ocuparía el Señor (por supuesto esto fue un hermoso proceso).

Reflexión 2: Es interesante ver que Zebedeo significa: “Dios ha dado” y “porción abundante”. Al ver además que él tenía jornaleros y trabajaba con sus hijos, podemos concluir que tenían un buen negocio y por tanto a Jacobo y a Juan les iba bien y estaban cómodos (eran los hijos del dueño), y pudo esto haber sido su argumento para no seguir al Maestro. Sin embargo lo siguieron.

Reflexión 3: Dios los usó poderosamente, llevaron el evangelio por las naciones del mundo conocido, el Señor los bendijo y les dio lugares importantes aquí en la tierra. También tendrán lugares de honra y privilegios en el cielo, por ejemplo la ciudad celestial según Apocalipsis es de oro puro, y el muro de la ciudad tiene doce cimientos cada uno es de una piedra preciosa, entre ellas zafiros y esmeraldas, dice la Biblia: “Y el muro de la ciudad tenía doce cimientos, y sobre ellos los doce nombres de los doce apóstoles del Cordero” Apoc. 21:14.

Conclusión: Dios sabe lo que hace, él sabe a dónde nos lleva. Siempre estará dispuesto para darnos nuevas fuerzas y nos alienta cada día para que avancemos siguiendo sus pisadas.

(Escrito por pastor Gonzalo Sanabria).


Te invitamos a leer: “ISRAEL CRUZA EL MAR ROJO”.     



0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada